Banco del Sur, un sueño que se concreta

Rebanadas de Realidad - Revista Question Nº 37, Buenos Aires, 10/12/07.- Cuando esta revista ande recorriendo las calles de la Argentina y de una partecita del sur continental, se habrá puesto en marcha, con la rúbrica de los jefes de Estado involucrados, el Banco del Sur.

Es probable que muchos lectores observen, a priori, con simpatía el emprendimiento. No es seguro, sin embargo, que todos vean en profundidad su significado estratégico. Por eso ofrecemos estas reflexiones: tal vez deban tomarse en cuenta, tal vez puedan ser debatidas con otras personas, seguramente merezcan complementos y acotaciones.

Apuntes sobre piratería

Cuando se conoce el funcionamiento de los organismos financieros internacionales, se comprende más cabalmente porqué es preciso resquebrajar su influencia sobre nuestros países.

El esquema básico es así: una nación contribuye a capitalizar la institución con un monto determinado; luego, la entidad otorga créditos a las empresas más importantes de ese lugar; finalmente, el Estado se compromete a devolver los préstamos con recursos fiscales.

A simple vista parece una estafa demasiado evidente como para ser cierta. Empero, con todas las variantes que cada caso pueda ofrecer, ese es el circuito básico utilizado por las entidades financieras que han atorado el crecimiento argentino en las décadas recientes.

No sólo han prestado nuestro dinero a corporaciones que no lo necesitaban y no lo invirtieron localmente; además, los ciudadanos comunes pagamos esos créditos y sus intereses sin haberlos pedido ni usufructuado directa ni indirectamente.

Si bien el mecanismo funciona así en el orden global, la Argentina posee una versión radicalizada de absorción integral de deudas artificiales, impuesta por la corruptela esencial de la dictadura militar.

Apuntes políticos

Hay algunos elementos interesantes en todo este proceso. Uno de ellos es que varios protagonistas de la estafa, por ejemplo Domingo Cavallo, tuvieron una prolongada trayectoria política posterior a su accionar delictivo.

Otro es que su máximo responsable en el área económica, José Alfredo Martínez de Hoz, continúa impune pese a los intentos de varios ciudadanos por desplegar acciones en su contra.

Otro, que gobiernos y congresos posteriores al período dictatorial reconocieron ese falso adeudo como si se tratara de un compromiso ineludible de nuestro país y no una acción fraudulenta dispuesta por un gobierno anticonstitucional.

Otro, que algunos sectores que se definen como nacionalistas y suelen perorar contra Bernardino Rivadavia y la Baring Brothers, acusan a quienes denuncian la deuda actual por "izquierdistas" y "apátridas".

Esas mismas franjas cuestionan el Banco del Sur por tratarse de "una estratagema de Chávez" sin observar que puede constituir un beneficio pleno para nuestros pueblos y nuestros territorios.

Y no faltan aquellos que, al desplegar críticas económicas fundadas sobre el gobierno argentino, confunden los ejes de la cuestión y menoscaban todas las acciones del mismo, incluido el acertado acercamiento a la nueva entidad bancaria sureña.

Apuntes estratégicos

Sin embargo, el surgimiento del Banco del Sur puede permitir que la capitalización que nuestros países ofrecen resulte orientada a las zonas económico sociales que realmente lo necesitan y que el interés de las líneas de crédito sea adecuado a las economías que integran la región.

Eso no es todo. Según los planteos de los miembros, el Banco del Sur promoverá las actividades vinculadas a industria, agro-industria, infraestructura, energía, telecomunicaciones, minería, metalurgia, siderurgia, petroquímica, por mencionar las áreas centrales.

Esto es: créditos razonables para emprendimientos trascendentes.

En el terreno operativo, se ha estimado que el banco tendrá un capital superior a 7.000 millones de dólares y que los países miembros concretarán su aporte conforme a su peso económico, dentro de una banda que contendrá un piso para los socios de menor desarrollo y un techo para los mayores.

Como ha señalado el especialista Ricardo Ángel Cardona, "América Latina ha exportado materias primas a Europa y Norteamérica por cinco siglos y no ha quedado ahorro interno para el desarrollo local. Grandes deudas externas e internas se han originado en falta de respaldo financiero y crediticio oportuno y acorde a planes de desarrollo endógeno en la región. Causa máxima es que este continente ha sido gobernado por oligarquías de todo pelaje y disfraz en forma dictatorial o llamada democrática, pero ninguna interesada en convertir a Latinoamérica en gran potencia industrial y científica mundial, pero ante todo pacífica y tecnointeligente, al servicio del equilibrio económico, filosófico y armonioso de la humanidad."

De allí que la creación del nuevo banco sea decisiva: "Con este capital base se podría en el mundo financiero mundial apalancar préstamos por cantidad cien veces mayor y a corto plazo, pero también de libre disponibilidad y con intereses más bajos. Reservas hidrocarburíferas y minerales en garantía por parte de los tres países fundadores superan fácilmente 500 trillones de dólares. El PIB de EE.UU. anual actual no sobrepasa doce trillones americanos (seis ceros que para europeos significa billones). Ha llegado la oportunidad continental para reconvertirse en potencia mundial pacífica y planeadora de desarrollo integral armónico."

Efectivamente, el columnista de ALAI avizora, como lo ha hecho anteriormente el gran oriental Alberto Methol Ferré, la enorme perspectiva que se le abre a nuestra región al poner en marcha una iniciativa que, con un costo de capitalización relativamente bajo, ofrece una proyección inigualable. ¿Bueno y barato? Sí, crease o no: bueno y barato.

Hacer el futuro

El agrupamiento continental a nivel mundial, las dimensiones de las economías que se despliegan para el nuevo orden multipolar son datos que hablan a las claras de la necesidad que nuestros países tienen de coaligarse para enfrentar los tiempos venideros.

Aquellos que todavía dudan deberían observar que una Argentina solitaria no tendrá posibilidades de desarrollo en un orbe surcado por potencias gigantescas. Y que la búsqueda de acuerdos bilaterales con otras zonas apenas puede derivar en relaciones de sometimiento debido a la disparidad de fuerzas.

El Banco del Sur es un paso excepcional para contrarrestar el accionar de quienes pretenden aprisionar nuestro territorio y doblegar nuestra capacidad productiva. Implica crecer, en el más vasto sentido de la palabra.
(*) Director Periodístico Revista Question Latinoamérica. Director La Señal Medios. Co conductor programa Frente a Frente en Canal Metro. Realizador de programas en AM 1010 Onda Latina y FM 89.1 Radio Gráfica.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2333 veces.



Gabriel Fernández (*)


Visite el perfil de Gabriel Páez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas