La España sin solución

La España política o la política española difícilmente tienen solución. España y su destino político está en manos de jueces y periodistas, de la judicatura y del periodismo, básicamente, ambas superestructuras, franquistas con los retoques y novedades impuestas por el paso del tiempo y no tanto por su pertenencia a la Comunidad Europea a la que prácticamente no tiene nunca en cuenta.

En estas condiciones, España está abocada a caer directamente en brazos franquistas o neofranquistas. Ni siquiera fascistas ni nacionalsocialistas identificados por dos ideologías paralelas bien estructuradas y con ciertos valores . El franquismo es en cambio de una simplicidad tan ridícula como práctica en cuanto al manejo del exclusivismo social. Es decir, de la ultra derecha y de la derecha, dos versiones del talante intolerante, clasista, exclusivista y al mismo tiempo tramposo, caciquil y mafioso de quienes desde hace siglos vienen dominando en la piel ibérica con la excepción de dos cortos periodos republicanos.

Mientras en España no haya un golpe de timón en la judicatura y en el periodismo predominante, España, con sus interminables deficiencias en materia de justicia ordinaria y social, seguirá siendo una taberna para Europa y una nación tercermundista en su organización política, social, pedagógica, humanista y cultural…



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1032 veces.



Jaime Richart

Antropólogo y jurista.

 richart.jaime@gmail.com      @jjaimerichart

Visite el perfil de Jaime Richart para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Jaime Richart

Jaime Richart

Más artículos de este autor