¿Bolivarianos o bolivareros?

Definitivamente en esta revolución hay que enseriar las cosas. Hay que comenzar a llamar al pan, pan y al vino, vino. No se puede seguir con esas medias tintas. No podemos seguir forrados en rojo rojito, llamándonos bolivarianos y al mismo tiempo coincidiendo con las oligarquías, criolla e internacional en las acciones desestabilizadoras en contra del presidente Hugo Chávez y el proceso bolivariano. Cuando priorizamos lo crematístico antes que lo ideológico, lo individual antes que lo colectivo estamos renegando de los principios marxistas y por ende socialistas. Cuando asumimos esas peligrosas posiciones vanguardistas estamos minando el territorio revolucionario.

Por eso el Colectivo Socialista Bolivariano, del sector eléctrico en el Estado Bolívar vemos con mucha preocupación la posición inconcebible de la Federación de Trabajadores de la Industria Eléctrica, cuando en sucesivos comunicados no hace más que descalificar, intimidar y reflejando en sus posiciones únicamente un enfoque mercantilista en la lucha sindical.

No se puede llamar al diálogo con una 45 apuntando al al pecho del interlocutor. Es difícil hacernos oír si vamos por delante con el verbo sahiriente de la descalificación, con el insulto,con el irrespeto, con la prepotencia y la autosuficiencia.

El pensamiento socialista nos obliga al debate franco, con las cartas sobre la mesa y no con ases escondidos en la manga. Es inconcebible desde todo punto de vista que una dirigencia obrera comprometida con el proceso esté haciéndole el juego a la derecha venezolana e internacional,al llamar a marchas en Caracas, para calentar las calles, conducta que responde a los lineamientos del Comando de la Resistencia, de AD, PJ, Podemos y COPEI. En otras palabras es ni más ni menos que casarse con la Mesa de la Unidad.

Para este Colectivo Socialista Bolivariano, del sector eléctrico del Estado Bolívar, es urgente la reflexión por parte de quienes están en esa dinámica de calentar la calle en nombre de los intereses de los trabajadores, discurso que no es válido,porque si algún gobierno nos ha defendido y apoyado, es el gobierno del Comandante Hugo Rafael Chávez Frías, quien se ha declarado obrerista. Primer gobernante en la historia venezolana que hace pública esta condición.

No se puede llamar a una marcha en “defensa de la soberanía nacional”, cuando el trasfondo es otro. El momento histórico que vivimos requiere de una nueva concepción del sindicalismo, un nuevo pensamiento que deje a trás las rémoras de las mafias que engañaron y vendieron a la clase obrera durante la IV República, con lo cual se desvirtuaron todas las conquistas de los líderes revolucionarios que desde los campos petroleros habían sembrado conciencia clasista en los trabajadores y sufrieron persecución, cárcel y toda clase de vejámenes, en la época de la Sotopol, cuando impusieron las directivas en sindicatos y federaciones a cabilla y metralla limpia.

Utilizar el nombre del Comandante Hugo Chávez, para tapar felonías no puede ser la conducta de un revolucionario. El revolucionario es sobre todas las cosas leal, transparente en sus actuaciones y con una sola conducta. El revolucionario no debe dejarse contaminar por las tentaciones de los grupos de poder que cada día acechan más al proceso revolucionario y están a la caza de cualquier paso en falso para aprovecharse y lanzarse el zarpazo.

La Venezuela socialista que estamos forjando necesita de una nueva visión para la conducción de la clase obrera, hacia sus conquistas, que no pueden ser las meramente economicistas, sino más allá de esa visión capitalista, la visión socialista de la participación protagónica, pero eso no se logra con posiciones vanguardistas pequeñoburguesas, aliándose con el enemigo para presionar a nuestros aliados naturales, en este caso el presidente Hugo Chávez y todo el conjunto de hombres y mujeres que en diferentes esferas del gobierno, día a día junto al pueblo trabajan por avanzar en el proceso. La defensa de esta revolución tiene que ser rodilla en tierra, con dientes y uñas,si es necesario, nada de medias tintas. Tenemos de definirnos: ¿Bolivarianos o bolivareros?



*Periodista. CNP 2414 cd2620@gtmail.com cadiz2021@yahoo.es


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1564 veces.



Cástor Díaz*

Periodista CNP 2414

 cd2620@gmail.com

Visite el perfil de Cástor Díaz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Ideología y Socialismo del Siglo XXI


Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social