Sobre las elecciones en Perù: El “antiizquierdismo” y “antifujimorismo” deciden

Según las últimas estimaciones de la encuestadora internacional DATUM, Pedro Castillo, del Partido Perú Libre, ganador en la primera vuelta, cuenta con el 41 por ciento de la intención de voto, mientras que Keiko Fujimori de Fuerza Popular tiene el 26% a su favor. Lo que revela una diferencia del 15%; pese las elecciones se efectuarían el 6 de junio, dentro de poco más de un mes, a primera vista, parece una ventaja difícil de superar.

Según las informaciones que se tienen, aunque la candidatura de Castillo tiene su fuerte en el sector rural, no obstante, las últimas tendencias muestran como ha venido avanzando en Lima, espacio que había sido siempre un bastión derechista. Tanto que, para este momento, mientras Keiko cuenta en este espacio con respaldo del 34 %, Castillo que como ya dijimos, le aventaja cómodamente en el sector rural, se le ha venido acercando, tanto que ahora tiene un 29 % a su favor. Por lo que, alguna prensa, ha hablado de una "contienda reñida en Lima"

https://peru.as.com/peru/2021/04/23/actualidad/1619186910_562081.htm

Tal cuadro inesperado, donde los dos candidatos representan todo lo contrario que mucha gente importante, factores de la economía, oligarquía peruana y hasta el gobierno de Estados Unidos, esperaban, significa un verdadero dilema, como el decidir entre un personaje con un historial y un programa que le vincula a la izquierda, hasta con factores de "Sendero Luninoso", como lo es Pedro Castillo y, más que eso, por sus aparentes compromisos con los sectores populares y el progresismo de América Latina y Keiko Fujimori, hija, heredera y tenida como portavoz del fujimorismo, de fuerte resistencia en la vida peruana, a lo que se le agregan las acusaciones directas en su contra por corrupción en el ejercicio del poder y lo inamistoso de su conducta con los gobiernos de derechistas como ella.

¿Quién es Pedro Castillo?

Se trata de un maestro de escuela primaria desde 1995, con un magíster en Psicología Educativa y un importante líder magisterial, miembro del Partido Perú Libre, de la izquierda, que se define como marxista. Es exrondero, miembro de las rondas campesinas, unas organizaciones comunales de defensa.

Suele trasladarse montado arriba de un caballo y tiene su base de apoyo en las zonas rurales peruanas.

A pesar de que hasta hace poco era relativamente desconocido en Lima -"y de tener solo 3.000 seguidores en Twitter"-Castillo logró lo inesperado, conquistar a buena parte del pueblo peruano y consolidar su liderazgo de cara a la segunda vuelta presidencial. No obstante, había alcanzado cierta notoriedad en el 2017, cuando dirigió una huelga de educadores por 75 días, en reclamo de aumentos salariales. Castillo ha fundamentado su campaña en la frase "¡Nunca más un pobre en un país rico!", que le ha ganado un enorme respaldo en el sector rural y le ha hecho alcanzar ahora, para la segunda vuelta, gran respaldo en Lima, que es el espacio que pudiera darle el triunfo a Keiko Fujimori.

Castillo, dentro de ese estilo y cultura de la izquierda, en función de eso y la consigna que maneja, la relativa a acabar con la pobreza, ofrece un cambio del modelo económico y para eso, propone la convocatoria de una Asamblea nacional Constituyente, que "le dé al Estado las armas para regular el mercado". Expresión esta última que en la derecha huele como a azufre y alude los demonios.

Según algunos voceros, Castillo busca "entre otras cosas, la nacionalización de sectores estratégicos tales como el minero, gasífero y petrolero".

Pese se manifiesta no estar en contra de la actividad privada, dice que ella siempre debe traducirse en "beneficio de la mayoría de los peruanos".

También ha planteado aumentar fuertemente el presupuesto para la agricultura y la educación, ha criticado el actual sistema de Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP) -proponiendo el fortalecimiento del Sistema Nacional de Pensiones- y ha dicho que se deben reformular los tratados internacionales de Perú para dejar de ser un "país sometido a Estados Unidos."

Para un importante politólogo peruano, Castillo "es la misma especie política de Evo Morales". "Es del mismo linaje, pero con los matices de la vida política en el Perú. Si gana, va a tratar de ir por ese mismo camino (...) El modelo del MAS es el que ha ganado en el Perú". Para el mismo personaje "si la elección fuera en los próximos días, tiene una amplia ventaja pues llegó con un impulso muy fuerte a la primera vuelta. Sin embargo, aún queda mucho tiempo para el balotaje el 6 de junio. "Así que todavía queda mucho pan por rebanar".

https://www.bbc.com/mundo/noticias-america-latina-56732879

Pero Castillo, en gesto que, en principio parece más identificarlo con el ultra nacionalismo, ajeno a la izquierda y con la relación que ha prevalecido entre la dirigencia del llamado progresismo latinoamericano de los últimos años, ese que envuelve en primer término a personajes como Hugo Chávez, Lula, Evo Morales y Rafael Correa, por sólo nombrar estos, ha reaccionado rápidamente desmarcándose del presidente de Venezuela Nicolás Maduro, a quien sin que haya dicho nada al respecto, le ha manifestado su deseo no se entrometa en los asuntos políticos del Perú. Pero además Castillo ha dicho, "Que (Maduro) venga y se lleve a sus compatriotas que han venido aquí a delinquir... Voy a sacar un decreto supremo dándole 72 horas de plazo a las personas que han venido a delinquir a nuestra patria. Nuestro país necesita orden".

Justamente, la derecha peruana que representa K. Fujimori y la que a ella intenta acercarse, han hallado, en las supuestas relaciones o vínculos que pudieran hacerse entre Castillo y el gobierno venezolano o los que es necesario inventar, el punto por donde atacar. En efecto, aquella ya ha dicho, "es un clon real de Hugo Chávez, porque dice una cosa y luego hace otra". Mientras que Vargas Llosa, antes enemigo acérrimo del fujimorismo, para quien, según dice, de llegar Castillo al poder, "no volverá a haber elecciones limpias en Perú y en el futuro serán una parodia como las que organiza Maduro en Venezuela". Un juicio por demás simplista, pese el alto valor que tiene en la narrativa quien lo pronunció. Se trata de fortalecer una imagen contraria a Pedro Castillo, mediante la figura del presidente venezolano y la narrativa que se inventan de Venezuela para el consumo de sus partidarios.

Ante tales ataques, Castillo, quizás hasta impelido por la velocidad de los acontecimientos, ese hallarse de improviso en una coyuntura inesperada, ha empezado a responder de manera que pareciera oportunista, acomodaticia y hasta improvisada, haciendo concesiones a los juicios de sus enemigos, como eso de haber dicho "No hay nada de chavismo en mis ideas", que si bien no contiene nada sustantivo, si es por demás sugerente y hasta pudiera haber cierto sentido condenatorio, ese como darle fundamento a toda la inventiva contra la figura de Chávez. Es actuar, ante un prejuicio, también de manera prejuiciada, de la misma manera que antes lo hizo Ollanta Humala, justo cuando la campaña avanzaba, habiendo prendido su candidatura bajo sombra del líder venezolano.

Así mismo, se ha sentido tentado a decir que, su oferta de Asamblea Constituyente, estaría sujeta a consulta previa al colectivo. Y esto porque factores de derecha peruana, entre ellos Vargas llosa y toda una larga lista, han venido asegurando que el proceso constituyente venezolano emergió de un acto autoritario de Chávez. Y Castillo, como infantilmente, o por verse obligado a dar explicaciones que pudieran ser incompletas o no bien interpretadas dijo lo que ya hemos mencionado, con lo que hace concesiones y de nuevo da por ciertos los infundios contra el líder venezolano.

https://www.elmundo.es/internacional/2021/04/23/6083037cfc6c8306148b4600.html

Mientras tanto, según algunos medios han informado, en este asunto, Keiko Fujimori se ha mostrado discreta, pese sus posiciones de extrema derecha y xenófobas, expresadas unos meses atrás con respecto a la migración venezolana.

