¡Chávez come back please!

“Sin ti que me puede ya importar si lo que me hace llorar está lejos de aquí…”

Pepe Guízar 

¿Qué carajos hacemos nosotros sin Chávez, Diputados? La pregunta la hace Willie, el “honorable” secretario de la MUD, apoyado sobre su bate al estilo mister Octubre luego de dar un vuela cercas. Los presentes parecen carajitos en un salón de clase ante un interrogatorio inesperado de un maestro maluco. Unos ven el techo, otros se  hurgan narices y orejas, algunos se hunden en su asiento. No dicen pío siquiera.

Ya no hay un general que se pronuncie para hacer regresar a Chávez de su periplo como en aquel 2002 de sus tormentos. Pensaron “enchiquerarlo” con lo de los pranes, pero se les cayeron los planes y ahora están allí, en pleno, sin pena ni gloria. Planas les toma fotos con su blackberry. Más de uno le enseña el dedo grosero ¡Mñesumadre esa cadera, no joda!, se escucha pujadito por el fondo. Luego siguen algunos ¡Umjú! Suspiros, masajes de quijadas, rasquiñas de cogote y reflexivas levantadas de cejas.

Nosotros necesitamos que Chávez esté aquí, continúa Ramón Guillermo Aveledo. La “honorable” MCM lo mira con rabia y tuerce la boca. Espantada por la idea de que no son nada sin Chávez se le sale: ¡Me privooo, no puede seeerrr! Los presentes ríen y le hacen cuchufletas. Henry se pone una mano sobre la boca y entona: Tuturututuruuu.

Willie se golpea la suela de los zapatos con el bate y amonesta: ¡Pues si puede ser, diputada! Miren la vaina que no está pero sube en las encuestas; le hemos echado bolas como nunca y como siempre todo es inútil; anda lejos pero lo tenemos pegado en los fondillos; Globovisión ladra que ladra y la revolución avanza y avanza. Unos súbitos ¡Zape gato! ¡No seas pavoso, chico! lo interrumpen de nuevo; se molesta y grita: ¿Ah nooo? ¿Y quién de ustedes no anda preocupado por eso? ¿Son vainas mías? Entonces díganme ¡Qué carajos hacemos sin Chávez!

Y comienza la tormenta de ideas (nada que ver con publicidad y mercadeo, es que son atormentados): ¡Vamos a adelantar las primarias! ¡Vamos al entierro de CAP! ¡Vamos a tomar la embajada cubana y le decimos que si no vuelve se van a tener que comer las alfombras! ¿Y si mandamos a un espía a hacerse un chequeo médico en Cuba? ¿Y si tomamos unas fotos de unos juanetes y decimos que son de él? ¿Y si hacemos unas pancartas que digan “Sin Chávez aquí, nada; con Chávez aquí, todo”? ¡Aaah, ya sé…

Al rato estaban todos enMUDecidos, con  suspiros, masajes de quijadas, rasquiñas de cogote y reflexivas levantadas de cejas.

Solo MCM estaba tiesa, de una sola pieza.

coolthin@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2972 veces.



Plácido Delgado


Visite el perfil de Plácido Rafael Delgado para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Plácido Rafael Delgado

Plácido Rafael Delgado

Más artículos de este autor