Las Consultorías Jurídicas como instrumento de la derecha endógena. Reflexiones y propuestas

Siempre he afirmado que la Ley, a pesar de que en su construcción se realizan esfuerzos para que todos los casos posibles sean incluidos, eso no es posible, ya que, la realidad siempre será más rica que la Ley, lo cual da origen a las excepciones. Esto me ha llevado a plantear la necesidad de la existencia de un derecho alternativo para la realidad que implica un proceso de transición revolucionaria, y en ese orden de ideas, luego de conversar con un dilecto camarada, el camarada Hernán Nieto V. sobre el asunto, asomo una propuesta que compartimos y dejamos para el debate, comenzando con la posición que tenemos sobre las Consultorías Jurídicas en un proceso de transición revolucionaria.

     La Administración pública nacional, como parte activa y dinámica del Estado (instituciones legítimas, territorio y pueblo); genera tres productos terminales: bienes (de consumo o de capital), servicios y actos de regulación (leyes orgánicas y ordinarias, reglamentos, decretos, ordenanzas, providencias, resoluciones ministeriales y otras).

     Los actos de regulación permiten la variedad de lo posible, y en esta reflexión, en el marco de estos actos me referiré a la vigencia o no de las Consultoría Jurídicas en un proceso de transición al socialismo. Las Consultorías Jurídica tienen como función medular garantizar el cumplimiento “estricto”  de tales actos de regulación, así como la defensa institucional ante las lesiones que puedan causar particulares e instituciones en la inobservancia de estas. Para ello, estas instancias investigan y analizan doctrinas y jurisprudencias; se evacuan consultas, se definen y evalúan permanentemente los marcos jurídicos y por supuesto,  se vela por la aplicación del régimen jurídico de las instituciones. A pesar de la existencia de estas funciones y muchas otras, nos preguntaremos: ¿Cuál es la vigencia histórica y política de las Consultorías Jurídicas hoy?

      Como regla general las Consultorías Jurídicas fueron estructuradas para el mantenimiento del estado burgués en el cumplimiento de las formalidades del caso, por lo tanto, es de entenderse que solo se refieran a lo legal, sin detenerse en la legitimidad y atiendan con premura la aplicación del marco ideológico del estado burgués. Si un acto es legal, pero no es ético, el Consultor tiende a dar su aprobación.  Si el acto es ético, pero no es legal, obviamente será desaprobado, y si es legal, aún cuando no sea legítimo, recibirá un firme y enérgico “Visto Bueno”, VB al lado de una infalsificable rúbrica y correspondiente número de impreabogado. No puede ser de otra manera,  ya que, en el “estado de derecho”, su principio es la subordinación del poder político al derecho, tal como lo expresan las tesis weberiana y kelseniana, lo cual  puede ser verificado por  los amigos Consultores en una abundante literatura sobre el asunto.

      ¿A cuál legitimidad y legalidad estamos haciendo referencia?

     Legalidad para algunos estudiosos es la existencia de leyes y conformidad a las mismas de los actos de quienes a ellas están sometidos. Son la expresión manifestativa del derecho, la forma precisamente por la que el jurista reconoce la existencia del derecho. Expresa un punto de vista sobre la justicia y cristaliza en un sistema de legalidad, que para nuestros efectos es el sistema impuesto por el Estado Burgués. Platón, que nació un poco antes que este servidor, al referirse a la Ley advertía: "...la ley jamás podrá prescribir con precisión lo que es mejor y más justo para todos.." y que "..del mismo modo que el timonel.." un gobernante apto producirá "..una forma correcta de gobierno, gracias a la fuerza del arte que es superior a la fuerza de las leyes..".

     Y en un sentido muy amplio y genérico, compartimos el hecho de que la legitimidad evoca la idea de algo auténtico, justo, equitativo, razonable. ¿Cuál es el porcentaje de legitimidad de las decisiones de nuestros Consultores Jurídicos hoy?

     En un período de transitoriedad al socialismo requerimos instancias que en la materia referida trasciendan el “estado de derecho”,  que como contrabando, el Miquilenismo y otros especímenes nos metieron de primero en la Constitución antes del estado social y de justicia.

     Por cierto esos especímenes se pasean muy felices en el país, ya que,  las corrientes del reformismo y la derecha enquistadas en la Nueva Clase Política Nacional que forma parte del gobierno “revolucionario”, acuñó el slogan de que “VENEZUELA AHORA ES DE TODOS”.

     ¿Qué proponemos?

     Hoy más que nunca necesitamos que las decisiones del Ejecutivo Nacional en todas sus instancias y niveles  sean justas, legítimas, válidas, con una carga ideológica, ética y moral necesaria y suficiente, por lo tanto, planteamos la sustitución progresiva de las Consultorías Jurídicas en todas las instancias y niveles del Ejecutivo Nacional,  por las Comisarías Éticas Revolucionarias (CER), donde los hoy Consultores Jurídicos,  con la máxima autoridad de cada institución y el Comisario del Partido, produzcan decisiones que puedan ser legitimadas por el poder constituyente. El mayor peso en la decisión debe recaer sobre el Comisario del Partido.

     Es necesario que las estructuras, procedimientos y acciones, sean correctas adecuadas, con un marco ideológico, ético y moral para que su reconocimiento ante las masas les de legitimidad y mantenga la paz al incrementar la justicia, ello no ha sido, ni será posible con la Consultorías Jurídicas que hoy tenemos.

     El partido verdaderamente  revolucionario es la maquinaria capaz de generar una legitimación a través del voto. Y la revolución es la base de la legitimación política en el modelo que nos hemos impuesto para construir la revolución. Por esta razón, es necesario el Comisario del partido, que pueda detectar los mentirosos, los flojos, los ladrones y los conspiradores.

(*)Ing.

lazaroroger@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4471 veces.



Roger Lázaro(*)


Visite el perfil de Roger Lázaro para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: