Escasez de alimentos: La guerra continúa

Las declaraciones del Ministro Oropeza el pasado sábado 8, en medio de una nueva jornada de expendio de alimentos, realizada en Los Próceres, afirmando que: “...hay un ahogamiento lento, pero continuo, de la población por parte de las empresas privadas que no están colocando sus productos en el mercado, y dijo que la red de mercados, no está recibiendo los productos de la parte industrial privada”; destacando, más adelante: “...el Minal está tratando de contener esta situación. No obstante, manifestó que el plan de desabastecimiento: "...es casi imperceptible y va avanzando lentamente, vía al ahogamiento de la población”, no han tenido en el Alto Gobierno el eco que esperábamos los venezolanos que tuviesen. Procediendo a la constitución de un Gabinete de Crisis, dada la gravedad de lo informado por el Ministro; no obstante, el Gobierno Revolucionario todavía anda todavía mareado por el nocaut propinado por el oposicionismo pelele, en el pasado referendo constitucional. O será, que se están creyendo los cuentos oposicionista de reconciliación y demás llamados engañosos de paz, mientras que voceros de este sector social como el cura jesuita Luis Ugalde vaticina que: “...el 2008 será peor que este año”, o el renegado Baduel recomienda a los oposicionistas: “...no bajar la guardia”, y continuar la guerra, le añadiríamos nosotros. La famosa política de la zanahoria y el garrote, implementada en tiempos de gobiernos imperiales Demócratas.

Pues bien, de todos es conocido que estas políticas forman parte de lo que es conocido por todos nosotros como operaciones de guerra psicológica, ya en el 2002 tuvimos esta experiencia con el Paro Petrolero, mediante el cual se intentó someter al pueblo venezolano por hambre, y fue derrotada gracias a que el Comandante Presidente Chávez, tenía bien claro que sólo el protagonismo popular era capaz de confrontar esta política emanada del imperio norteamericano. Trostky, mejor que nadie nos da la clave para enfrentar estas políticas de sometimiento popular en su Prefacio de la Historia de la Revolución Rusa: “El rasgo más indudable de una revolución es la intervención directa de las masas en los acontecimientos históricos. En épocas ordinarias, el estado, sea monárquico o democrático, se eleva por encima de la nación, y la historia la hacen especialistas en este tipo de negocios: reyes, ministros, burócratas, parlamentarios, periodistas. Pero en los momentos cruciales en que el viejo orden se hace ya insoportable para las masas, éstas rompen las barreras que las excluyen de arena política, dejan de lado sus representantes tradicionales y echan por su propia cuenta los primeros cimientos de un nuevo régimen...La historia de una revolución es para nosotros, antes que nada, la historia de la impetuosa entrada de las masas en el terreno del dominio de su propio destino”. Sólo el pueblo salva al pueblo...

henryesc@yahoo.es


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3905 veces.



Henry Escalante


Visite el perfil de Henry Escalante para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Henry Escalante

Henry Escalante

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


US mp N Y ab = '0' /ideologia/a47062.htmlCd0NV CAC = Y co = US