Binóculo N° 367

El error en Bolivia, ahora viene la razzia

Lo que jamás debemos pasar por alto, es que nada se hace en el mundo cuya razón no sea la económica. Y los países subdesarrollados han sido las víctimas de las grandes potencias, pues en sus entrañas se albergaron todas las materias primas importantes que significaron el desarrollo de la humanidad. En tiempos de la colonia, la plata y el oro, fueron las fuentes de enriquecimiento. Cuando comenzó el proceso industrial, al mundo subdesarrollado lo abrieron completo para extraer todos sus órganos: el caucho de Brasil, la sal y el cobre de Chile, el petróleo y el gas de Venezuela y México, las frutas de Centroamérica y así podríamos enumerar todo este artículo, pues la reseña es larga y tendida.

Y así como en la década de los ochenta y noventa, se propiciaron guerras, se dividieron países y se dieron golpes de Estado por el coltan conocido como el oro azul, por el agua dulce y por el torio, lo ahora ocurre en Chile y Bolivia, no es casual, pues junto a Argentina, conforman un bloque comúnmente denominado como el triángulo del litio, y que concentran el mayor volumen de recursos de litio identificados en salares. Es la razón del golpe de Estado ejecutado ayer en Bolivia, luego que Evo Morales ganara limpiamente las elecciones con un 10% de ventaja, y avalado por la Organización de Estados Americanos (OEA) No olvidemos que el litio, más allá de sus propiedades médicas, es un importantísimo mineral tanto para a nueva tecnología como para la industria espacial.

Viene al caso la expresión "opio de los pueblos" que no es propia de Marx, por cierto, para identificar al clero y a las fuerzas armadas, que una vez más asumen un papel junto a los poderosos y a los propiciadores de la violencia, en contra del pueblo y de la justicia.

Pero sin duda hay preguntas que hacerse, como, por ejemplo: ¿de dónde saca Evo que se puede creer en un tipo como Luis Almagro? Otra pregunta, ¿de dónde saca Evo que la OEA es un organismo confiable cuando tiene una larga historia de atropellos contra los pueblos de continente? También pregunto ¿de dónde saca Evo que entregar la presidencia del país, va a amainar los ánimos del fascismo y cederá la violencia contra las etnias bolivianas? Y analizo ¿cómo es que Evo no entendió que las trasnacionales van tras el Litio y las gigantescas reservas del gas en ese país y la historia está llena de matanzas hechas en nombre de ello? ¿Cómo es que no entendió que el imperio no puede permitir el avance de una nación con un crecimiento del 3,5% anual, que en realidad es un número astronómico? ¿Cómo es que no entendió que el problema para el imperio y sus lacayos es que Bolivia, en este momento, es el país de mayor crecimiento económico, y que además tiene una reducción del analfabetismo menor al 20% y una tasa de desempleo menor al 4,1%? ¿Cómo es que no entendió que el simple hecho de darle justicia social al 75% de la población, que es aborigen, significaba un problema para el imperio? ¿Cómo es que no entendió que no es posible hablar de paz con quien propicia la guerra y que esa oposición tiene una sed de sangre que es indetenible? ¿No es un acto de ingenuidad creer que dimitir significa que la derecha dejará en paz al pueblo boliviano? ¿Si estaban envalentonados antes de la dimisión, porque no van a sentirse ahora los dueños de todo con el poder para acabar con todo aquello que esté vinculado al pueblo, a la izquierda y a la revolución? ¿Por qué cree Evo que ahora no vendrán las condiciones del Fondo Monetario Internacional, tal como ocurre con Ecuador, Chile y Argentina y acabarán con todas las reformas sociales que se hicieron allí?

Dos preguntas más me estoy haciendo: Una, ¿Cómo es que Evo no penetró las fuerzas armadas, enviando a las escuelas de oficiales a cientos de jóvenes aborígenes, para que trece años después tuviera unas fuerzas armadas, comandadas por oficiales leales a su proceso y a su mayoría étnica? Y dos, ¿No es el MAS un partido de cuadros revolucionarios, preparados para el combate y para defender los logros de la revolución?

Se ha dicho hasta el cansancio, las revoluciones no son pacíficas, por el más elemental de los sentidos: si usted tiene el poder, peleará para no dejárselo quitar. Y esa pelea es a muerte. Así ha sido históricamente y lo estamos viendo en este momento en Colombia, cuando las FARC creyeron que era posible la paz, dialogando por cuatro años con un presidente que fue Ministro de Defensa del uribismo y creador de los falsos positivos. La conclusión ha sido 800 dirigentes asesinados en menos de dos años, sin que haya un solo culpable.

Igual pasará en Chile si el pueblo chileno abandona las calles, matarán a todo aquel que dirija algo, hasta un grupo musical. Y sin duda es lo que va a ocurrir en Bolivia si el Evismo deja al pueblo solo. Comenzarán los asesinatos, puede que en masa porque el odio de estos fascistas es mayor. Matarán a todo aquel que diga algo coherente, violarán a todos los que puedan, hombres y mujeres, como método aplicado en Chile y que sin duda será copiado por el fascismo boliviano. Enceguecerán a los que puedan, como nuevo método de terror.

Recuerdo haber leído hace años unas crónicas de un periodista sobre la Italia de Mussolini, quien narraba que en las noches fascistas de los veinte, cuando los hombres escuchaban las botas marchar, se orinaban en los pantalones sentados en las sillas de los comedores, junto a esposa e hijos. Sabían que venían por ellos y que probablemente no regresarían.

Eso es el terror, y es lo que está ocurriendo en Ecuador, Chile y Bolivia. Aún desconozco las razones por las que Evo y los dirigentes del MAS entregan el poder, pero no tengo duda de que es un error. Puede que no entregarlo hubiera generado un baño de sangre, pero tampoco tengo dudas de que otro gallo cantaría. Ahora es muy angustiante la suerte de los pueblos latinoamericanos.

Caminito de hormigas…

Alebrestados por lo ocurrido en Bolivia, la oposición venezolana intentará incendiar las calles este 16. Ojalá y el gobierno entienda que no puede permitir las guarimbas de nuevo.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1312 veces.



Rafael Rodríguez Olmos

Periodista, analista político, profesor universitario y articulista. Desde hace nueve años mantiene su programa de radio ¿Aquí no es así?, que se transmite en Valencia por Tecnológica 93.7 FM.

 rafaelolmos101@gmail.com      @aureliano2327

Visite el perfil de Rafael Rodríguez Olmos para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a284238.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO