Todo el poder constituyente para el pueblo

Nuevamente; los vientos históricos de las fuerzas políticas y revolucionarias, soplan y avivan la llama sagrada de los pueblos pobres, que una vez más reviven el grito libertario y revolucionario en este heroico y digno continente Latino Americano, tierra de gigantes combatientes, que jamás se rendirán ante las amenazas y pretensiones injerencistas, del eterno enemigo imperialista, como lo es el sanguinario y terrorista gobierno de los EE.UU, hoy dirigido por un loco y payaso llamado Donald Trun, quien en su locura nuevamente amenaza a nuestro glorioso y guerrero pueblo venezolano, con invadirlo militarmente, con el objetivo de adueñarse de sus riquezas naturales, particularmente de nuestro Oro Negro, o sea nuestra inmensa riqueza petrolera.

Es de destacar que esta amenaza de intervención militar, no es solo contra nuestra patria, si no que la misma es una clara señal, de las intensiones injerencista, que ya se vienen desarrollando, de diferentes formas y maneras en contra de los pueblos y gobiernos progresistas de izquierda, que hoy existen en la región Latino Americana. El abierto y descarado golpe institucional en Brasil contra la presidenta Dilma Rouset, la restauración de la oligarquía neoliberal y fascista en Argentina, los intentos desestabilizadores en Ecuador, a raíz de la salida del camarada Rafael Correa, igualmente las provocaciones al gobierno del presidente indígena Evo Morales en Bolivia etc. Todo esto configura un cuadro conspirativo imperial contra toda la región del Sur, en su afán de restauración neoliberal y fascista, para seguir imponiendo su típica característica de dominación de su fuerza política, económica y militar.

Toda esta situación acá en Venezuela, se da bajo la mirada cómplice y conspirativa de todos los partidos políticos de la oligarquía fascista, terrorista y anti patria venezolana, quien abiertamente tiene años conspirando, en contra del legitimo Gobierno Bolivariano y Revolucionario, que nos hemos dado la gran mayoría del pueblo venezolano en mas de veinte (20) elecciones libres y democráticas, que se han realizado en nuestro país.

Hoy; cuando estamos en una nueva cruzada de lucha, llamada "Proceso Popular Constituyente", estamos obligados a exigir de verdad, capacidad, eficiencia y mucha claridad política para seguir profundizando y radicalizando este proceso de reconstrucción de la patria.

Seria contradictorio, que una propuesta de esta característica y magnitud, quede reducida solo a un maquillaje y reforma parcial a la actual Constitución y al resto del poder constituido, se hace necesario impulsar esta constituyente aguas abajo, hacia toda la administración pública, ya que para nadie es un secreto, que allí en ese sector, aun anidan graves vicios propios de la alienación pequeño burguesa, que han contaminado a las instituciones del estado, con fuertes dosis, de burocratismo, tráfico de influencia, ineficiencia y una vulgar y creciente corrupción en todos los niveles, que han puesto en entredicho a la sagrada función pública, por su vergonzante conducta anti ética y moral. Por tal motivo se hace necesario un adecentamiento radical, en todas aquellas instituciones donde se presume graves irregularidades en su funcionamiento, particularmente en el Estado Carabobo, presuntamente se comenta, que en todos los organismos encargados de las asignaciones de vivienda en este Estado, han hecho de esto un gran negocio, ya que según están cobrando ilícitamente grandes comisiones, de dinero para poder asignar apartamentos. Esta grave y vergonzosa presunción tiene que ser investigada y frenada, por los organismos competentes y de ser cierta esta irregularidad, deberían ser enjuiciados todos los responsables de estos hechos, de manera de sentar un precedente y no permitir que esta "Gran Misión Vivienda Venezuela", que fue bandera política del inmortal y Gigante Comandante Hugo Chávez, hoy sea indebidamente utilizada por un minúsculo grupo de personas infiltradas y oportunistas, que en nombre de la revolución, presuntamente están haciendo de la función pública un negocio mas y sin escrúpulo de ningún tipo se vienen enriqueciendo a costa de la necesidad de los sin techos.

El otro caso es el relacionado, con la obsena especulación de las bombonas de gas domestico, todo esto bajo la mirada complaciente de la Gerencia de PDVSA Gas Comunal. Esto también es grave y vergonzoso porque atenta directamente con el ya devaluado presupuesto de las familias más humildes, evidentemente allí se evidencia una gran corrupción que hay que darle un parao. En fin; para ambos casos los actuales constituyentes deben tomar seriamente en cuenta estas presuntas irregularidades y en tal sentido por la salud y transparencia en ambos casos, se le deberían pedir la renuncia a todos los gerentes y jefes,, que hoy están al frente de estos organismos o instituciones de manera de refrescar, mejorar y garantizar un mejor funcionamiento en estos organismos de servicio público.

En esta misma dirección, en lo que respecta a las irregularidades en la gran misión vivienda Venezuela, debería nombrarse una comisión amplia, conformada por las comunidades organizadas y los constituyentes, con el objetivo de realizar un gran censo o inventario de todos los proyectos de vivienda que existen actualmente, que estén en condiciones de ser habitados, de manera de tener con certeza la cantidad exacta de apartamentos listos y así se haría más trasparente y saludable el control de estos proyectos habitacionales en el estado.

Por otro lado, creo que es necesario acabar de una vez por todas con esa tradicional practica cuarto republicana y burguesa de asignar a dedo y elitescamente los directivos o gerentes en las instituciones públicas, debería dársele esa potestad también a las comunidades organizadas, que sea el soberano constituyente quien escoja quienes deben ser, los nuevos gerentes populares revolucionarios, que estén al frente de estas instituciones al servicio del pueblo. Solo de esta manera estaríamos siendo cónsonos con esa predicación del empoderamiento del pueblo, que sean los poderes creadores de las fuerzas populares, quien con sus genuinas capacidades generen nuevos métodos revolucionarios de hacer praxis política desmontando los viejos esquemas burgueses, que aun anidan en la mayoría de las instituciones públicas.

Es la hora; con estos aires constituyentes si de verdad queremos profundizar los cambios revolucionaros dar un paso al frente, con nuevas ideas, nuevos estilos y métodos revolucionarios, para ser más eficiente la función pública, Gerenciar y gobernar de verdad obedeciendo al soberano primario, que es a quien nos debemos, en función de garantizarle la mayor suma de felicidad posible.

Allí está la verdadera esencia y sentido de la alta praxis política, entendiéndola como una gran ciencia social y política, al servicio de los más necesitados, los pobres de la tierra, únicos y legítimos herederos soberanos de este proceso popular constituyente, como expresión genuina y heroica del poder popular.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 636 veces.



Pedro J. Vásquez C.


Visite el perfil de Pedro J. Vásquez C. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a252017.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO