Con mis tiranos no te metas

Paradojas de CAP A Murabak

Ayer 4 de febrero de este 2011,  al filo de la madrugada monitoreando CNN desde mi observatorio de ciudadano afrodescendiente independentista, en ese espacio generoso mediático,  que es una suerte de micrófono abierto, puesto en manos de ese excelente entrevistador que es Ismael Cala, egresado estándar de una universidad del oriente cubano, miraba hablar a Carolina y Marta Pérez, sobre el conflicto necrológico desatado por la tenencia funeraria del cuerpo de Carlos Andrés Pérez con sus otras hermanas de padre, hijas de Cecilia Mattos con este ex presidente venezolano conocido como CAP, famoso por muchos hechos políticos controvertidos y escabrosos como el Caracazo.

Mientras las hijas de CAP daban declaraciones con un aíre beatífico, por esas paradojas de la historia, el programa daba paso al seguimiento informativo sobre la revolución ciudadana islámica norafricana- mostrada como invento exclusivo de la juventud por los medios privados -  que mantienen los egipcios contra Hosni Mubarak uno de los "tiranos buenos" y favoritos del eje USA/ OTÁN que en ese convulso vecindario,  acaba de perder a manos de otra insurrección civil en Túnez a Ben Alí, otro "santo" tirano favorito de la CIA, entidad que ahora se quiere apropiar, de dichas revueltas inventándole logos muy parecido a los de la rosa Blanca de Peña Exclusa y su combo en Venezuela.

Mientras las hijas de CAP, entre dislexia y dislexia, van haciendo la cuña esperada contra el independentista Hugo Chávez Frías, a quien acusan de no tener palabra, de haber perseguido a su padre y quererlo llevar a la cárcel por segunda vez, de haber llevado a Venezuela por el despeñadero y haberle negado a Carolina,  la que más dislexias muestra al hablar, un pasaporte para ir a ver a CAP a Miami,  no puedo dejar de pensar en el manual para manejo de situaciones rosas de la CIA, que hábilmente emplea día a día Globoveneno:

El tuétano de la estrategia es el mismo empleado en Miami por los dolientes de Batista y su régimen, en otras palabras, mientras las chicas muestran a CAP como la encarnación democrática de un Jesucristo político, capaz de superar en proporción a Francisco de Asís, mientras ellas dejan en Cecilia Mattos la culpa de los desmanes y desaguisados administrativos ocurridos durante los mandatos de CAP, las imágenes ahora desde el Cairo muestran la estrategia desesperada de Mubarak al intentar frenar su caída,  mediante policías y matones vestidos de civil - sus seguidores – quienes intentan romper la huelga, todo ello me lleva a comparar los dos casos:

Tanto el caracazo como las rebeliones que hoy recorren el norte de África son parte del mismo recetario del FMI que en todas partes extermina la clase media y crea condiciones de miseria que abarcan a la población en más de un 65% de pobres, un 20 de % indigencia, un 10% de clase media, un 2, 5% de estrato 6  - ejército, funcionarios públicos especuladores y tramoyeros.

Y en la cima de esa pirámide de la infamia,  edificada por la cultura de la viveza,  un 2, 5% de la superclase de terratenientes y altos funcionarios que especulan al más alto nivel, núcleo asiduo visitante de las USA embajada, conformado por familiares del alto mando militar y empresarios de la banca en contubernio con Wall Street y grandes negocios con manejo de información privilegiada - tipo Agrochanchullo- con las consabidas concesiones al capital extranjero o movidas como las partidas secretas,  que tanto hicieron famoso a CAP en su momento de gloria.  

Pero mientras Mubarak ante su "Cairazo", apenas hasta el día de hoy con sus militares adiestrados por la CIA y los USA agregado militares, no se atreven a masacrar al pueblo de manera explícita, CAP y sus militares en el Caracazo no temblaron en ordenar y ejecutar la masacre del pueblo,  que protestaba contra un paquetazo neoliberal que venía de asolar a Brasil, Ecuador, Méjico y Argentina, llevándose por delante a los hasta no hace mucho "ejemplares gobernantes:” Salinas de Gortari, Collor de Mello, Yamil Mawad, Sánchez de Lozada, De la Rúa o Menem.

En un artículo con título homónimo - http://www.aporrea.org/ddhh/n172130.html-firmado por Emma Grand de AVN, reproducido por Aporrea,  se calcula que más de cuatro millones de proyectiles fueron disparados contra los manifestantes del Caracazo, por las fuerzas armadas adiestradas en la tenebrosa Escuela de las Américas, comandados por el Mindefensa, el General de división Ítalo del Valle Alliegro. Alexis un sobreviviente de los hechos del Carazo, recuerda lo sucedido en el retén de la prisión de Catia, donde los presos eran liberados y masacrados por las fuerzas militares que avanzaban con un tanque artillado, amén de los disparos padecidos por las barriadas populares los días siguientes.

A juzgar por la mala influencia de Cecilia Mattos en "los errores" de CAP, que Marta y Carolina Pérez le atribuyen en la entrevista  a la concubina de su finado padre,  surgen varios interrogantes: ¿Quiénes son los culpables de esa "masacre patriótica"?  ¿Cecilia Mattos o Ítalo del Valle Alliegro? ¿A quién culpar por esos más de 275 muertos que reconoció un parte oficial de la época?

Y eso que no se incluyen los 65 sepultados como NN en una escombrera que recuerda Emma Grand en su nota. Es bueno saber que por esa masacre ni CAP ni su estado mayor recibieron sanción mediática de CNN. Tampoco el juez Catton de la CIDH ni el USA presidente de la época que era George Herbert Walker Bush - el papá del carnicero de Afganistán e Irak- se pronunciaron por estos muertos,  ni criticaron lo que para ellos sin duda, era la política ejemplar de derechos humanos de CAP. 

En eso también fue más afortunado CAP que Mubarak: en ese entonces y como siempre sólo se investigaban en la Corte Interamericana de Derechos Humanos - CIDH de Catton- a duras penas los asesinatos de sindicalistas en Colombia, pero no las masacres cometidas en países productores de petróleo donde USA y sus multinacionales gobernaban la industria del crudo, como si fuera propia.

Por eso a Mubarak, en esta época de independentismo y con UNASUR, Obama e Hilaria apenas le hacen tímidas recomendaciones de respetar las libertades públicas de la multitud, mientras a los manifestantes se les exige manifestarse en forma pacífica, así Mubarak les envíe fuerzas rompe huelgas armadas y fletadas en autobuses  por el estado, que hacen recordar a las camisas pardas de Mussolini.

Por eso  el Pentágono,  Hilaria de Clinton y su karomanty presidente, alarmados por los procesos independentistas que le representan los presidentes de UNASUR,  que decidieron gobernar sin consultar el oráculo de sus USA Embajadores, cuando tocan a un estafador, a un sindicado de colaborar con la operación Cóndor -dueño o dueña de medios - o  cuando encarcelan a alguno de sus terrorista "buenos" como Luís "Bombitas Embajadoras" Díaz, a estafadores "ejemplares  de la democracia" como los que protegen en Miami, rasgan sus vestiduras y con sus acólitos del País y el PP,hacen ruedas de prensa y aquelarres,  fungiendo como defensores de las libertades públicas.

Por eso mientras Carolina queriendo decir "querría", conjuga el verbo querer como "querriría" - "mi padre ser enterrado en Venezuela"- yo me acuerdo que el carcelazo de CAP se lo dio el gobierno de Caldera que lo sucedió y no el gobierno del "tirano y errático" zambo de Sabaneta que según ellas "no tiene palabra", pero que entró a gobernar en 1999, después del segundo mandato de Rafael Caldera.

Aunque yo personalmente creo que en esta democracia vilipendiada como dictadura, donde Luís Díaz escapa gozando de condiciones de excarcelación por trabajo social, o la jueza Afiuni presa por prevaricar,  accede a la casa por cárcel, en esa democracia estigmatizada por un coro mediático que representa "los derechos humanos de las multinacionales" a privatizar hasta el aíre, allí existe una división de poderes, donde hay jueces y juezas que adversan al proceso independentista y han hecho fallos que afectan el debido proceso de Sabino Romero, William Sanguino o la misma soberanía venezolano sobre sus recursos, que una de ellas declaró "relativa" ante la intromisión de tribunales extranjeros.

CAP definitivamente tuviste mucha suerte: te moriste sin responder por las masacres del caracazo, tus afectados nunca te olvidarán en tu real dimensión aunque tus "errores" un grupo de tus hijas se los achaquen a Cecilia Mattos. Tal vez tu buena estrella que te la dañaron tus pleitos intrafamiliares necrofáticos,  no es la misma que tendrá Mubarak, quien difícilmente morirá como un héroe ante su pueblo, que a diferencia de Venezuela no tiene una MUD sino una hermandad islámica de poca monta revolucionaria, que no acudirá a santificar a su tirano para la historia.

De pronto en cuanto a medios locales, ha contado con mejor suerte Mubarak que CAP, porque en el caracazo el NAZIonal de la época de Fabricio Ojeda y de Humberto Álvarez denunciaron la masacre del Caracazo y lograron apoyar  la labor del Comité de Familiares de las Víctimas (Cofavic), que desencadenó en un fallo tardío de condena de la CIDH contra el estado venezolano en cabeza de Chávez,  a pagar por los muertos de CAP y allí vuelve a tener muy buena estrella CAP, porque el estado patrocinador de la MUD,  que lo convirtió en ciudadano ejemplar, ni lo menciona como el comandante constitucional en jefe de las fuerzas armadas que ejecutaron las masacres del Carazo´. 

Mubarak en cambio, le tocan unos medios tan desprestigiados como CNN y FOX, que han querido santificarlo sin éxito como el gran aliado en el medio oriente de USA y de la OTAN. Por ejemplo, los burros cargados de plata de Fox,  en el colmo de la estupidez ubicaron a Egipto en un mapa del absurdo mediático, al lado de Irán e Irak en Asía meridional y no en el Norte de África.

No hay que olvidar que un juez español obstaculizado por fiscales del PP, uñas y mugres de la CIA, intenta esclarecer la muerte del súbdito español en los hechos del Hotel Palestina, el caso del periodista José Couso asesinado por los disparos de un tanque Abrahams durante el comienzo de la invasión a Irak que derrocó a Sadam Hussein, el  antiguo aliado de USA contra Irán en 1982. Ni tampoco a los marines masacrando civiles desde un helicóptero Apache,  allí mismo años después,  en ese mismo país donde cayó un reportero árabe de nacionalidad libanesa.

Por eso no suena convincente el sonsonete de Hilaria y de Obama, llamando a la concordia ni mucho menos Crowley cuya cara se quiere caer de la vergüenza cada vez que lee un comunicado. En ambos casos, toda esta plutocracia planetaria en el fondo, liderada por El País y El Mundo, desde la justificación de Duvalier en Haití, parecen connotar un coro que dice: "con mis tiranos no te metas". 

(*) de Tolú. Ciudadano Afrodescendiente independentista de la Región Caribe en la República de Colombia.

makromokamboniko@hotmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2626 veces.



Nicolás Ramón Contreras (*)

Ciudadano Afrodescendiente Independentista de la Región Caribe en la República de Colombia. RED INDEPENDENTISTA DEL CARIBE. Observatorio Independiente de Medios y estudios académicos desde perspectiva de género y etnia.

 makromokamboniko@gmail.com

Visite el perfil de Nicolás Ramón Contreras H para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Internacionales


Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social



US mp N GA Y ab = '0' /internacionales/a117067.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO