Tríada del poder oscuro: capitalismo, religión y esclavitud

Con el debido respeto de los lectores, especialmente para quienes profesan alguna religión, si no están preparados para entender este tema tan controversial, por favor abstenerse de leer este artículo. Si están en la búsqueda de profundizar sobre estos temas, pues bienvenidos a abrir un nuevo capítulo, un nuevo tiempo de luz, de insurgencia contra todo sistema que vaya en contra del bienestar de la humanidad. Hablar sobre el poder oscuro, de su origen, de su estructura, de su amenaza a la humanidad es un tema muy delicado que amerita despojarse de ciertos conceptos, dogmas e idolatrías y, además, no se puede exponer en un plumazo, por lo que será necesaria otra entrega del tema para su mayor comprensión. Espero contribuir a clarificar no a confundir.

El poder oscuro o las fuerzas oscuras (según Jairo Vargas en su libro El Encuentro como Ladrón en la Oscuridad), son aquellos que conocen las vertientes y el sincronismo de los programas establecidos en el mundo, que se revelaron en contra de ese equilibrio de orden en el cosmos; han obstaculizado el trabajo de información hacia el desarrollo y aprendizaje del espíritu, en los niveles de progreso para un determinado mundo, siempre están en oposición al progreso de elevación del espíritu para tener el dominio total del universo. Son insaciables buscadores de claves para controlar los sistemas de vida en su totalidad. Su origen está muy bien ajustado. Nuestros primeros padres terrenales (Adán y Eva), procrearon dos hembras (representan la tierra) y luego dos varones (simboliza el sistema solar). Todo plano de vida está representado por estos dos elementales. El origen del caos y el derrumbe de los principios originales del Ser surgen cuando Caín, o Luzbel, desviaron el camino trazado por la matriz principal, asesinando a su hermano Abel. El odio y el egoísmo estremecieron la fibra de la vida convirtiéndonos en lo que somos, limitados por las consecuencias de este origen de transgresión carnal. Esta acción marcó un nuevo nivel de convivencia estructural en el cosmos que tuvo como consecuencia tomar dos rutas diferentes: el bien y el mal, la oscuridad y la luz, el positivo y el negativo, las artes oscuras y las artes blancas. Mucho antes de que existiera este sistema solar, Caín fue un espíritu sobresaliente en la matriz de nuestro origen que brillaba con luz propia; pero los extravíos de la materia le arrebataron la intensidad de aquel celeste ser que se convirtió en el origen de lo oscuro, atrapando a millares de almas a los abismos del caos, convirtiéndose en el Caín que se distorsionó, dejando un cosmos contaminado hasta nuestros días. Los caídos son, entonces, las fuerzas oscuras que siempre están en oposición al progreso de elevación del espíritu.

Los caídos se fueron expandiendo con su matriz de caos por doquier, dejando sus huellas nefastas de transgresores de la ley de nuestro Padre principal, tendiendo el control de sus fuerzas a través de varios elementos, los cuales he denominado la Tríada del poder oscuro, estos son: el capitalismo, la religión y la esclavitud. Esto no significa que en el sistema socialista no existan caídos o seres culpables del caos, no. Los hay camuflados, intentando desviar el orden para desestabilizarlo, tratando de virar la atención para hacer creer que el socialismo es sinónimo de pobreza, y harán lo posible porque no se implante este sistema en el mundo y si ya lo está, destruirlo, ya que a través de éste no pueden tener el control de la humanidad, pues de aquí pasaremos al sistema más perfecto: el comunismo, la verdadera comunión de hermanos. Benjamín Disraeli, en su novela Coningsby, dice que el mundo está gobernado por personas muy diferentes de lo que se imaginan aquellos que no están tras las sombras y entre bastidores; es decir, un gobierno en la sombra que sería el gobierno "real" que controla la agenda del gobierno legítimo y visible. Quienes lo conforman operan mediante una agenda común que solo ellos conocen entre sí o quienes lo representan. La agenda puede ser el de una sociedad secreta que se ha infiltrado en el gobierno, como el Grupo Bilderberg, la organización poderosa secreta más controvertida del mundo. Los participantes suelen ser entre 130 y 150, constituido por personalidades de primer orden: presidentes de gobierno, banqueros, miembros de la realeza, dueños de medios de comunicación y los más ricos del mundo. Este grupo diseñó deliberadamente la crisis financiera mundial del año 2008, planear asesinar al 80% de la población mundial, creadores de las guerras bacteriológicas como el coronavirus y de las guerras por el petróleo. Los Illuminati son una organización secreta controlada por el grupo Bilderberg, éstos inventaron la amenaza que suponían las entidades extraterrestres para su beneficio personal, sino que conspiraron insidiosamente con ellos para dominar el mundo. Bilderberg es el grupo que mueve el hilo del mundo que controlan esos gobiernos legítimos, la economía, la sociedad y el "nuevo orden mundial".

Otro grupo dominante es la Banda de los Ocho, que lo conforman los miembros más poderosos del congreso de los EE.UU., que tienen acceso a la información más reservada y siempre son los primeros convocados a la Casa Blanca. Otra organización oscura es el Ku Klux Klan, tienen más de 150 años luchando por lo que ellos llaman "la supremacía blanca", están relacionados con actividades criminales, hoy actúan con la cara descubierta y con mucha más fuerza por el apoyo que le ha brindado su líder racista Donald Trump para defender sus políticas anti inmigratorias y misóginas, especialmente en su campaña electoral. Todas las religiones del mundo también forman parte del poder oscuro, porque cada una alimenta a esa fuerza para obtener un estatus, poder y control. Sus líderes se ven como corderos, utilizan sus biblias, vestimentas y dioses para engañar, haciéndose llamar representantes o ministros de dios, pero en realidad es el poder oscuro más dañino que puede haber en la humanidad. Ellos tergiversaron todo desde el origen, cambiaron la historia de la humanidad; impusieron cruces, escudo de David, media luna y estrella, pentagramas, etc. para adormecer a los habitantes de este plano, como el opio. Comenzando por los judíos que por los escurrideros mundos por donde han navegado han dejado desolación y destrucción, han sido desterrados de otras esferas por su instinto bélico. Terminando por los cristianos que en nombre de Jesús han cometido grandes genocidios, han apoyado guerras, esclavismo y se sostienen por el capitalismo.

Desde Abraham hasta el presente esta raza oscura se ha creído privilegiada. Ellos fueron los primeros en romper las leyes que nos fueron legadas desde el centro del universo. Por eso diseñaron los sistemas políticos y económicos más perversos, retrógrados, salvajes, en contra de la humanidad; opuesto a la elevación de su Ser y de su Espíritu, como el esclavismo, el feudalismo y el capitalismo, caracterizados por jerarquías, desigualdades, esclavitudes y dominio sobre la clase proletariada. Su objetivo es reforzar un consenso sobre el capitalismo occidental de libre mercado (en función de sus intereses económicos), para tener un gobierno único mundial, para hacer un nudo alrededor de una línea política común entre EE.UU. y Europa en oposición a Rusia y al comunismo. Todo lo que vaya en bienestar de la humanidad por los gobiernos progresistas del mundo que tengan una postura adversa a sus intereses, a los recursos de esos países, será destruido por el poder oscuro, los contrarios o la ley de Caín no aceptarán que los espíritus de este plano trasciendan en su entendimiento.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 746 veces.



Esmeralda García Ramírez

Licenciada en Administración

 esmeraldagarcia2309@gmail.com

Visite el perfil de Esmeralda García Ramírez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Esmeralda García Ramírez

Esmeralda García Ramírez

Más artículos de este autor