Maduro y Mendoza compiten en aumentos y Vladimir Villegas canta “Cuesta Abajo”

Eso lo dijo Maduro por televisión y hasta más que lo dijo, lo gritó, como suele hacer con todo lo que anuncia.

¿Y qué dijo?

Pues que su "Programa de Recuperación y Bienestar Económico", se lo elaboraron unas lumbreras que tenía bajo cuidado y como en "blanqueo" en un oscuro rincón y de quienes no aflojó ningún nombre, quizás no se los fuese a piratear alguna firma importante dispuesta a pagar lo que sea, y en dólares, estaba montado sobre dos pilares. El primero de ellos era uno audaz en materia económica, ya no habla de los motores, que levantaría la producción en menos de lo que espabila un mono y el segundo en periódicos aumentos de salarios hasta alcanzar el deseado equilibrio entre estos y los precios. Mientras, según enfatizó, dada la autoridad, el control gubernamental y mediante el programa de Control de Precios, bajo la supervisión de esa "paloma" que se llama Tareck El Aissami, poco a poco y en breve los salarios alcanzarían los precios. Dicho de otra manera, esa estrategia genial pondría a estas alturas a precios y salarios a correr al mismo paso, tal que ambos ya serían como amigos. Aquella cosa según la cual los precios subían por ascensor y los salarios por las escaleras, que aquí está de moda, a esta altura, sería cosa del pasado. Eso dijo Maduro; es más lo gritó con particular gusto, tanto que casi bota los pulmones.

Lo de la producción, no sé qué dirá Pascualina Curzio, quien según sus estudios, esta nunca ha estado palo abajo sino al contrario, pese Maduro habla de aumentarla sólo que no encuentra cómo, aunque uno a ciencia cierta no sabe que se hacen los corotos y como de ellos, en los estantes, aparecen pocos, quien los vende les pone los precios que le da la gana. Para hacer esto no tienen más nada que hacer que consultar varias veces al día la cotización del dólar Dicom, pues el dólar to day ya quedó para los chamos. Lo que pareciera significar que ya este no es el criminal, como le llamaba Maduro, sino el del Banco Central y la Polar de Mendoza.

Claro, como Polar conforma un monopolio, tiene un poder y responsabilidad enorme en lo de empujar los precios, se vale de eso, de su condición de empresa monopólica y su enorme red de distribución que incorpora hasta a los pequeños comerciantes.

Este triste panorama llevó a Julio Escalona decir "Habrá un incremento salarial y se repetirá el ciclo: Mendoza subirá los precios, el gobierno, con sincera sensibilidad social, anunciará bonos, el pueblo vivirá consecuencias ingratas. Los precios acordados no funcionan."

https://www.costadelsolfm.net/2019/04/24/julio-escalona-1-de-mayo-terrorismo-y-fmi/

Es decir, todo lo que dije al inicio, ya lo había dicho Escalona en ese artículo que hemos citado, solo que en mi opinión, pareciera que Mendoza y Maduro juegan como en llave. Dije solamente parece, porque si bien es verdad eso parece imposible, no obstante los hechos, los que cuentan, son como muy tercos. El primero espera que el segundo actúe, como éste dice, en defensa del salario de los trabajadores y Escalona "con sincera sensibilidad social". Mendoza, una vez que Maduro despliega sus cartas, se le viene con todo, sus precios, pues es él quien los pone y tiene cómo; como dijo Escalona, "Mendoza subirá los precios". No le importa eso de los "Precios Acordados" y el gobierno no tiene qué hacer para que no suceda como Mendoza dispone. Tanto eso es así que, a El Aissami escondieron para que al no verle, la gente le olvide y con él la obligación gubernamental de hacer se respeten los precios. Y no se note que aquí, Mendoza pone el juego y hasta las reglas.

Si alguna vez Vladimir Villegas ha dicho algo que uno comparte es ahora, en un artículo que hallé en la página Emisora Costa del Sol, pues para él, "La nación va como el tango, cuesta abajo en su rodada. El gobierno no gobierna. Se mantiene." https://www.costadelsolfm.net/2019/04/23/vladimir-villegas-el-gobierno-no-gobierna-se-mantiene/

Y lo compartimos porque hay mucho de verdad, aunque Vladimir quedamente cante, "Si arrastré por este mundo, la vergüenza de haber sido y el dolor de ya no ser", y es casi lo mismo dicho por Escalona. Sólo que éste, por honesto, respetuoso y nada visceral, hace esfuerzos por no herir al gobierno y se le acuse de causar males, porque lo de desleal como si no cabría en su caso. No habría forma de eso sustentar. El se cuida no le usen para malos fines, por eso se limita a decir que el gobierno subirá salarios y hasta anunciará bonos por sensibilidad social. Y esta expresión, en mi entender, tiene una alta connotación y hasta juicio nada favorable al bando oficial. Porque da a entender que éste de allí no pasará, pues la otra parte del programa, como los Precios Acordados", no funciona. Nosotros, diremos que antes el gobierno por intermedio del BCV devaluará el esmirriado bolívar para poder cumplir su oferta con el salario sin importar que eso sirva de escalera a Mendoza.

Es decir, como en el lenguaje coloquial, el gobierno no tiene nada en la bola y siendo así es pertinente decir como Villegas, aquél se limita a sobrevivir. ¿Y a caso no es eso lo que las devaluaciones, aumentos de salarios, programa de "la Venezuela Bella" y su vinculación a los Consejos Comunales, anunciado con bombos y platillos, dicen a un pueblo que está sumido en la miseria, como que el salario mensual en muchos casos apenas alcanza para comprar un pollo? Pero no se trata del programa ese en sí, que pudiera ser excelente y hasta celebrable, sino que estamos a la espera de medidas trascendentes en el área agrícola, industrial, producción petrolera que saquen al país del estado de postración en el cual está sumido. Y den la sensación que los gobernantes no están sobreviviendo o como dice el lenguaje coloquial, "matando la perra".

Esos anuncios de arreglar unas calles, que debería formar parte de un programa cotidiano, permanente de gobernaciones y alcaldías y sin dar motivo para fanfarrias y gritos, no es lo que el venezolano espera para sentir que le van a sacar de este infierno. Y por ser eso sólo lo que se ofrece, más aumentos de salarios y bonos, que al final dejarán lo que ya demasiado sabemos, como aquello de más de lo mismo, mientras Mendoza desde tiempo atrás ya empezó a mover con energía la batuta que aumenta los precios e indica el "in crescendo" para después que Maduro haga sus anuncios. Porque Mendoza a Maduro, ya eso no necesita pruebas, se lo lleva en los cachos y es el "toro que más mea". Después que él mueva la batuta, los precios subirán hasta donde lo indique y Maduro sólo se quedará mirando y esperará una fecha, esa que le indican sus talentosos, geniales técnicos, escondidos en un oscuro cuarto para volver con sus anuncios. Para él, para Maduro, lo importante, dada su "sincera sensibilidad social", es como se dice en "Cuesta Abajo", tango cantado por Vladimir Villegas, "solo quiero que comprendan el valor que representa el coraje de querer".



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1750 veces.



Eligio Damas

Militante de la izquierda de toda la vida. Nunca ha sido candidato a nada y menos ser llevado a tribunal alguno. Libre para opinar, sin tapaojos ni ataduras. Maestro de escuela de los de abajo.

 damas.eligio@gmail.com

Visite el perfil de Eligio Damas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: