¿De quién es Dudamel? ¿Del capitalismo o de la Revolución?

Voy a dejar volar a la imaginación y de esa forma tratar de darle sentido a lo que pareciera que no lo tiene. Si; pareciera que no tendría ningún sentido, ponernos como estúpidos a pelearnos, sobre los fundamentos ideológicos que privan en una persona en particular, en este caso me estoy refiriendo, al supuestamente fenómeno de la música clásica GUSTAVO DUDAMEL.

Para cualquier persona medianamente sensata esta actitud mía se tendría que tomar como una manifestación auténticamente envidiosa y; si no fuera porque hasta yo mismo me conozco aseguraría que sí, que soy un absoluto y total envidioso; pero como me conozco muy bien, sé que no es verdad, pero, como lo que pienso decir, no es, ni en contra ni a favor del señor director de música clásica, GUSTAVO DUDAMEL, aunque sí, en base a él, es necesario que explique esto, antes de que vengan algunos pajúos a decirme envidioso o resentido.

Si bien es muy cierto y muy concreto que tenemos sentirnos orgullosos y resaltar y reconocer lo virtuoso que es el señor GUSTAVO DUDAMEL, en cuanto a su excelente profesionalismo, no es menos cierto que, si estamos buscando o tratando de rescatar de alguna manera nuestras tradiciones, nuestra cultura autóctona y nuestra idiosincrasia; no será, con el ejemplo, no muy tradicional, ni muy nacionalista del estilizado DIRECTOR Gustavo Dudamel, que lo vamos a lograr. Vuelvo, repito e insisto; esto no es envidia, ni resentimiento, ni nada personal contra el señor director Gustavo Dudamel, pero ni por el carajo me puedo seguir calando el fenómeno DUDAMEL, sin que nadie se arriesgue a decir un absoluto y total grandísimo ¡COÑO! No me la calo más estoy mamao, no de Dudamel, él no tiene la culpa que de este lado del charco tengamos tantos pochoclos

Pero el día de ayer, se pasaron de la raya, los grandísimos HIDEPU del medio de comunicación privado VENEVISION y los no muy tan lúcidos directivos de Venezolana de Televisión (VTV). Bueno, yo no sé que me dio más arrechera, si tener que calarme el enorme fastidio de una programación monótona, por parte de estos medios de comunicación, sobre la presentación de un concierto de música clásica dirigido por Gustavo Dudamel o si por la terrible decepción que me daba el tener que ver, como se peleaban dos visiones distintas del mundo y que las dos hayan pretendido hacerme creer que ese es el ejemplo que debe seguir nuestra juventud, mientras se está perdiendo nuestra cultura autóctona, es decir, seamos felices como DUDAMEL, mientras perdemos nuestra identidad ¡Bien bello pues!

El día de ayer viernes 25 de diciembre de 2009 tuvimos que ver a un GUSTAVO DUDAMEL en dos facetas “analógicamente fusionadas” o sea vimos una vaina toda loca; mientras que, en el canal de todos los venezolanos (VTV) nos presentaban al director de la orquesta sinfónica de Venezuela; por su parte, en Venevision, nos mostraban a un DUDAMEL capitalizado y mercantilizado, conduciendo a una FILARMONICA en un anfiteatro en Los Ángeles (EEUU), es decir, mientras en venezolana de televisión nos mostraban a una añoranza revolucionaria, en el canal de comunicación privado Venevision, nos estaban presentando a un GUSTAVO DUDAMEL, como un trofeo obtenido por el capitalismo, pero, elaborado y diseñado en un gobierno SOCIALISTA y aun mantenido y sostenido con recursos económicos del SOCIALISMO ¿Qué güebonadas son esas?

Sé que con esta postura me he de ganar una inmensa cantidad de mentadas de madre y los que lo hagan tendrán mucha razón en hacerlo, pero créanme, eso lo prefiero mil veces a que me vean cara de pajúo, ya estoy mamao de que me crean poceta, para que me sigan vendiendo mierda como ungüento para el dolor de no haber defendido con rebeldía lo que tenemos que llorar como revolucionarios, y GUSTAVO DUDAMEL, es tan solo un pequeñísimo ejemplo.

Yo lamento mucho que me hayan puesto en esta situación, pero no puede ser que mientras nuestro comandante en jefe máximo y único líder HUGO RAFAEL CHAVEZ FRIAS, se desgañita dando ejemplo de dignidad, estemos unos mequetrefes pretendiendo querer ser más papistas que el papa. Revisémonos ¡coño! Que la estamos cagando. Y como siempre dice Mario Silva:
“No va alcanzar el estadio universitario para meternos a todos en él, para luego masacrarnos”

Y que me digan y me llamen resentido porque sÍ lo soy, porque siento demasiado que unos pocos nos estén destruyendo por dentro.


CHAVEZ, es el camino

CHAVEZ, es la razón

Sin CHAVEZ, no habrá ¡Patria! Ni Revolución


cabacote@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 6990 veces.



Jesús Chúa Espinoza


Visite el perfil de Jesús Chua Espinoza para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Ideología y Socialismo del Siglo XXI


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad