Bernard Preynat: el cura abusador de niños en Francia

Perversa historia de la pederastia francesa que como abominable (no debe tener perdón de Dios) llevó a cabo un cura francés Bernard Preynat en Francia por dos décadas -1971-1991- abusando semanalmente de 4 a 5 niños, que debe servir de escarmiento para esa iglesia católica como la más corrompida del mundo en todos los siglos de su existencia y, en particular de ese conglomerado de fariseos y farsantes que como curas pulcramente fantasean en la CEV que a diario los tenemos opinando y discursando con su manual de política en una sola dirección -vaya moraleja- como si fueran a corregir y solucionar nuestros males en vez de confrontar los inherentes problemas de su iglesia que son muchos y penosos y, lo de ese cura francés lo sabía la iglesia francesa y lo ocultó hasta que reventó y, acá acaso, ¿nada de nada, de verdad acá está la iglesia forrada de padres santos? Ninguno se ha desviado -importa o, no importa-.

No sé que dirá la CEV al respecto de qué forma les pega a ellos esa situación dentro de su acomodo espiritual que en vez de salvar almas que no vayan al infierno y ponerlas a disfrutar, o por lo menos tratar de lograr los mejores beneficios de sus miembros que lleguen al cielo nutridos como servidores natos de honestidad y no al infierno, que además, ya lo viven en la tierra que es donde afecta y todo se paga, a la buena de Dios con caprichos y sin ellos y, hasta pierden su tiempo como opositores al gobierno con una rencilla inocultable en favor de los poderosos y no de los pobres, pobres que no tienen acomodo en ninguna parte y, ellos son más dados a la crítica malévola, irreconciliable, despreciativa, que no hay uno de ellos que uno pueda decir, ése es un dios, más bien andan como amargados, metidos en una guarimba de incertidumbres de desprecio y odio nada consolador con sus diatribas permisivas como si todo lo que padecemos se lo debemos al gobierno solamente -¿ciegos de compromisos dudosos o, inocentes felices?

La fiesta de la Divina Pastora fue la fiesta bien particular del administrador de la curia barquisimetana, monseñor Víctor Hugo Basabe, quien sin pelos en la lengua como un líder político en la plaza de Chacao, abierto como un libro de los demonios sueltos, se fue de bruces y soltó sapos y culebras y se olvido de Dios y de la Divina Pastora y, toma lo tuyo, y con mucho rencor en su corazón inundó a su feligresía de rabia y ronchas celestiales y sálvese el que pueda, que la oposición se hizo para hacer oposición y la iglesia católica venezolana también, arrimada a todo lo que incomodé al gobierno, qué gobierno, ni qué gobierno y como un mismo estrafalario sin dignidad de cura recto sin compasión dignataria, dijo de entrada como un introito político gerencial, "Estamos obligados a responder con las armas de Dios", y seguidamente agregó: "Es el momento de la unidad (...) se nos quiere controlar viviendo en la oscuridad", ¿y cuáles serán esas armas de Dios? (todas las del mundo), pero eso de vivir en oscuridad sí es verdad, el estado Lara se la pasa todo el tiempo sin luz, aplausos. Pero, la iglesia no, ¿verdad que no, la iglesia tiene que ser de luz permanente, la luz divina?

La iglesia católica es la iglesia cristiana más abundante y se constituye de 24 iglesias siu juris: la iglesia latina y 23 iglesias orientales en comunión con el papa que, son unos 1300 millones de fieles en el mundo y ¿cómo es posible que ese sacerdote francés gozaba un imperio con ese puñado de niños semana tras semana con besos, besos en la boca, caricias, apretones de manos, jurunga aquí, jurunga allá por dos décadas, día tras día, uno tras uno, perforando la dignidad y condición humana de esos niños? Y el mundo de los católicos ciegos, todo en silencio, y la iglesia francesa cómplice y los curas de Venezuela, dónde se han expresado, donde han maldecido de furia tal aberración como acto lascivo, y usted no lo sabía monseñor Basabe, y donde tenía la cabeza metida por Dios y los que sufren y que sus camaradas curas han hecho sufrir y en particular ese monstruo. Por eso sí merece salir todos los de la CEV con las manos al cielo pidiendo auxilio de su propia iglesia, no le da vergüenza monseñor Víctor Hugo, qué lejos del Víctor Hugo de Los Miserables, jamás ustedes estarán en esa barricada, qué va, la suya es otra. ¡Qué dolor, qué tristeza!

¿Y el hijo de Dios, acaso, no fue el gran transitador de caminos?, que lo hagan los venezolanos, es su gran malestar monseñor Basabe, que manera egoísta la suya de decir las cosas y eso lo toma la iglesia para su problema en vez de ayudar a orar por ellos, antes quienes salían era clase media, ahora no, ahora se va todo el mundo y, debido a qué, usted lo sabe, no se haga el loco, que no le va bien, disimule, pero no contamine con más de lo mismo con ese honor insípido y vaya honor la de los representantes de su iglesia y sobre todo la de ese exsacerdote que hoy viejo con sus 71 años, todo enredado al igual que su iglesia y, usted se presta a tirar la primera piedra, bastante osado que es, véase en el espejo de sus convivencias, díganos su verdad dentro de su padecer como nos ve: "un pueblo que ve sus ciudades destruidas, gobernadas por quienes se olvidan de trabajar por un bien común, sino por sus interéses" y, la iglesia y ustedes no trabajan por sus interéses, Basabe, y además dijo: "Es un pueblo en el que sus mejores hombres y mujeres son amenazados por un régimen político que nos somete desde hace 20 años, lo mismo que hizo Bernard Preynat en Francia por el mismo período de tiempo, que casualidad, ¿y cómo sabe usted que son sus mejores hombre?, ¡usted divide, claro que divide, monseñor!

Lo demás que hizo el cura Bernard Preynat en Francia queda rodando por si acaso monseñor Basabe, alguna vez hace una buena referencia a su iglesia en vez de estarse metiendo en el terreno político que no es el pan de su iglesia, que hasta él mismo JGH, vendrá como santo en su auxilio a hacer más milagros y quién se quedará con el aporte de la limosna de los fieles, ¿será el gobierno?, pecadores. Alguna vez en la vida va a tener que confesarse con el pueblo también, ¿ah, Basabe, se atreverá? ¿Tiene alguno en su lista, seguro que no? Y, además de mendigar y ofender a ciudadanos, qué más ha hecho usted por Venezuela, monseñor Basabe. Fíjese que, Néstor Reverol que es un ángel de Dios que le cuida su vida, tuvo que salir a quejarse y, le dijo, que ustedes lo que sirven es para treparse en los púlpitos para corromper el evangelio, él como yo quisiéramos verlo trepado en Barquisimeto en un poste eléctrico, dándole luz al pueblo, ¿lo hará? Ver para creer.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 817 veces.



Esteban Rojas


Visite el perfil de Esteban Rojas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /ddhh/a286166.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO