A propòsito de la Revolución Bolivariana

"Cuantos tipos de Revolucionarios existe"

Al parecer en toda revolución de carácter socio político, hay variados tipos de revolucionarios, es decir no es propio ni exclusivo de la revolución bolivariana ni ninguna otra escapa de esta característica. Pueda que haya motivos diferentes, maneras de ver la situación desde ópticas diversas, ocurre que a veces el ser humano interpreta los hechos sociales fuera del contexto científico que se requiere, amén de las expectativas no comunes de quienes de una u otra forma militan o simpatizan en un movimiento revolucionario, esto, digamos que es universal y aceptable desde el punto de vista de la diversidad ideológica y política, una revolución verdadera con claro designio antiimperialista y de modelo socialista definidos en términos de la propiedad de los medios de producción en cuyo elemento se nutre del método marxista por excelencia, no aceptaría o acepta la estructura partidista de varios partidos, por el contrario, la conformación y existencia de un solo partido de la revolución es necesario y suficiente para llevar a cabo los planes revolucionarios en todos los ordenes, acá el revolucionario no puede ser dubitativo ni tener confrontaciones ideológicas con respecto al papel del Estado, la propiedad de los medios de producción y la abolición de cualquier tipo de propiedad individual, salvo aquellas que coadyuven a consolidar esos planes.

Estoy conciente que escribir de estas o sobre estas cosas, el camino se puede ocultar y no encontrar la luz necesaria para tocar algunos puntos que al fin y al cabo siempre son controversiales y la mayoría de casos vistos con suma pasión, se nos puede además convertir en algo temerario ya que no es fácil entrar a definir algunas variables políticos ideológicas, porque en algún momento el dogma puede advertir sobre los desvíos a veces intangibles a primera de cambios, lo que quiere decir que en momentos la apreciación personal se impone sobre la lógica de la sindéresis a propósito de los hechos que se vayan presentando, como ejemplo vamos a tomar la consideración sobre la propiedad individual y la probable contradicción con la que se conoce como revolución verdadera arriba en negritas( en aproximación). Es un tema no aceptado por todo revolucionario, he allí un ejemplo de la diversidad citada anteriormente, que toca la espina dorsal de cualquier revolucionario verdadero que no sabemos donde se encuentra ni tampoco porque lo es o se califica de esta manera.

Es un axioma o se ha convertido en este, la afirmación que no puede haber revolución sin revolucionarios, evidentemente que esto pasa por la definición de revolución y lo que es motivo principal de este trabajo, el ser revolucionario. Por supuesto, que dejamos de lado, a aquellos que militan en el campo revolucionario y actúan en sentido contrario a los verdaderos designios, la conducta ética y la moral ejemplar, aunque el daño que ocasionan puede que sea profundo y de alcances inapropiados, no dejan de ser peligrosos para cualquier proceso, este es uno de los pertenecientes a la tipología del no ser, por ello, los excluimos.

Entonces, nos preguntamos y preguntamos, qué es un revolucionario, a quien se le puede definir como tal, quien lo define y en razón de que argumentos, trataremos de verter nuestra consideración más que afirmación sobre estas interrogantes, sobremanera cuando lo queremos hacer en el devenir de la revolución socialista bolivariana y a partir de los numerosos episodios sobre la calificación pertinente que circulan en el campus revolucionario.

En todo proceso político social intervienen factores de todo tipo y tendencias, de controvertida posición, hasta humano lo es que así sea. Ahora bien, cada proceso en particular genera las condiciones para las respectivas definiciones sobre el curso a seguir, esto, en atención a la realidad existente, la fortaleza en su interior y las debilidades del enemigo. A propósito de esto último nos viene bien el hacernos una pregunta, qué es lo que debe medir una política de corte revolucionario en el ejercicio del poder para adelantar medidas que profundicen las condiciones del establecimiento del socialismo (caso venezolano). Inmediatamente surge una pregunta consecuencial, cuál debe ser la medida en esta etapa del socialismo del Siglo XXI, hasta donde debe llegar esa profundización, con quienes hacerla y en función de que alcances.

Creemos que la última parte del párrafo anterior nos coloca en el quid del asunto, en lo esencial de la lucha, en el norte buscado y sobre todo nos puede suministrar los insumos para avanzar, es en este punto donde se prueban o al menos donde hay un espacio de prueba para forjar los buenos revolucionarios, sin mezquindades partidistas, sin sectarismos partidistas, sin figuraciones y protagonismos fuera de base, sin el tratamiento per se del conocimiento teórico probablemente aplicable, entonces surge lo necesario de analizar, nos referimos al grado de afectación del sistema capitalista en el cual nos encontramos sumergidos aunque no lo aceptemos, el sentido y proporción de las alianzas dentro del proceso, acá nos detendremos para lo que consideramos un punto esencial para el progreso del proceso revolucionario, alianzas para que, porque y con quien, dos niveles por llamarlos de alguna manera, las alianzas de los factores internos y las alianzas más allá de ello, nos atrevemos a señalar las alianzas con factores de la burguesía nacional, empresarios nacionalistas y empresarios socialistas( aunque algunos señalan que estos últimos no existen), en el caso venezolano consideramos que si los hay, con sus matices y eventuales apoyos como los ha habido hasta ahora (Empreven, Confagan entre otros). La pregunta es, se deja de ser revolucionario por tratar de alcanzar estas alianzas, por el aprovechamiento de infraestructura empresarial que beneficie al pueblo en cuanto a niveles de producción en áreas tan vitales como la producción de los alimentos por ejemplo.

En el caso de las alianzas con los factores que apoyan el proceso, la medida de necesidad viene dada por la fortaleza de esas alianzas y el grado superlativo de ese apoyo, es decir, en términos sencillos, cuál es su papel en la alianza más allá de su posición desinteresada por ejemplo en la asunción de cargos de índole pública, que pretensiones acompañan las alianzas, se les puede llamar verdaderos revolucionarios nos preguntamos y a la vez reflexionamos con otra pregunta que consideramos pertinente, si desde el punto de vista electoral la suma es de pocos votos que representa políticamente la alianza con los factores internos del proceso, debemos pensar que la misma se mantendrá con las dádivas para los Concejos Metropolitanos y es esto revolucionario y hasta ético.

En fin de cuentas de cuantos revolucionarios está lleno el mundo, creo que no habrá que decir que el verdadero revolucionario es aquel que con fe y esperanza sigue al líder único de la revolución bolivariana, es una cuestión de confianza y si en algo debemos estar seguros que hasta ahora no hay otro camino que el de seguirle, así se tire por un puente con ideas y todo.-


rafaelfebles@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 11453 veces.



Rafael Febles Fajardo

Economista. Msc. Seguridad Social. U.C.V.. Militante revolucionario. Locutor. Articulista Correo del Orinoco. Poeta y escritor de la revolución bolivariana

 rafaelfebles@yahoo.com      @rafael_febles

Visite el perfil de Rafael Febles para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Rafael Febles

Rafael Febles

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a59439.htmlCd0NV CAC = Y co = US