Caso: Zulia

Las Instituciones y su lealtad para con la Revolución

Aunque resulte fastidioso es necesario pacientemente desmentir y argumentar lo estúpido y falso que resulta esa trillada cantaleta que en Venezuela Chávez tiene férreo dominio y control de todas las instituciones del gobierno. Francamente sí así lo fuera no estaría a estas alturas de la noche aun pegado al monitor de mi PC, y por lo seguro, aun con la extenuante jornada del día de hoy, él no continuaría trabajando como seguramente lo está, para verdaderamente liberarnos del siniestro personaje de la Gobernación, y para hacer que nuestra esperanza resulte verdadera.  

A pesar de que históricamente, y a una semana de los comicios del 23 de noviembre, hemos logrado verificar, articular y acreditar a un experimentado y comprometido ejército que celosamente nos representará y defenderá nuestro votos en las mesas; con cierta angustia se debe decir que en el Estado la mayor parte de las Instituciones del Gobierno Nacional vergonzosa e inexplicablemente parecen no estar del todo comprometidas con nuestro proceso político y sus inherentes demandas.  

A las reuniones convocadas por la Sala Situacional alrededor de solo 21 (de las 71 que aparentemente existen en la región) han asistido a ellas. Sí por buena parte de ellas fuera literalmente nuestro Presidente hace un buen rato hubiera dejado de ser blanco de la Oposición, pues ya estaría en el exilio o profundamente enterrado.  

Realmente escandaliza que una increíble cantidad de Madres del Barrio en nuestro Estado a estas alturas no estén inscritas en el Registro Electoral Permanente. De la misma manera llama poderosamente la atención y alarma como Fondafa habiendo otorgado una descomunal cantidad de créditos en la región, no se encuentre en capacidad ni en disposición de llamar a sus beneficiarios y hacer lo que seguramente desde la gobernación del Estado Zulia ya se habrá hecho con bastante antelación y compromiso. 

Una buena y urgente manera de ampliar la ventaja de nuestro triunfo este 23 de noviembre sería que nuestro máximo líder personalmente y de la misma manera “inquisitiva” y escudriñadora con que se ha dado a la tarea de verificar el estado verdadero de nuestro contingente, también llamase a los directores de estas instituciones para solicitarles las patrullas y los imprescindibles 1x10. Seguramente una oportuna visión de cómo verdaderamente marchan las mismas y de las imperativas remociones que hoy en día reclama la realidad de nuestras comunidades.  

Con todo y esto avanzamos precavidos y seguros hacia la victoria. Ante la visible desmoralización y el desánimo que últimamente refleja y comporta el militante de la Oposición, sobresale y estimula la alegría de un pueblo que está conciente que es imprescindible no caer en el triunfalismo e incurrir en los errores del pasado. No dejar las calles hasta que se haya oficializado la victoria de todos nuestros candidatos será una manera de evitar que pretendan encender el polvorín e implementar su acostumbrado y bien tramado plan B.


waldomunizaga@hotmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1766 veces.



Waldo Munizaga


Visite el perfil de Waldo Munizaga para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Waldo Munizaga

Waldo Munizaga

Más artículos de este autor