En la variedad está el gusto...

Leyendo y escuchando las opiniones de los muy bien pagados articulistas de opinión de la derecha nacional e internacional, nos sorprende como se repiten calificativos como “chavista, madurista, castrista, Comunista, socialista entre muchos otros ,que son usado de una forma negativa para tratar de desprestigiar a la verdadera nueva izquierda internacional,( no hablo por supuesto de esa centro izquierda vendida y aburguesada que pulula por los pasillos de muchos palacios de gobierno en el mundo)En fin, este tipo de lo que podrían llamarse epítetos, nos producen incluso cierta satisfacción, nosotros siempre hemos sido partidarios de la diversidad en la música, la comida, las mujeres… “en la variedad está el gusto” dice un antiguo refrán. Que existan diferentes corrientes políticas e intelectuales, diferentes movimientos sociales que busquen superar el caos del capitalismo neoliberal, que sin duda nos a traído a un callejón sin salida, para nosotros es una señal esperanzadora de que no todo está perdido.

El neoliberalismo que se ha venido desarrollando dentro de la evolución capitalista, es una ideología totalitaria  que se está convirtiendo en la tiranía global más sanguinaria que hayamos conocido nunca, y  está llevando a la humanidad a una destrucción cada vez más acelerada. Indudablemente muchas cosas van a tener que cambiar si esta humanidad quiere en verdad sobrevivir.

El sistema capitalista, por su propia naturaleza, se está destruyendo a sí mismo en todos los aspectos, económico, político, social y sobretodo en su aspecto espiritual. El egoísmo, el individualismo y la falta de solidaridad promovidos por el neoliberalismo capitalista nos aleja del desarrollo espiritual y nos acerca cada vez más a la barbarie. El impulsar políticas de austeridad perpetuas, a la vez que se promueve el consumismo  obsesivo es más que contraproducente, es suicida. Hoy tenemos un “libre mercado” donde la gran banca internacional manipula fraudulentamente los mercados de divisas, los precios del oro y de los “commodities” en general. Donde las agencias de riesgo, manipuladas a  su vez por estas mismas elites, descalifican sin justificación a los países progresistas, así cancelen a tiempo todo el interés sobre sus deudas, mientras siguen avalando la creación de  los mismos productos financieros tóxicos que nos llevaron a la crisis económica del 2008.La evasión de impuestos y el blanqueo de capitales es incentivado con la creación de paraísos fiscales. Los conflictos y guerras provocados por la avaricia y la ambición desatadas por el capitalismo salvaje están creando cada vez más miseria,  más hambre y millones de desplazados en todo el planeta y este sigue siendo destruido por el extractivismo y sus  teorías de desarrollo infinito.

Así las cosas, aunque caigamos en un lugar común, es bueno recordar el interregno del que habla Gramsci  “lo nuevo no termina de nacer y lo viejo no termina de morir” en este limbo complicado comienzan a aparecer, horizontalmente, a nivel popular, soluciones alternativas a las inevitable crisis sistémica  del capitalismo. A nivel global más y más ciudadanos despiertan de la narcotización colectiva inducida por la mala cultura hegemónica y comienzan a organizarse y a volverse protagonistas del cambio necesario. Nuevas monedas independientes de los bancos privados y centrales van siendo creadas e implementadas por las comunidades, bancos de tiempo donde se intercambia valor de trabajo y no dinero. Aldeas ecológicas, agricultura urbana, mercadillos de trueque, cooperativas de todo tipo y proyectos comunales de permacultura, van poco a poco surgiendo y creando paralelamente el nuevo modelo que tarde o temprano se debe instalar en el planeta si lo queremos salvar del modelo depredador. La natural solidaridad humana resiste el ataque del individualismo egoísta neoliberal.

Mucho más temprano que tarde el cambio que ya comenzó hace años se va a producir, el modernismo desaparecerá, la tiranía del capital financiero será reemplazada, al igual que lo fueron el feudalismo o la era industrial, por algo nuevo, por un mundo más justo y agradable, un mundo, como dicen nuestros hermanos zapatistas,  en donde quepan muchos mundos. No deja de ser curioso que mientras en el resto del planeta, la gente se está revelando contra los ajustes neoliberales impuestos por las elites, y se organizan para poder crear un mundo mejor, en Nuestra América existe hoy una cantidad de gente confundida, sobre todo las nuevas clases medias creadas en los últimos 17 años, que son constantemente engañadas por la propaganda, y los jóvenes que no sufrieron los ajustes neoliberales aplicados en nuestros países en los años 80 y 90, y la terrible represión y  supresión de libertades que fueron necesarias para aplicar estas medidas, jóvenes que hoy se prestan como carne de cañón, para defender a las mismas elites  en contra de quienes muchos hoy ,en el planeta entero, se están revelando para tratar de construir algo diferente.

Sería una verdadera lástima que no vaya a ser en nuestra américa donde comience a florecer ese nuevo mundo. Si el ataque neoliberal se profundiza, las elites corruptas seguirán prolongando el agonizar capitalista reprimiendo u estorbando cualquier intento de despegarse de la carrera de ratas, creación del modelo implantado a sangre y fuego por el imperio del capital y los nuevos señores feudales, que solo han sembrado  el colonialismo, la explotación, la miseria generalizada y la destrucción del planeta.

Sera una transición oscura y difícil, pero no perdamos la fe en el ser humano, definitivamente debemos y sabremos encaminarnos de una vez por todas hacia un mundo mejor.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1486 veces.



Gustavo Corma


Visite el perfil de Gustavo Corma para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Gustavo Corma

Gustavo Corma

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a228552.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO