Elías Jaua también busca su acomodo, reserva y cuida su espacio

A Elías Jaua, según nuestro parecer, resultado de haber seguido casi minuciosamente el proceso interno del Psuv, trabajo por el cual he escrito dos libros sin publicar y unos cuantos artículos, muchos de estos ya publicados, como se dice en el lenguaje coloquial, "se jugó a linda" por los suyos, lo que significa decir el universo de Maduro y, en el momento de las chiquiticas, le dejaron guindando. No sólo le quitaron el piso, sino también el Ministerio de Educación para meter allí a Aristóbulo, como más predispuesto y ganado para hacer con los maestros, su salario y contrato colectivo, lo que se ha venido haciendo.

Cualquiera que revise la conducta y proceder de Jaua, no le resultará nada difícil comprobar como en la vida interna del Psuv estuvo estrechamente aliado al presidente Maduro. Antes que a éste se le propusiese para ser electo para el cargo que entonces ocupaba de manera "sobrevenida"; Jaua contraviniendo las normas internas a las que está sometido el militante, le propuso insistentemente, retando con eso a otros factores que pudiesen tener sus aspiraciones íntimas. Recuerdo como, siendo Canciller, en una visita que hizo al Uruguay, en un intento de limar asperezas con "Pepe" Mujica, desde allá hizo ese pronunciamiento a todas luces como impropio, fuera de espacio, en un momento que no se hablaba de ese asunto y habiendo sucedido días atrás un intercambio de palabras a la distancia entre el dirigente del "Frente Amplio" y el presidente de Venezuela, donde aquél terminó llamando a éste "Cabra loca".

Jaua fue, sigo usando el pasado para evitar equívocos y dejar constancia de lo que sin duda sé, importante animador y lider de "aquél" movimiento que se llamó "Frente Francisco de Miranda", que tuvo bastante influencia y preeminencia en tareas del partido y gobierno, como estructura entre oficial, estatal y partidista, que al parecer terminó siendo sustituída por "Somos Venezuela", bajo la dirigencia de la señora Delcy Rodríguez. Esta estructura, al principio y así debe seguir siendo en parte, surgió como un partido distinto al Psuv, con tarjeta propia en el CNE en apoyo del presidente Maduro, en un abierto desafío a la autoridad de Diosdado Cabello quien terminó expulsando del partido creado por Chávez, a quien ejercía entonces la presidencia de la ANC.

Habiendo sido elegido presidente de Venezuela, Nicolás Maduro y estando Jaua en el cargo de Ministro de Educación, y puestos de manifiesto ciertos "desajustes" en el seno del Psuv, como el relacionado con Diosdado y la Sra. Rodríguez, y hasta abiertas discrepancias de aquél con el "Frente Francisco de Miranda", asunto sobre el cual en uno de nuestros libros hacemos referencias periodísticas sobre hechos concretos, comenzó una campaña, en la cual le apoyó casi fervorosamente Reinaldo Iturriza, quien había sido Ministro para la Cultura, consistente en proponer se llamase a elecciones internas en el Psuv, por la base,, para escoger sus directivas en todos los niveles, pues las existentes ya estaban vencidas.

Pareciera que aquellos asomos de insurgencia o inconformidad y hasta desacuerdos dentro del partido oficial, para Jaua, reclamaban el proceder propuesto por él y sus acompañantes. Fue como un intento de acomodar las fuerzas legalmente, para poner a cada quien en el sitio que le correspondía, según el respaldo que tuviese, sobre todo contando con la capacidad de movilización de la militancia y control de muchas actividades por parte del "Frente Francisco de Miranda". Elías creyó ver aquello clarito y contar con el apoyo de Maduro.

El aparente opositor a los planes de Juau, partiendo del supuesto sin sustento sustancial que fuese él el promotor de todo aquello, era entonces Diosdado Cabello, ya enfrentado como dijimos a la presidenta entonces de la ANC y del Partido "Somos Venezuela". Y ambos, figuras muy cercanas, tanto como del entorno íntimo del presidente Maduro. Al nativo de "El Furrial", quien todavía no había incursionado en el trabajo de masas y ni siquiera tenía su programa "Con el Mazo Dando", se le tenía como un importante líder en el frente militar pero de poca influencia dentro del partido.

De aquel escarceo, donde brillaron espadas y peinillas, surgió algo inesperado que no estaba en los planes de Jaua. Cabello y Maduro, percibiendo que todo aquello parecía contravenir los proyectos de ambos, como secretamente, llegaron a un acuerdo. Optaron por llamar a la instalación de un congreso del partido, escogido a dedo y la conveniencia de cada quien, donde terminaron repartiéndose las cuotas equitativamente. Maduro fue electo presidente del partido, violando con ello todo lo que se venía diciendo y hasta denunciando como nocivo, por aquello del hiperliderazgo y el partido secuestrado por el gobierno y Cabello de vice presidente y quien, por razones inherentes a las ocupaciones y responsabilidades del primero, terminaría, como en efecto lo es, controlando la organización.

El acuerdo fue tan sorprendente para Jaua y los suyos, que Cabello, en apariencia, concedió a Maduro el derecho de escoger las directivas partidistas a todos los niveles, pero con el equilibro que demandó el acuerdo mismo y Cabello se convirtió en vicepresidente de la organización y de hecho máxima figura y presidente de la ANC, de la cual salió la señora Rodríguez.

La señora Rodríguez pudo "regresar" al Psuv y hacer de su partido, "Somos Venezuela", una estructura oficial, que terminó desplazando al Frente Francisco de Miranda, estructura a la que casi no se le nombra o por lo menos no se la da la importancia que antes tuvo. Pero también aquello coincidió con la salida de Jaua del equipo de gobierno dentro del cual había estado, como se dice en Cumaná, "desde cuando todavía tenía la leche en los labios" y con la evidente pérdida por parte del mismo de sus galones como dirigente político.

Pero Elías, sin dejar de ser discreto y comedido, como siempre ha aparecido, salvo aquella vez que quiso como sorprender a Diosdado en una curva del camino, vuelve por su fueros a intentar ocupar sus espacios perdidos, considerando pasado el tiempo de castigo o una cuarentena como por demás extendida. Para eso se cuadra con la posición oficial y de los grupos opositores salidos de la MUD, ya en campaña electoral, que procuran, por encima de las demandas de la crisis misma y la necesidad de erosionar al máximo el apoyo circunstancial del cual han gozado Guaidó y sus promotores, de no aceptar posponer las elecciones para comienzos de año.

La estrategia del gobierno ya suficientemente divulgada, es que la opción electoral prevista para diciembre le asegura un control a la medida de la AN. Posponer para luego, aunque eso sea inmediato, de acuerdo a lo "demandado" por la UE, según ellos, pues ya muchos de eso han hablado, es facilitar que la oposición, en eso se incluye toda, amplíe su influencia hasta por encima de la del gobierno, que tampoco tendría a discreción los votos de los otros factores de izquierda, antes en el GPP y terminen todos ellos por a aquél acorralar. La llamada oposición democrática, esa que antes estuvo en la MUD y ahora concurre al acto electoral, cuida que nuevos factores opositores, que pudieran incorporarse, dada la oportunidad solicitada por ellos y la UE, le resten fuerza.

Es una idea nada "exquisita", no muy inteligente, pero si brumosa, algo terrorífica, para engañar, como diríamos al rompe. Es ajena a la que debe prevalecer, como lo que antes dije, que abrir oportunidad a nueva factores con la posposición del acto electoral, erosiona más a la derecha injerencista y reduce más el universo de quienes siguen los planes de Trump.

Si fuese aquello, el cuadro terrorífico, que inexorablemente saldría de la nueva AN y eso espera Trump y la extrema derecha, como que sea esta la que saldría gananciosa de esa posposición, ¿qué sentido tuvo para ellos no haber aceptado el llamado a las elecciones antes y estando menos dividida?

Juau, intentando volver por sus querencias, espacios y hasta "pagos", en el sentido que a la palabra le da el gaucho argentino, pone como excusa para no se acepte la solicitud de la UE, pues eso significaría crear "un vacío de poder legislativo" en virtud que en diciembre fenece la vigencia de la actual AN.

¿Acaso ese vacío no existe desde que la derecha extremista logró consolidar entonces una mayoría fuerte pero en desacato? ¿No fue esa la causa determinante de la convocatoria del proceso constituyente y la elección de la aún "vigente", entre comillas, porque no sé si es verdad, más si Jaua me genera dudas, ANC? ¿Cuánto duraría ese vacío de poder? ¿Ese "vacío de poder" no sería consensuadoentre todas las fuerzas, con aval democrático y hasta con el de la UE que solicita la posposición de las elecciones parlamentarias?

Es obvio que Elías quiere regresar. Y parece bien que Elías se quede en el Psuv; allí para él, joven aún hay espacio para la lucha; si yo fuese joven como él, con espacio y tiempo para correr, beberme los vientos y hasta comerme las verdes del camino, haría igual. Pero no en actitud de derrotado, de bajar las banderas para recuperar las charreteras y honores, sino para aprovechar que allí hay mucha gente llena de buena voluntad y hasta de espíritu favorable al cambio, deseosa y necesitada de faros que le alumbren el camino.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1485 veces.



Eligio Damas

Militante de la izquierda de toda la vida. Nunca ha sido candidato a nada y menos ser llevado a tribunal alguno. Libre para opinar, sin tapaojos ni ataduras. Maestro de escuela de los de abajo.

 damas.eligio@gmail.com

Visite el perfil de Eligio Damas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: