Diálogo de negociación, mediación o claudicación; verdades y mentiras políticas (II)

Y como de asesorar se trata, y gratis, pues debo decir que no debería sorprender a nadie que hoy lo que se requiere es más solidaridad, con fuerza y amor unidas para trascender a lo que hasta ahora ha sido una plena y absurda manipulación, un engaño, una mentira, una manera de hacer las cosas tal cual como las venían haciendo desde antes, repitiendo los mismos errores, tomándose las mismas dispensas, haciendo con lo ajeno lo que todos y todas hicieron para vivir como reyes, a costa del sufrimiento, del padecimiento, de la miseria y del hambre en que han sometido a los muchos que son pobres, pero que sin los cuales y sus condiciones no sería posible, acumular tanto y tanto, que es imposible en una vida, la de ellos y la de sus familiares, poder disfrutarlas plenamente. Solo viven el tiempo que les toca, pero una cosa es cierta, como inhumanos, son seres despreciables, ruines, avaros y que se alimentan de sus propias entrañas, de sus egos. La verdad sea dicha, todos y todas salieron del mismo vientre, sólo nos referimos a los seres humanos paridos, y no a los creados por otras vías hibridaciones a los que les faltan los sentimientos de los terrícolas.

Por eso es que ahora es que viene lo bueno, hasta que no se logre cambiar el chips que tienen los que se creen poderosos, y por tanto han creado esa ilusión, piensan en una Venezuela Compañía Anónima, son los parásitos que logran infiltrarse en el sistema sanguíneo del Estado, y gobiernan para ellos, para los grupos y sectores que se han ido conformando y transformando cada época para mantenerse en el poder, a costa del pueblo, del que desde la revolución francés tuvo un lugar no privilegiado, aunque sí tomando posiciones claves para poder, como soberano, y desde los consejos comunales agrupados en comunas, plantar cara frente a los demás poderes de la tríada, tan cara para los deseos de la Iglesia, del Estado y la propiedad. Es historia contemporánea. Pero sabemos que el cobre se bate y a veces se mezcla, de donde se obtienen para bien o para mal, nuevas categorías, y si pensamos en los últimos años entre nosotros, en nuestra cotidianidad política, vemos como entre los Ali Baba y sus 40 ladrones (que bien podría señalar a los del gobierno y los de la oposición, que traicionando sus juramentos, civiles y militares, sobre los principios y valores que dicen defender, sobre la propia Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, que es lo que somos, o queremos ser.

Pues bien, son los tránsfugas, las veletas, los saltimbanquis, los que se cuelan y pasan agachados, mientras que los militantes, los seguidores, las personas humildes y honradas, la buena gente que todavía logran permanecer erguidos, luchando todos los días por ser mejores, por echar adelante, y lo han hecho desde hace muchos años y hoy llevan el Sol a la espalda, sin haber claudicado ni un ápice, frente al mal, a tanta reversión de valores, que no han caído tentados por la corrupción. Estamos como estamos, fundamentalmente por una rémora cultural, por una distorsión de criterios, que es como un patuque en la cabeza de unos cuentos y cuantas, que arrastran grandes y pesador fardos mentales, lastre que los va hundiendo cada vez más, y con el tiempo quedan tan profundo en el foso, que el vacío existencial se torna oscuro y sin asidero ante la vida, pues al momento de pasar a la siguiente experiencia existencial, ha sido tanta la basura acumulada que la eternidad se les hará aún más larga para poder entrar por el ojal de la aguja al verdadero reino. No estoy pontificando, sólo trato de plantear mis aportes para creyentes o legos, porque para mí personalmente, nada existe sino lo que somos interiormente, es decir, el divino ser absoluto, otra cosa es alcanzar ese estado.

Los que leen la historia de la humanidad y cómo hemos sido a lo largo de ella, recordarán al César al llegar a las Galias, dijo divididos son más débiles y con ese viejo teorema muchos aspiran seguir gobernando a los y las que gobiernan, guardándose bien de demostrarlo, son o se la dan de políticos, pero en realidad se les ve la costura, no pasan de aprendices de brujo y en sus acometidas, que no gobierno, pues no pasan el examen de la opinión pública nacional ni internacional, una pésima gestión, sin que nunca asuman los errores, y administrando de coyuntura en coyuntura entre el pragmatismo, como la última adquisición del momento, sin dar pie con bola. De aquél ¡Por ahora! A este veremos, del sí pero no, haré y no hace, daré y no da, y lo estructural se profundiza en su desmedro, y ya vemos cómo en Venezuela, con un supino folklorismo, que desdibuja la mágico religioso, volviéndolo una afrenta a la creación del imaginario ancestral, hay autoproclamaciones, el más arrecho se impone, claro que sin personalidad, sin guáramo, una triste caricatura frente a figuras como Chávez en aquél acto valiente y preciso, cuando solo basta un momento súbito y sublime para plantar ideales de libertad y rebeldía.

La mayoría de quienes lo acompañaron y el sentimiento fervoroso hacia él, por su entrega y su sacrificio en este valle donde los siglos han transcurrido, y otra vez pareciera volver a repetirse el ciclo irredento de la historia venezolana, volvemos, digo, a esos juegos que juegan los adultos, sólo que son juegos que rayan entre los umbrales de la vida y la muerte, de la paz y la guerra, del egoísmo del individuo y la entrega en lo colectivo. Hemos padecido luego de la trágica partida del Comandante entre Comandantes, un tiempo de crisis y de caos, con sus altos y sus bajos niveles de tensión y de guerra, en los aciagos años 2014 y 2017; cuando arrebatados de odio, iracundos ante un pueblo que está en la calle, que no volverá a dejarse someter por los pocos que son ricos, indios, blancos y negros también, pero alienados, enajenados, que de verdad se creen que la naturaleza, que la tierra, el agua, el aire les pertenece, y todos los derivados y productos que se han creado y salen de la forja del juego, con el que el campesino, el obrero y los trabajadores le dan vida y existencia a esta realidad aquí y ahora.

Sabemos lo que hacen las palabras, las ideas, los pensamientos, son también como las sustancias prohibidas, enervantes, las que fueron dichas y proyectadas, las que se suministraron a las personas que salían a marchar, a protestar, a expresar su descontento, a tantos y tantas personas que luego degeneraron en guarimbas, al principio con objetivos comunes, pero en su desarrollo y al final, surgió el verdadero motivo, lo que ya se había planificado arteramente, por los fachos. En lo que parecía ser la logística normal y corriente de cualquier acto de masa medianamente organizado, es normal que a los asistentes se les suministre y doten de ciertas raciones de alimentos y líquido para para paliar el momento. Sabemos cuáles fueron los resultados, en algún momento cualquier curioso hará estudios al respecto, investigará seriamente las causas, más allá de lo social o lo político ideológico, las verdaderas razones profundas de tanto odio y tanta rabia descontrolada. Al respecto hay mucha tela que cortar todavía, esclarecer y decir la verdad, para que no se vuelvan a repetir tales aberraciones. La población en general tiene derecho a estar informada y a que se le diga la verdad, y particularmente sobre estos temas, y sobre manera cuando son vidas humanas las que se pierden en esos braseros de los infiernos.

Siendo una parte que los estrategas de la guerra toman en cuenta, cada detalle es examinado y por tanto también ellas evolucionan y se hacen más sofisticadas las acciones, el uso abusivo, ilegal y descarado de quienes se preparan supuestamente para defender a los seres humanos contra los depredadores de todo linaje, o drenaje. El fin justifica los medios, y los medios para lograr ciertos fines son los que llevan a que se cometan los más horrendos crímenes contra la humanidad, arrasando con cuanto tenga relación con las víctimas, no hay cordura, lo que privan son los instintos, lo civilizado es un decir, se deja a un lado, se orilla, se aparta la democracia, y se le da paso a la irracionalidad, a la aberración, a la demencia, sin que hasta hoy purguen por sus delitos, los crímenes, el fascismo. Estos son los hijos desnaturalizados de la patria, los que prefieren servirle a quienes huyendo de la pérfida Albión, al cruzar el Atlántico, se tomaron en serio un destino manifiesto que fraterniza con el de los sionistas que ocuparon Israel, y se impusieron al mundo. Pero está demostrado, siempre la luz disipa la más oscura noche cuando el alba llega, no podrán con el espíritu, la conciencia y la mente, cuando el cuerpo está acostumbrado a los rigores de la existencia en la experiencia de esta vida, de este aprender a ser lo que verdaderamente somos y se nos ha olvidado. Traidores a la Tierra nunca, leales a los principios y valores humanos siempre, a las ideas libertarias. Hemos presenciado como a lo largo de los últimos 60 años se han ido extinguiendo esos fuegos fatuos, esas pretensiones de los que quieren perpetuar ese viejo orden que el neoliberalismo ha reimpulsado pero decadente y ruinoso.

A la derecha le queda muy poco, les está llegando la hora, y les doy los datos y las fuentes, lean, oigan y estén atentos a las declaraciones de los que hoy están gobernando en el mundo, los que han tirado de la historia como un costal de huesos que acarician como trofeos. Atinen y pongan a tono los sentidos y vean cómo se expresan estos mentecatos de Trump, Mike Pompeo, y cuantos les sirven a Moloc, asesorando para seguir cundiendo de dolor, de temor y pánico a sus víctimas en el mundo. Son peroratas que no pasan de ser verdaderas mentiras, sofismas elaborados desde el poder, discursos de la modernidad, es decir del control de la voluntad a través del engaño, de la falsa conciencia. Embrutecidos por tanto consumismos, de tanto hedonismo, de tanta competencia por quien se lucra más, por quién ostenta más, y como colofón el planeta entero está sufriendo la mayor catástrofe ambiental que jamás había experimentado antes, con el único propósito de mantener este sistema artero, imposible de que tenga futuro y con sus calamidades, arrastra irremisiblemente a la tan pontificada extinción de la especie humana antes del 2050. Hay razón para esto, tiene la humanidad alternativa, para cuando, en qué momento pondremos los frenos de emergencia y surgirán las ideas como instrumentos para el cambio tan anhelado por la inmensa mayoría solvente con el universo.

El escatológico Pompeo, será que los forma y los pone, ha declarado que existen divisiones personales y de grupos entre los segmentos partidocráticos de la derecha siendo imposible "Mantener unida a la oposición venezolana nos ha resultado diabólicamente difícil". De haberme solicitado asesoramiento gratis, también le hubiera hecho la cortesía, explicándole un poco lo que significa la idiosincrasia y de donde saltan estos tipejos, del pueblo, claro está, pero sintiéndose que son del este del este, criollos vernáculos, que al salir de Venezuela siempre han sido tratados como de segunda o tercera generación, es decir escorias de la antigua Capitanía General de Venezuela, que es de dónde venimos todos los venezolanos de a pie o a caballo. Lo que pasa es que de tanto negarlo nos creemos otra cosa. Ésta es la última oposición de la política sin resiliencia, planificada para un tiempo que se extingue, un paradigma que ya no es el actual, y que por allá afuera, en las Europas y las américas gansteriles mientan de postmodernidad, del acabose de la historia y del hombre y sus ideas, y de la idea de Occidente como cultura y como civilización. Sino, por que tanto empeño en destruir su cuna, Oriente Medio.

Entonces volviendo a la pregunta, de qué diálogo, cuál negociación, mediación o claudicación se trata, en qué condiciones, favorables a los aristócratas, a la oligarquía, vieja y nueva; igual a esa burguesía nacionalista progresista pragmática. Aferrados al poder, mientras el soberano pierde espacios que fueron conquistados y Chávez reivindicó. Jugando a que haya o una claudicación, improbable por parte de quienes tienen la sartén por el mango, contra quienes controlan el fuego y domina cuánto combustible deben usar, los que dominan desde el poder económico. Entonces, qué hoja de ruta se están trazando a puertas cerradas, en los conciliábulos del secretismo. Salida del Presidente, elecciones "libres" con justicia y el respeto a los derechos del pueblo chavista, cuando sabemos en las condiciones en que nos encontramos después de 20 años, y si miramos a nuestro alrededor veremos un rostro semejante, muy parecido al nuestro, el de América Latina, donde no hace mucho los EE.UU. instauraron dictaduras y persiguieron ferozmente al comunismo, al socialismo, y a cuanto esbozo de organizaciones que surfean sobre las olas de las rebeliones de las masas, y en lucha de clase, frente a la caterva de títeres, corruptos y entreguistas. Con esa falta de claridad de alcances indefinidos, con enviados de la calaña de un arrogante como Abrams, principal responsable de las estratagemas en el pasado reciente, y el alfil del gobierno de Trump, vociferando que Maduro debe irse y reconocer al autonombrado presidente interino, reconociendo a la Asamblea Nacional (AN) de la cual también es presidente, por lo que es un exabrupto jurídico constitucional, ya que el oposicionista funge como oficialista en una especie híbrida donde al tiempo es ambas cosas a la vez. En esos sí pero no, en ese movimiento sinuoso desde el PSUV frente a los desatinos del Gobierno, además de ganar tiempo, es lo fundamental, el mismo se agota para plantearle una salida a los graves problemas que padecemos hace un lustro, y claro que estamos en guerra, virtual pero real, una de micrófonos y cámaras, la otra padecida internamente por la escasez y la anomia generalizada en las zonas populares, donde no hay respuestas frente a los abusos cotidianos. A los gringos no les queda mucho margen de movimientos ante las cercanas elecciones venideras, y la piedra en el zapato que el chavismo les inca, los tiene vociferando como deslenguadas.

Continuará con la parte (III).



Esta nota ha sido leída aproximadamente 509 veces.



Franco Orlando


Visite el perfil de Franco Orlando para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a279720.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO