Diosdado, ¡no sólo nos quedamos cortos!

En el último programa “Con el Mazo Dando”, el constituyente Diosdado Cabello expresó que nuestra Constitución Bolivariana (CRBV) es muy diferente a la de 1961, agregando: “pero nos quedamos cortos por la presencia de Luis Miquilena en la presidencia de la Asamblea Nacional Constituyente de 1999”; quien, como pudimos constatar luego, fue un fiel representante de la burguesía en el golpe Estado de abril de 2002. Otro constituyente de la misma calaña que incidió en la redacción de la CRBV, fue Allan Brewer Carías, el mismo que redactó el decreto del Pedro Carmona leído el 12 de abril en el Palacio de Miraflores.

Brewer Carías presidió la subcomisión de integración normativa del anteproyecto de Constitución, la cual redactó un conjunto de artículos fuera del seno de la Constituyente, con los aportes de Pedro Nikken, Carlos Ayala Corao, Jackeline Lejarza, Marianela Zubillaga, María Estévez, Yusby Méndez y Eliozabeth Padilla; varios de ellos también corredactores del decreto Carmona. Artículos que se extrajeron de la Ley Fundamental de la República de Alemania (1949; bajo la égida de EEUU) y de la Constitución de la Federación Rusa (1993).

Si leemos detenidamente la Ley alemana, nos damos cuenta de su excesivo apego a lo individual o personal; mientras que la Constitución rusa, al igual de su carácter individualista, defiende a capa y espada el libre tránsito de mercancías, servicios y medios financieros, respaldo a la competencia, la libre actividad económica y la propiedad privada.

En cuanto a la participación ciudadana, ambas referencias europeas se circunscriben a ejercerla de manera indirecta a través de sus representantes elegidos en los órganos de los poderes estatales; engatusando al ciudadano alemán y ruso, al establecer hipócritamente que “todo poder del Estado emana del pueblo”.

De esta manera, Brewer Carías elaboró un documento de 275 páginas, titulado “Debate Constituyente”, auspiciado por una organización de la derecha venezolana denominada Fundación de Derecho Público (http://acienpol.msinfo.info/bases/biblo/texto/Brewer/L-0489-Vol-2.pdf); cuyo contenido y artículos fue presentado ante la plenaria de la Asamblea Nacional Constituyente de 1999, a través de Luis Miquilena y que cuestionó mi tío Guillermo García Ponce. Algunos de estos artículos fueron los siguientes:

“Artículo 1. La República de Venezuela se constituye como un Estado Democrático y Social de Derecho y de Justicia, que propugna como valores superiores de su ordenamiento jurídico y de su actuación, la libertad, la justicia, la igualdad, la preeminencia de los derechos humanos y el pluralismo político; y que tiene como sus fines esenciales la defensa de la persona y del respeto a su dignidad, la promoción de la prosperidad y bienestar del pueblo y la garantía del cumplimiento de los principios, derechos y deberes consagrados en esta Constitución.” (Artículo que se dividió en dos artículos: 2 y 3 de la CRBV).

“Artículo 2. La República de Venezuela es para siempre e irrevocablemente libre, soberana e independiente de toda dominación, protección o intromisión extranjera. Son derechos irrenunciables del pueblo la independencia, la libertad, la soberanía y la autodeterminación nacional.” (Artículo al cual se agregó la esencia Bolivariana, para convertirse en el primer artículo de la CRBV).

“Artículo 4. La soberanía reside en el pueblo, quien la ejerce directamente en la forma prevista en la Constitución y en las leyes, e indirectamente mediante el sufragio por los órganos del Poder Público.” (Artículo que resultó en el 5 de la CRBV; al cual se agregó: “Los órganos del Estado emanan de la soberanía popular y a ella están sometidos”; muy parecido a la ley alemana y la constitución rusa, y que en la práctica no se cumple en lo más mínimo).

De tal forma amigo lector, que si Usted continua leyendo los artículos propuestos en el documento de Brewer Carías, podrá darse cuenta que no sólo nos quedamos cortos, como dijo acertadamente Diosdado Cabello; sino que el Estado burgués permaneció en todo el texto de la Constitución Bolivariana, como maquinaria de dominación sobre la sociedad con todos su vicios, arbitrariedades y abusos que ejercen la burguesía y los capitalistas, a través de los órganos de los Poderes Públicos constituidos y un cuerpo de funcionarios burócratas y corruptos a su servicio.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2352 veces.



Sergio García Ponce

Ex-vicerrector de Desarrollo Territorial de la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV).

 sagarciap@yahoo.es

Visite el perfil de Sergio García Ponce para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Sergio García Ponce

Sergio García Ponce

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /ideologia/a250720.htmlCd0NV CAC = Y co = US