¿La Izquierda en peligro de extinción?

Seguramente muchos les hará ruido el título de este artículo que hoy deseo desarrollar para todos y todas en este escenario tan bizarro y utópico que persiste en nuestra sociedad, la cual se sumerge en una histeria mundial; esa que socava la gran incertidumbre que sigue ocasionando esa maldita enfermedad terminal que ya conocemos desde épocas remotas hoy "capitalismo salvaje" la que cambia su color, forma, pero sigue siendo el mismo mal que carcome y destruye cuando simplemente se fortalece en las acciones o planes que se diseñan desde el seno de quienes deciden dominar y explotar las masas del mundo moderno a través de nuevas herramientas que se aplican en la conducta humana desde las mencionadas redes sociales, hasta el marketing que subleva la conducta que precede las culturas reales hacia la fisión monótona, y el poder por encima de todos y todas.

Hoy en nuestra Patria Grande son muchas las actuaciones imperiales que han dado resultados positivos para quienes apuestan a la dominación del libre mercado, la explotación del hombre por el hombre, de la oferta y la demanda, del índice bursátil, del riesgo país, de los costos y subas arancelares, de préstamos impagables, del robo descarado de reservas, recursos naturales no renovables, del robo de conciencias y dignidad de traidores que pisotean la memoria inédita de los padres libertadores, esos que hoy deben estar hirviendo de decepción y penuria, hoy volvemos a metodologías de injerencia y guerras sistemáticas que vulneran los logros y avances de pueblos enteros, esos que hoy dudosos de volver al camino correcto, esos que son agotados mentalmente con mensajes subliminares desde la telenovela, la caricatura, el magazine de la mañana, de la farándula clasista, el cine anglosajón, acabando con las bases fundamentales que dieron cimientos al crecimiento y cambio trascendental de las voces que se escuchan desde las penumbras olvidadas, llenas de dudas, esas que hace varios años se levantaron y dijeron "basta" y crearon un liderazgo popular que trajo beneficios y cambios profundos en las acciones sociales, políticas, económicas, educativas, ambientales, organizaciones de mecanismos de integración como UNASUR, CELAC, ALBA, PETROCARIBE, para demostrar que si era posible deslindarse de la dominación del Norte y de Europa, y compensar nuestras debilidades con las fortalezas de cada quien, hoy lamentablemente está en peligro de extinción, esa extraordinaria idea de unión latinoamericana y caribeña que ideo nuestro padre Bolívar, se ve empañada nuevamente por el egoísmo e ignorancia de quienes solo piensan en el mercado, en el poder y la clase, esa que con odio y resentimiento maltrata a muchos hermanos y hermanas que se ven sumido en el caos de la incertidumbre de no crecer, tener una estabilidad social, formar y dejar un legado histórico a las nuevas generaciones que surgen de un sistema burdo ficticio repito, de dominación global.

Hoy se vive una nueva guerra fría en casi todos los países que rompieron las cadenas de dominio político y económico, donde la derecha extrema con apoyo de EEUU, bancos, empresarios, políticos traidores que siguen con el pensamiento de clase y poder, periodistas y programas de tv que buscan subir sus números de audiencia jugando al abogado del diablo, siendo jueces, fiscales que juzgan a quienes hoy tienen voz contra las medidas y acciones del capitalismo atroz, Chile, Argentina, Perú, Colombia, México, Brasil, Ecuador, lamentablemente están a merced de ese maldito mal, mientras otros se resisten a perder lo que en 15 años lograron avanzar más sin embargo, son víctimas de una guerra de cuarta generación, Venezuela, Nicaragua, Cuba, Bolivia, El Salvador hoy resisten, a pesar de todo lo que hoy se vive, escasez de alimentos, bienes y servicios, bloqueo en transacciones bancarias, simulación de represión y violación a los DDHH, buscando excusas para violar la soberanía y autodeterminación de quienes apuestan a modelo social, humano, de equidad y social, pero sin embargo vemos con preocupación las acciones de quienes militan en las filas revolucionarias, progresistas, la izquierda, esa que hoy se ve vulnerable y dormida frente a las acciones económicas y políticas que afectan a los pueblos que en estos hermanos países sobreviven y se encuentran en una gran encrucijada moral, ética, humana, y que solo dentro de los claustros tradicionales se ve el debate y la fuerza, solo que en las bases del poder popular, en la villa, la favela, el barrio, el cerro, el campo, se vive una realidad distinta, y la demagogia y la soberbia de muchos y muchas hoy prevalecen en sus acciones y no ven mas allá de sus curules, sillas, o responsabilidades con el pueblo que los eligió o promovió para representarlos y trabajar para su bienestar, pero también está la conciencia de quienes se dejaron llevar por las promesas del país de las mil maravillas, de que somos más, que cambiemos, o en democracia se vive mejor, fuera la dictadura, abajo los comunistas, cosas como estas dieron pie a caer en este abismo que hoy se vive en muchos lugares donde se logró avanzar en muchos ámbitos, esos que hoy son pisoteados por Macri, Piñera, Peña Nieto, Temer, Santos, Cartes, arrodillándose ante el imperio, acabando con los sueños y logro de millones de hermanos y hermanas, que Gracias a Néstor, Cristina, Chávez, Correa, Pepe, Lugo, Zelaya, Lula, Evo, y escucho esa voz de libertad, hermandad, integración y dignidad, pero que hoy peligra por acciones y actitudes que trajo como consecuencia la duda de muchos, y la alegría de unos pocos que vienen mejorando sus habilidades de convencimiento hacia los pueblos.

Si queremos recuperar y volver al camino correcto compañeros y compañeras, compatriotas, hermanos y hermanas de lucha, es hora de aceptar nuestros errores, fallas, y aprender y saber escuchar la verdad y la realidad que se vive dentro de nuestros pueblos que son golpeados por la soberbia, la inconciencia y la avaricia de muchos, hoy se necesita cojones y ovarios para aceptarlo, y avanzar en un plan de lucha para darle esperanza y optimismo a quienes hoy padecen de ese dominio incierto, en su día a día, ese que no tiene empleo digno, aquellos que hoy están en la puerta de la fábrica haciendo vigilia, acampando para pelear su derecho al trabajo, aquel adulto mayor que dio toda su vida y que hoy sigue siendo vulnerable, aquellos que si no tienen para pagar matricula no pueden estudiar y dar su conocimiento a su patria, esos que son explotados por ser de color, credo diferente, aquellos que por ideología o posición política distinta son perseguidos, procesados sin prueba alguna, aquellos que hoy deben dejarse humillar por unos cuantos pesos, por esos profesionales que dan lo mejor y son vulnerados y maltratados, por esos niños, niñas, mujeres, aquellos que siguen con la mirada hacia un horizonte libre, con prosperidad y garantía social. La única forma es unirse, dejar la soberbia y el orgullo, y pensar en colectivo, corregir y virar este barco hacia puerto seguro.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2807 veces.



John Duarte Zambrano


Visite el perfil de John Duarte Zambrano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



John Duarte Zambrano

John Duarte Zambrano

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a262929.htmlCd0NV CAC = Y co = US