Defender a Aporrea como medio de comunicación popular y revolucionario

Las amenazas contra Aporrea se han producido desde la época de Chávez. Precisamente el actual presidente y la primera combatiente formularon más de una vez en la dirección del PSUV la necesidad de "sacar fuera del aire" a ese nido de "ultraizquierdistas" que significa Aporrea. La idea fija de "cómo callar a la ultraizquierda" giraba permanentemente en el discurso interno de Maduro cuando Chávez estaba vivo.

No creo que Aporrea sea un reducto de sectores de extrema izquierda. Sí ha sido durante 18 años un medio al servicio principalmente de los sectores populares revolucionarios comprometidos con un verdadero cambio en este proceso iniciado con el triunfo electoral de Chávez en 1998.

Aporrea permite un debate democrático en el seno del amplio espectro político que se enfrenta al capitalismo mundial y que se manifiesta de alguna forma en la lucha política venezolana. En Aporrea escriben altos funcionarios del PSUV y del gobierno de Maduro, como Elias Jaua y Adán Chávez, y escriben también profundos críticos de las desviaciones estalinistas y fascistas que el actual gobierno ha tenido del plan original plasmado en la constitución de 1999.

Muchos han sido los esfuerzos del gobierno de Maduro por silenciar a Aporrea. Hace algunos años el señor Arreaza le dijo a varios de los responsables de Aporrea que este medio "estaba infiltrado por la CIA", insinuando que debía salir "fuera del aire", pero nunca fue capaz este mismo Arreaza de reunirse seriamente cuando se le propuso que mostrara las pruebas de esa supuesta infiltración de la CIA.

En los últimos años Aporrea ha recibido ataques de hackers que la han dejado fuera de circulación por varios días en más de una ocasión. Este hackeo se ha complementado con el bloqueo de Aporrea en los servidores del gobierno de CANTV y MOVILNET, que impide que todos los ciudadanos que se conectan a internet por medio de esas empresas oficiales tengan acceso a los contenidos de la página.

En fecha más reciente, uno de los escritores en Aporrea, el docente Javier Vivas Santana, fue y permanece detenido por la Dirección de Contrainteligencia Militar acusado de algo que tiene que ver con sus críticas hacia el gobierno de Maduro que expresaba semanalmente en aporrea.

No tenemos la menor duda que la permanencia del madurismo en el poder seguirá buscando el cierre total de Aporrea y la criminalización de quienes formulamos a través de ella propuestas de lucha social y de compromiso de cambio revolucionario alternativas y distanciadas de este farsesco "socialismo" de Maduro-Cabello-Padrino.

Sabemos que en cualquier momento el gobierno intentará, como ya lo han hecho varias veces Mario Silva, Zurda Konducta y el Mazo Dando, asociar a Aporrea con algún hecho criminal o con una supuesta acción del imperialismo gringo, para justificar alguna medida de bloqueo definitivo de la página y de persecución y cárcel contra sus principales responsables y columnistas críticos del gobierno.

El único camino que transita Maduro y su gobierno es el del fascismo. Del pensamiento único. En términos comunicacionales, Aporrea no puede existir en el esquema de poder autoritario que el PSUV-FANB desarrollan progresivamente en todo el territorio nacional y en todos los espacios institucionales, empresariales y hasta en las mismas "organizaciones de la base popular".

Por ello es muy importante que Aporrea siga existiendo. Sin Aporrea el apagón comunicacional en Venezuela sería bárbaro, en el campo de las fuerzas progresistas y revolucionarias. El blackout informativo que impone el madurismo desde el poder se diluye sensiblemente con la existencia de Aporrea y su amplísima red de colaboradores que en todos rincones de Venezuela escriben y analizan sobre el proceso político bolivariano.

Aporrea no es un instrumento de la CIA. Como tampoco lo es del gobierno-psuv. Aporrea no está al servicio de una visión liberal burguesa de la comunicación ni se inclina hacia la defensa de la falsa "libertad de prensa" como la que postulan las potencias occidentales. Pero tampoco suscribe la visión totalitaria de los "despotismos orientales" que gobiernan en Rusia, China, Irán, Turquía y hasta en Cuba, en donde tampoco existe libertad de opinión y sólo impera la "razón de Estado".

Aporrea es pueblo bolivariano movilizado para avanzar en un verdadero programa de cambios que intentó formularse en el proceso constituyente de 1999. Aporrea es la corriente histórico social que se despertó nuevamente el 27 de febrero de 1989 y que no se resigna al silencio de la traición y la corrupción que hoy nos dominan. Aporrea es Venezuela, en sentido cultural, es democrática, igualitaria, antihegemónica, antiimperialista, bolivariana, nuestramericana.

Aporrea es hoy un faro que mantiene alumbrado el camino de las luchas del pueblo por una mejor sociedad. No permitamos que la silencien.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1338 veces.



Roberto López Sánchez

Roberto López Sánchez (Caracas, 1958). Profesor Titular de la Universidad del Zulia (LUZ) con ingreso en 1994. Licenciado en Educación (LUZ, 1994). Magister en Historia (LUZ, 2005) y Doctor en Ciencias Políticas (LUZ, 2013). Actualmente dicta 6 materias en la Licenciatura de Antropología en LUZ: Historia de América; Historia de Venezuela; Intercambios Económicos; Poder y Movimientos Sociales; Culturas Afroamericanas; y Modo de Vida e Identidad Nacional. Ha dictado seminarios a nivel doctoral y nivel maestría en universidades venezolanas; y seminarios de Historia de Venezuela en universidades de Chile y España. Actualmente coordina la Unidad Académica de Antropología. Ha dirigido proyectos de investigación a través del CONDES-LUZ, y CLACSO. Línea de investigación: estudio de los movimientos sociales. Ha publicado más de 50 trabajos científicos. @cruzcarrillo09

 @cruzcarrillo09

Visite el perfil de Roberto López Sánchez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: