Para continuar pensando sobre Nicaragua, gracias a Marcos Luna

Gracias amigo por esa deferencia. Leí tu trabajo y te prometo que luego te expresaré mis opiniones. Pero por los momentos, percibo contradicciones pero también como algunas cosas tienen coherencia.

Primero, las acusaciones de excesiva centralización de la autoridad y del partido, de lo cual se acusa de manera específica a la señora Murillo, personaje que cuando sólo era "la primera dama", se asomaba como en exceso, según mi gusto, pudieran tener certeza; la experiencia venezolana nos lo enseña. Y esto no lo digo por machismo, sino porque una cosa es ser la esposa del presidente y otra autoridad del gobierno o el partido.

Es bueno que tomemos en cuenta que en Venezuela el control del partido y el gobierno por un pequeño grupo es demasiado evidente y esto es uno de los motivos que más ha contribuido a agrandar y hasta multiplicar las diferencias. Fíjate en un hecho curioso, la estructura del PSUV, por UBCH, las unidades de base, no solamente está concebida para eventos electorales y como tal operan, sino como para un partido de cuadros y hasta clandestino, siendo él, por su propia naturaleza, su origen y legalidad uno de masas. Lo electoral se evidencia, porque el pequeño grupo de base sólo se activa para movilizar gente, sobre todo en etapa electoral; los millones de inscritos sólo son nombres en archivos de computadoras que no hacen militancia y en consecuencia no participan y menos protagonizan. Las habituales movilizaciones, fuera de lo electoral, parecieran ser tarea de estructuras más allá de las UBCH y también con estructura vertical. Pero aquella es la forma apropiada para que un pequeño grupo le controle y decida. Es una manera de quitarse de encima aquella emergencia venida del MVR y luego del recién nacido PSUV, que consistía en permanentes reuniones muy amplias para discutir de todo y reclamar a la dirigencia. Esa verticalidad de ahora es una rémora del estalinismo y hasta posiblemente copiada de alguna otra experiencia, no lo sé. Había que quitarse esa "ladilla" de criticones y protestarios de encima

Pero en lo que se refiere a las políticas estatales sobre las cuales opinó la señora Baltodano, la "ex comandante guerrillera", que pudieran ser las causales para acusar a Ortega de acordarse con grupos económicos que emergieron del propio sandinismo, quizás con apoyo estatal, y las viejas clases dominantes y mantener una relación de equilibrio con EEUU, tanto como para que la embajadora de ese país, según la señora Baltodano, se refiera a Ortega tal como lo hizo - "no nos importa lo que diga sino lo que haga" - parecieran no conciliarse con el carácter de las protestas, las cuales tienen la misma fisonomía y conducta de las guarimbas de Venezuela. Y estas, bien sabemos de dónde proceden, están inspiradas y financiadas. Entonces yo, por lo menos no entiendo cómo el gobierno de EEUU promueve esas acciones si cree a Ortega como lo define la embajadora, en el decir de la señora Baltodano. Pero veamos otra cosa reciente que la señora Baltodano no mencionó por razones obvias.

Ahora, el tema Nicaragua, como resultado de las acciones de protestas y las acusaciones de represión excesiva por parte del gobierno, lo que también hicieron con Venezuela sin verdadero fundamento, uno no sabe si allá sucedió igual, está sobre la mesa de la OEA y este organismo participa en las conversaciones o diálogos allá abiertos. Justamente estando en medio de estos hechos, se produce la votación en la OEA con respecto a Venezuela y Nicaragua, pese el sempiterno discurso antiimperialista del gobierno y su abierta solidaridad con Venezuela, por la generosa ayuda que esta nación ha dado al país centroamericano, se abstiene de votar. Y esa abstención se siente casi como un voto en contra por lo que ya dijimos. Creíamos que los votos de El Salvador y Nicaragua serían como el de Bolivia. Claro, eso que eufemísticamente llaman la "real politik", tiene mucho fundamento racional. Eso pasó posiblemente con Haití. Pero hubo pequeñas naciones del Caribe que supieron resistir esas presiones. Te digo todo lo anterior no para emitir un juicio, una sentencia, sino como una manera de inventariar o sumar cosas que sirvan para el análisis. Por ejemplo, el gobierno uruguayo, del "Frente Amplio", de Pepe Mujica y el Partido Comunista, votó contra Venezuela. Lo que es lo mismo que a favor de las políticas injerencistas de EEUU. Es así de simple. ¡Vainas de la "real politik!". Ya Tabaré lo había puesto en evidencia.

He dejado de último un tema importante. Tengo entendido, no sé a ciencia cierta cómo anda eso, que entre Nicaragua y China hay un acuerdo o convenio, ¡como se llame!, para construir un canal que sería una seria competencia para el de Panamá y hasta las políticas económicas y militares o de seguridad, como les gusta decir, de EEUU. Lo último que supe es que estaba eso avanzado en materia de diseño. ¿Si esto es así, estando la economía nicaragüense en estado expansivo como la señora Baltodano lo reconoce y a mí mismo me lo han dicho nacionales de ese país que vienen a la ciudad donde vivo a visitar familiares y tanto que algunos de estos se fueron tiempo atrás porque allá veían mejor futuro, sin que todavía aquí no hubiésemos llegado a los niveles donde ahora estamos, pudiéramos pensar que lo que allá acontece ahora tendría algo que ver con ese canal? ¿Pues si Ortega dice una cosa contra el imperialismo, pero adentro opera de manera que satisface las aspiraciones de la embajadora de EEUU, tanto como para que diga lo que dicen que dijo, cuál sería el motivo para que la derecha, pues parecen ser personajes de la derecha, como el hijo de la señora Chamorro, según el informe primero que inserté en lo que publiqué, identificado con Zona Frank, aparentemente escrito por alguien simpatizante del gobierno de Ortega, promuevan acciones contrarias al gobierno? ¿Es pura casualidad, accidente, que los protestantes de Nicaragua se "disfracen", actúen y hasta procedan no sólo como se hizo en Venezuela, sino en muchas partes del mundo, cuando aquellos golpes suaves y revoluciones de colores? ¿No será, volviendo a lo del canal que lo que "importa es lo que Ortega hace?"

Me gustaría hallar alguien que me desenrolle esta enorme culebra. Pero no al estilo de los políticos, poniendo por delante lo ideológico y hasta intereses. Pues, para ser sincero, y como soy educador y mi interés es hallar la verdad, no saco conclusiones sino que espero alguien me dé luces. Sin proponérmelo me extendí más allá de lo que pensé inicialmente. Perdone la cháchara y le voy a hacer una advertencia, aunque la sé innecesaria, no he intentado desmentir o rebatir lo dicho por la señora Baltodano y tampoco por usted. Sólo quiero dejar mi preocupación, interrogantes y percepciones lejanas para ayudar al debate.

Soy muy sensible en esto. Y lo soy, porque me incomodan sobre manera aquellos compañeros que nos visitan desde distintas partes del mundo y solo fundamentándose en la contradicción entre los intereses venezolanos y el imperialismo, dan su respaldo casi incondicional a nuestro gobierno. Como si eso fuese todo y hasta fuese tal como escuchamos. "No todo lo que brilla es oro". Quienes aquí vivimos, herederos del pensamiento bolivariano, en todo sentido, valoramos también, en buena medida, la conducta de nuestro gobierno en todas sus facetas y en función de eso le juzgamos. La cosa no es tan simple y pudiera volvérsenos más complicada, si miramos desde lejos y hasta con ojos de turista. Para finalizar, te voy a echar un cuento. La primera y única vez que he estado en España, fui tres veces al museo del Prado. La primera con un grupo al mando de un guía turista. Una mañana, breve mañana, el guía nos llevó a la carrera, porque el tiempo era corto para lo planificado, por todas las salas del museo. A la noche, en la habitación del hotel con mi compañera, comprobamos que no recordábamos nada de lo "visto" en aquel maravilloso Museo. Porque debía serlo.Y fue sólo eso la resultante del balance del día. Al día siguiente y al siguiente, rompimos con nuestro guía, perdiendo lo que habíamos pagado con anticipación y volvimos al Museo. El primer día la pasamos sentados ante cada uno de los cuadros de "El Greco" y el segundo, ante las pinturas de Goya. Cada noche de esos dos días, valiéndonos de los apuntes que habíamos tomado y la memoria, sin ser ninguno de nosotros expertos en pintura, hicimos dos largos debates y terminamos aprendiendo mucho sobre aquellos dos maestros. Valió la pena perder el dinero que habíamos pagado a los guías y dejar de ir a sitios que no merecían nuestra atención y a otros fuimos después. Para esto nos sobró el tiempo.

Saludos y mis afectos. ¡Ah! Otra vez, gracias por haberte ocupado de mí.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1468 veces.



Eligio Damas

Militante de la izquierda de toda la vida. Nunca ha sido candidato a nada y menos ser llevado a tribunal alguno. Libre para opinar, sin tapaojos ni ataduras. Maestro de escuela de los de abajo.

 damas.eligio@gmail.com

Visite el perfil de Eligio Damas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Eligio Damas

Eligio Damas

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a264523.htmlCd0NV CAC = Y co = US