Unas palabras para Jorge Rodríguez, Vicepresidente Ejecutivo

"Ya yo creo que es historia pasada, porque hoy están en las calles de Caracas, los aspirantes a militantes expresando su voluntad. Ya no es asunto que corresponda a discusión opinión de los dirigentes, cada vez menos, porque una gran mayoría de la diligencia, yo diría un 100% de las bases de Podemos, de PPT, del PCV, de todas las personas que se sientan correspondientes al pensamiento del presidente Chávez van a expresarse, independientemente de lo que digan algunos de sus llamados presidentes", dijo Jorge Rodríguez el 29 de abril del 2007 a propósito de la inscripción de los aspirantes a militantes del PSUV.

Que triste ver al vicepresidente ejecutivo de la República Bolivariana de Venezuela más preocupado por la destrucción de los Partidos Revolucionarios que de darle un carácter revolucionario a su PSUV, porque lo he escuchado decir que será el “Partido más democrático; el Partido más grande del mundo”, pero en ninguna parte aparece en sus declaraciones la calidad de revolucionario de PSUV.

En lo que respecta al PCV, se nota que el Vicepresidente no conoce a nuestro partido. Que las Resoluciones del XIII Congreso del PCV fue una elaboración colectiva de toda la militancia, en una de las demostraciones de democracia más rica vivida en los últimos años por partido alguno. Esa es la fortalece de los comunistas, la razón no es otra que la de ser un partido Marxista-Leninista, con una dirección colectiva, en donde se aplica el Centralismo Democrático, es decir: la más profunda discusión del conjunto de sus militantes y, una vez tomado los acuerdos, la línea política trazada es aplicada por toda la militancia, sin excepción. Y aquellos militantes que no acaten los acuerdos de mayoría y trabajen en contra de ella, se autoexcluyen automáticamente.

Yo me pregunto, ¿Qué clase de partido será el PSUV? Cuando desde personeros del Gobierno Revolucionario, desde sus dirigentes máximos, promueven la falta de disciplina, el no acatamiento de la democracia interna, la desobediencia a los acuerdos y la formación de grupos que buscan quebrar a las organizaciones políticas revolucionarias. Creo que de esa forma no se construye un Partido Revolucionario, que debe tener militantes con una alta moral y ética revolucionaria; que debe acatar los acuerdos de la mayoría para que pueda avanzar a la vanguardia de la revolución.

Quiero llamar la atención a la dirigencia del gobierno en torno a que la Revolución Bolivariana necesita y exige que el PSUV sea un partido revolucionario, capaz de aglutinar en su seno a verdaderos luchadores por el socialismo y dejar fuera a los oportunistas que buscarán algún puesto para un pasar tranquilo. La construcción del Socialismo, si es que ese es el camino que está en la cabeza del Vicepresidente, necesita un partido de nuevo tipo, como lo planteó Lenin hace más de 100 años, compuesto por los mejores hijos de nuestro pueblo. Mientras eso no se dé, el Pueblo de Venezuela, la Revolución Bolivariana, la Clase Obrera venezolana necesita al Partido Comunista como destacamento revolucionario para la construcción del Socialismo.

Señor vicepresidente, la unidad política y orgánica de los revolucionarios es una necesidad urgente a desarrollar. Esta unidad no se construye destruyendo la diversidad existente entre los revolucionarios, sino que se construye con el respeto mutuo de las legitimas diferencias que existe en seno del proceso revolucionario que vive Venezuela. Recordemos que mientras el Presidente Chávez, líder de nuestra revolución, lucha y denuncia la corrupción y el burocratismo, en medio de las instituciones públicas se desvían cuantiosos recursos por parte de inescrupulosos que se visten con gorras y franelas rojas para mimetizarse con los verdaderos revolucionarios y, que no dudo, que fueron los primeros en inscribirse como aspirantes a militantes del PSUV.

Durante los 76 años de vida del PCV, el imperialismo ha intentado destruir al Partido Comunista de Venezuela, usando a la oligarquía criolla o directamente con sus agentes y mercenario de la CIA, como fue el caso de Orlando Bosch y Luis Posada Carriles, pero nunca lo lograron. Muchos de nuestros mejores camaradas fueron salvajemente asesinados con el único fin de acabar con el PCV, el mismo destino tuvieron revolucionarios inquebrantables, de otras fuerzas, que lucharon por construir una Venezuela de justicia social. Hoy, cuando el pueblo venezolana ha tomado la decisión de construir su propio destino, dirigido por el Comandante Hugo Chávez Frías, los comunistas seguiremos en medio de pueblo por hacer avanzar la revolución hacia el Socialismo y estaremos en la primera línea de fuego para la defensa de nuestro proceso de la amenaza imperialista, y como decía un camarada nuestro: No nos entreguen un Volskwagen rojo, mejor entreguemos unos carros “Tiunas” porque los y las comunistas sabremos darle buen uso en caso que el imperio intente atacar nuestra revolución.

Compatriota Jorge Rodríguez, el pueblo venezolano a avanzado mucho en estos 8 año de gobierno, aún debe sortear muchos obstáculos que el imperialismo nos pondrá por delante, por ello necesitamos la unidad más férrea de los revolucionarios para sortear los grandes desafíos del futuro. Más que preocuparse por desmantelar al PCV, le sugiero que se preocupe porque la construcción del nuevo partido, el PSUV, vaya por el camino que ha trazado el presidente Chávez y se convierta en el Partido de revolucionarios, porque de esa forma, junto al PCV lograremos hacer de esta revolución lo que el pueblo venezolano desea. Avanzar hacia el Socialismo. Sinceramente deseo que el proceso de construcción del PSUV marche por el camino que la revolución necesita.

ospeba1032000@yahoo.es



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2476 veces.



Oscar Peña

Dirigente de los Círculos Bolivarianos, comunicador alternativo, Director del periódico La Voz del Valle

 lavozdelvalle2@yahoo.es

Visite el perfil de Rubén Mendoza para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas