Crítica a los críticos

Pretender encontrar las motivaciones y el sentido de lo que muchos de mis respetables compañeros de la Opinión, encuentran para decidirse a manifestar sus acaloradas Críticas (suponiendo que estas partan desde las más loables y revolucionarias intenciones) ya que de por sí, bajo el más profundo respeto, es un proceso delicado que amerita sumo cuidado. A no ser que se cometan los injustos deslices que muchos de ellos, me parece, frecuentemente incurren y, sin embargo, suelen denunciar.

Seguro estoy que todos aquellos países que una vez definieron orientaciones revolucionarias o nacionalistas, y que hoy en día se encuentran sumergidos en la más profunda desolación, producto de guerras fratricidas e intestinales, reflejaron idéntica convulsión como la que hoy refleja nuestra actual cotidianidad. Desencadenándose cuando el caos se hizo en el seno mismo del movimiento revolucionario. Precisamente cuando los "libre pensadores" o los "moderados", desde su "redentora" buena fe, y otros desde el asalariado y oculto proceder de sus intereses, comenzaron desde la Crítica revolucionaria, y desde su visión sesgada y extremadamente emotiva -para no decir visceral- sembraron sosiego y confusión suficiente para fraccionar y definitivamente dividir la cohesio

Desde la comodidad y tranquilidad de unas teclas, pretendiendo estar bajo los candentes silbidos de las balas trazadoras rozando la humanidad de quien estoicamente relata lo que ven sus imparciales y omnipresentes ojos, cual corresponsal de guerra, muchos se creen con la información suficiente y los dotes futbolíscos necesarios para creerse capaz de hacer mejor lo que ese Messi o ese Cristiano Ronaldo triste y pobremente demuestran en la cancha.

Y es que todos desde su "evangelio" personal defiende más que a Dios lo que le sirve de él. Se me antoja preguntarme qué hubiera sido de la revolución cubana si por lo menos hubiera habido un solo de estos revolucionario críticos en el Granma, y al bajar inteligentemente viera lo que proponía Fidel, con sus malapertrechados diciecho hombres y él, contra todo un ejercito regular y bien entrenado, nada menos apoyado por el ejército más poderoso del planeta. Y peor aun, qué habrían hecho ellos si hubieran sido Fidel, (pienso que les gustará la comparación o a lo mejor la comparación aun los ofende) y les tocara llevar el reto histórico con un revolucionario crítico entre las filas de combatientes.

Realizar análisis o críticas responsables desde una mesa de disección resulta una carnicería que nadie, en su sano juicio, le resultará tenerlo



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1206 veces.



Waldo Munizaga


Visite el perfil de Waldo Munizaga para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Waldo Munizaga

Waldo Munizaga

Más artículos de este autor