Por otra parte, Mario Vargas Llosa, más que todo fundamentado en su prestigio de narrador de enorme calidad, ha intercedido en la polémica en favor de un factor político, el fujimorismo, de quien ha sido enemigo acérrimo todos estos años. Para él, "si el candidato presidencial izquierdista Pedro Castillo gana el balotaje de junio sería una catástrofe para su país." Por esto, optó por anunciar su respaldo a Keijko Fujimori.

ÉRICA LATINA

https://www.dw.com/es/vargas-llosa-es-importante-que-per%C3%BA-no-caiga-en-la-cat%C3%A1strofe-que-es-venezuela/a-57325395

Una gran mayoría de los peruanos ha sido hasta ahora fuertemente antifujimorista. Y es esta circunstancia, dados los resultados de la primera vuelta, la que ha hecho pensar a mucha gente que, el inesperadamente "victorioso" Pedro Castillo, tildado por cierta prensa como "ultraizquierdista", con fines de descalificarle y hacer que cunda el miedo entre el electorado, pudiera terminar siendo elegido el próximo presidente del país de los Incas. Y como dijo Evo, "perdimos en Ecuador, pero ganaremos en Perú".

Ya antes, el antifujimorismo derrotó a Keiko Fujimori en el 2011 y 2016 con Ollanta Humala, cobijado discretamente bajo Chávez y luego con Pedro Pablo Kuczynski. Humala la derrotó en la segunda vuelta, en esa oportunidad, Vargas Llosa terminó apoyando a Humala, pese dijo que "era como elegir entre el sida y el cáncer". Ahora el gran narrador peruano está optando por la Fujimori a quien considera "un mal menor". Y ha dicho "He combatido al fujimorismo de manera sistemática, como lo he hecho con todas las dictaduras de izquierda o de derecha, creo que en las elecciones que se vienen –las de la segunda vuelta-, los peruanos deben votar por Keiko Fujimori, pues representa el mal menor y hay, con ella en el poder, más posibilidades de salvar nuestra democracia, en tanto que con Pedro Castillo no veo ninguna".

https://gestion.pe/peru/politica/mario-vargas-llosa-los-peruanos-deben-votar-por-keiko-fujimori-pues-representa-el-mal-menor-pedro-castillo-elecciones-2021-segunda-vuelta-nndc-noticia/

Pero la imagen de Keiko, al parecer, no supera la de su padre, pese lo dicho por Vargas Llosa; pues para, Steven Levitsky, politólogo de la Universidad de Harvard, la conducta de Keiko Fujimori "en los últimos cinco años ha sido horrible. Su partido controló el Congreso durante cuatro años y trató de destruir dos presidencias" y agrega "Keiko es una de las políticas más impopulares de Perú, mucho más de lo que era en 2011 o 2016". Circunstancia esta que va a pesar en el momento de decidir.

https://www.bbc.com/mundo/noticias-america-latina-56754234

Como dato curioso en relación con el ultraizquierdismo de Pedro Castillo y la necesidad que pudiera anidar en cierto sector de la derecha peruana, particularmente la vinculada al fujimorismo, vale la pena mencionar que, a última hora, se ha pedido excluirle de la competencia por haber omitido en su registro la información que lo vincula como gerente de una empresa.

https://peru.as.com/peru/2021/04/24/actualidad/1619267157_412023.html

En la segunda vuelta de las elecciones peruanas, pesa mucho el sentimiento antiizquierdista incubado en los distintos estratos de la población por los ya tradicionales sistemas que de eso se encargan, pero también bastante el antifujimorismo. No obstante, como se dijo al inicio, hasta ahora, las encuestas, favorecen hasta holgadamente a Castillo y con el tiro en el ala del antifujimorismo, pudiera resultarle muy difícil a Keiko remontar la cuesta.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 786 veces.



Eligio Damas

Militante de la izquierda de toda la vida. Nunca ha sido candidato a nada y menos ser llevado a tribunal alguno. Libre para opinar, sin tapaojos ni ataduras. Maestro de escuela de los de abajo.

 damas.eligio@gmail.com

Visite el perfil de Eligio Damas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: