El Problema de los sin problema

El verdadero problema de la Oposición es que actúa como si no tuviera problemas. El verdadero problema de nosotros es que hemos empezado a tener problemas, y hay quienes comienzan actuar como los de la Oposición, como si no tuviéramos problemas.

Con todo el sinsabor que aun llevamos tras lo del 02 de diciembre algunos no parecen cogérsela con sentido autocrítico, continúan sin querer que se aprenda la lección. Si bien aceptó y me alegra que no toda la culpa debiera estar exclusivamente sobre los hombros de nuestro Presidente, realmente me preocupa que algunos, más por comodidad que por admiración, insistan con el adulante y rebuznante “sí, ordene mi comandante”. Es precisamente la holgazanería de no tener que pensar y aportar ideológicamente proposiciones sobre la responsabilidad de este grave revés, y como salir de él, lo que realmente determina su actuar. Se han acostumbrado que el Presidente lo haga todo, inclusive llevarse las equivocaciones. Éstos, como toda puritana de domingos, se auto flagelan con las espaldas de otros, y predican con serviles zalamerías el aislamiento de éste como ejemplo para todos los que tenemos una indiscutible cuota de responsabilidad en llevar a cabo la construcción de nuestra propio socialismo. Estemos claro, como ya el propio Presidente lo ha reconocido, mucho de la responsabilidad de lo sucedido ha tenido su impronta indiscutible. Gran parte de esos tres millones que no fueron a votar, en las últimas semanas antes del 02 de diciembre, no lograron reconocer al Chávez que anteriormente conocían. Los alacranes habían logrado atinar la forma como separarlo de su pueblo, y ya sabían como luego podrían salir de ambos.

Muchos deberían de saber qué es lo primero que se pierde CUANDO SE COSECHA EL CULTO A LA PERSONALIDAD EN UNA REVOLUCIÓN. Entre más crece y se desborda la personalidad de un líder más debiera de crecer y desbordarse el comportamiento crítico y contestatario de los revolucionarios. Más que otra cosa este 02 de diciembre hemos logrado que el pueblo venezolano haya recobrado al Chávez de Sabaneta y no el de los últimos tiempos en Miraflores. Ese mismo que encontró precisamente en la humildad su liderazgo. El mismo que sólo veía y toleraba a Miraflores como el único sitio donde las exclusiones y esperanzas de todo un pueblo, podían ser superadas.

Indiscutiblemente hoy en día existen, por lo menos, tres tendencias en nuestro proceso. Aquellos a quienes el Comandante les ha permitido obtener lo que jamás hubieran tenido por naturaleza propia, y por lo mismo, por su escaso liderazgo, no piensan para que él lo haga mejor. Los otros quienes consideran que Venezuela ya ha tenido suficiente de Chávez y por eso de que “bueno es un ratico pa’cada uno”. Y por último, los que a pesar de que pensamos y en algunas oportunidades no compartimos todo lo que profesa, humildemente, y junto a nuestro gran pueblo, consideramos que POR AHORA es nuestro líder indiscutible e insustituible.

waldomunizaga@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1838 veces.



Waldo Munizaga


Visite el perfil de Waldo Munizaga para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Waldo Munizaga

Waldo Munizaga

Más artículos de este autor