Otro enfrentamiento más en la sociedad española

Por si fueran pocos los enfrentamientos seculares en la sociedad española, aquí tenemos uno nuevo desde hace prácticamente un año, que empieza a ser también muy desestabilizador y muy grave…

A la gravísima y secular contienda en España entre creyentes acaudillados o respaldados por el poder, y ateos temerarios por contumaces a quienes les esperaba la hoguera; al enfrentamiento ya también secular entre franquistas y comunistas a quienes por tales tienen estos a todos los que no están con ellos o su causa; al no por más o menos larvada o subterránea pendencia que sitúa frente a frente a monárquicos (con todo su coro mediático y parte de los políticos que un día se declararon republicanos) y republicanos de convicción, se ha sumado otro enconamiento: el actual entre vacunados protegidos por el poder, a quienes nada garantiza la supuesta prevención, vuelven a contagiarse y también se mueren, y quienes responsablemente no quieren vacunarse y afrontan la suerte -al final su destino- de su salud a pecho descubierto; eventualmente solo con mascarilla, mínimo contacto social, vida sana y el refuerzo de vitaminas antivirales… negacionistas con que les marcan los otros, a quienes, reproduciéndose aquellas otras infames y seculares circunstancias, les espera la persecución de los poderes actuales, médico-sanitario y político, pero también la hostilidad exacerbada de la inmensa mayoría de los mutantes antes llamados chusma…

Y pongo en espejo a ateos y creyentes, por un lado, y a afirmacionistas y negacionistas, por otro, porque la naturaleza de lo que se cree y en lo que se cree, y de lo que no se cree y en lo que no se cree es del mismo o muy parecido paño…



Esta nota ha sido leída aproximadamente 353 veces.



Jaime Richart

Antropólogo y jurista.

 richart.jaime@gmail.com      @jjaimerichart

Visite el perfil de Jaime Richart para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Jaime Richart

Jaime Richart

Más artículos de este autor