Lenin Moreno se paró de la silla de ruedas. El Dr. Jekyll (Correa) y Mr. Hyde (Moreno)

Según una información periodística, la estatua de Néstor Kirchner, ex presidente argentino y de UNASUR, fue sacada de la sede de este organismo que todavía permanece en Ecuador. https://www.aporrea.org/internacionales/n347222.html. La organización se ha venido desmoronando por la conflictividad surgida en su seno como reflejo de los cambios políticos habidos en América Latina y en Ecuador mismo. Funciona en una lujosa y hasta osada obra arquitectónica que costó una buena cantidad de dólares al gobierno de Quito. Quizás por esto, la estatua del argentino fue retirada y no es extraño suponer que por órdenes de Lenin Moreno.

Porque Moreno, el hombre de la silla presidencial de la patria de Artigas, pero también de la de ruedas en la que siempre se ha exhibido desde que el mundo tuvo noticias de su existencia gracias a Rafael Correa, no se cansa de asombrarle a uno como cambia. Los cambios que Correa intentó implementar desde la presidencia de su país, que nunca marcharon, porque la vida es así en cualquier circunstancia, con la velocidad y carácter que aquél hubiese querido, si los logró en su personalidad Lenin Moreno. Tanto ha sido eficaz y raudo que uno tiene como la certeza que el Lenin Moreno de ahora es el auténtico; el de antes, de cuando uno comenzó a saber de él y le veía baboso diciendo a cada trance "gracias Rafael", justo por éste haberle llevado a donde nunca hubiese llegado y no por minusválido, dicho así por respeto y humanismo, porque pese las piernas a uno no le funcionen, puede hacerlo perfectamente el cerebro, sino por lo mediocre y falso de una personalidad como la suya. Tan falsa que se llama Lenin, de donde se deduce que no se corresponde con quien le puso ese nombre. Pues es mediocre y falso alguien que juega como él jugó. Fingió ser una cosa, como atado a una silla y a un nombre, para llegar hasta la presidencia de su país y hasta dando como lástima, pues así le veía yo, a aquel hombre que desde la silla de ruedas, daba a cada momento "gracias a Rafael", por haberle puesto en las alturas del poder. Y como para ocultar sus ideas o no comprometerse por lo que tenía planificado, la daba por cantar y especular con su pose, acurrucado en el fondo de la silla de ruedas. Dar lástima, eso le enseña a uno la vida, puede ser un recurso eficaz para alcanzar lo que se busca.

¿Quién es Mr. Hyde? ¿Por qué un hombre sin modales, monstruoso y desadaptado, que además comete un aterrador crimen en la novela de Louis Stevenson, es el heredero del distinguido doctor? Jekyll es un ciudadano respetable y persona amable, Hyde es un hombre violento y malvado; es decir, como dijimos, un monstro.

Pero resulta que el Dr. Jekyll y Mr. Hyde son la misma persona. De día es una integrada a la sociedad, las buenas costumbres y discreto, pero de noche se transforma; es otro.

¿Acaso Correa es el Dr. Jekyll y Moreno Mr. Hyde? Es una interrogante como para otra novela, pero quien la escriba, sin duda le van a acusar de plagio y hasta de inexacto, lo que pudiere ser como contradictorio. Porque en la novela de Stevenson, como ya dije, el Dr. Jekyll y Mr. Hyde son la misma persona con conductas digamos que opuestas. A menos que optemos por llamar a Correa Dr. Jekyll y a Moreno Mr. Hyde. Dejando establecido que son dos personas distintas, como en efecto lo son, sólo que Mr. Hyde, como decimos los cumaneses "se le pegó a la pata", con silla y todo, al Dr. Jekyll, le exprimió el jugo y viéndole en el suelo le golpeó con los pies sin pararse de la silla y hasta es posible se la haya pasado por encima. Pero a uno le queda una profunda duda, como dijimos en un trabajo escrito unos meses atrás, el Dr. Jekyll (Correa) es un solemne tonto o Mr. Hyde (Moreno), es lo que era aquel en la novela, el resultado de un hombre de doble personalidad, por lo que el primero se esmeraba dejar todo arreglado para que el segundo le heredase o un excelente actor. En este caso serían tres.

Moreno habiéndose quitado de encima a Correa, como que Míster Hyde desplazó al Dr. Jekyll y tomó el control, puso preso a Jorge Glas, vicepresidente, electo en su misma fórmula, porque era de los de Correa; en tres y dos a Patiño, ex canciller, rompió sus relaciones fraternales con Lula, Maduro y hasta Evo Morales. Invitó a EEUU volviese con sus bases militares a Ecuador, se unió a las huestes de Almagro en la OEA; contraviniendo lo que defendía cuando estaba con Correa o bajo el control del Dr. Jekyll, llamó al FMI le prestase unos reales a cambio de lo que fuese, como las medidas que ahora comienza a implementar y hasta sacó a empujones a Snowden de la embajada ecuatoriana en Gran Bretaña. Es decir, empezó a actuar como en las noches lo hacía el Dr. Jekyll transformado en Mr. Hyde. Eso sí, como Chile, Perú y otros países y gobernantes, tiene un trato distinto con los chinos y rusos, cuyos capitales buscan donde posarse. Lo de Mr. Hyde, en sus relaciones dentro del marco de América Latina es harina de otro costal y es coherente con alguien que puede ser uno de día y otro de noche. El mismo que tuvo años haciéndole creer a Correa que era uno y en realidad era otro. Quizás Correa nunca le vio de noche, cuando sale Mr. Hyde y los vampiros. Y si a ver vamos, es una conducta coherente con el capitalismo y hasta realista, "lo bueno le gusta a todo el mundo". Vengan quienes traigan. Hay que cuidarse de esos que por vender sus productos o colocar sus capitales, hasta pudieran vestirse de monjas de la caridad. Por lo que uno siempre advierte, siempre es bueno recordar, como dicen en mi pueblo, "por si fortis", que "un malo conocido" pudiera ser mejor que "un bueno por conocer"; por lo menos a aquél uno le conoce las mañas.

El haber sacado la estatua de Kirchner de UNASUR, es coherente con la salida de Ecuador de la organización y con lo que es Mr. Hyde, pues en América Latina, estamos por ahora como en una larga noche, cuando sale ese personaje. Lula está preso; a Dilma la sacaron del poder por un "golpe", como lo acaba de confesar el golpista de Temer y "a confesión de parte, relevo de pruebas"; Chávez muerto y Maduro no da pie con bola y lo peor no es eso, sino que cree estar cerca o "arrecostao" del mero mingo o "se la está comiendo". Macri, todavía en la Casa Rosada está; Piñera en la Moneda, para más vainas, la Bachelet en la ONU y Almagro en la OEA.

Es una noche oscura, sin luna y sin luceros, como para que Mr. Hyde se la coja para él y hasta de repente, Lenin Moreno, para asombrar a unos cuantos, aunque no a todo el mundo, se levante de la silla por sus propios pies, deje la "pepera" y comience a cantar, en lugar de "luna, lunera", "O sole mío", como si fuese, no Míster Hyde, sino Luciano Pavarotti. No dije Plácido Domingo, porque éste, la noche, como que la está pasando demasiado negra. Tanto que parece como un día para Míster Hyde.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2257 veces.



Eligio Damas

Militante de la izquierda de toda la vida. Nunca ha sido candidato a nada y menos ser llevado a tribunal alguno. Libre para opinar, sin tapaojos ni ataduras. Maestro de escuela de los de abajo.

 damas.eligio@gmail.com

Visite el perfil de Eligio Damas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: