La cruda verdad: El pueblo venezolano no es desagradecido…está muy maleducado

La indignada y amarga sorpresa, de los burócratas Chavistas en el Poder, esos socialdemócratas vergonzantes de clase media, que se auto titulan socialistas”, frente al voto volcado a la derecha bruta y sin perdón del MUD, llaman desagradecidos, a los que no los votaron. Aquí intento descubrir responsables

Podría comenzar este artículo,  como lo haría cualquier escriba de la prensa y la televisión, propiedad  privada  de los capitalistas,  es decir la  que leen y  ven el 90 % de los venezolanos

“El 6 de Diciembre   el pueblo Venezolano concurrió a las urnas,  a ejercer su sagrado derecho constitucional,  de  elegir a sus representantes en   la Asamblea Nacional.”

Pero como  no acostumbro a mentir  a mis lectores,  voy a comenzarlo así:

“El 6 de Diciembre de este 2015,  el Pueblo Venezolano fue a las urnas, a ejercer la función, de votante en las urnas de la democracia burguesa representativa, que el sistema  capitalista en el Poder real de su economía, le exige,  para darle un viso de legalidad al sistema, que ayude a disimular,  las tremendas injusticias, explotación y sufrimientos constantes de las mayorías, provocadas por una minoría insignificante,  de oligarcas y patrones”.

Siendo esto último, la “cruda verdad“,  supongo que lo que continuare analizando, dentro de los criterios de la “cruda verdad “  será  indigerible  para  los estómagos delicados,  de los burócratas ,  entre los cuales se encuentran aquellos,  a los que el Chavismo ,  trajo a la  vida pública,  y que son los que hoy  tiemblan, ante el riesgo de perder sus ingresos,  y prebendas que la Caja del Estado les provee.

Políticos  que corren  en estos días,  como los integrantes de un  hormiguero invadido, y que acusan de desagradecidos a los venezolanos que les votaron en contra.

Desde luego no  tienen razón, el pueblo venezolano insisto,  no es desagradecido,  es apenas un pueblo que está muy mal educado.

Nadie se ocupó en educar  a los venezolanos , trabajadores  y pobres,  que juntos representan el 90   %  de  su población, explicándoles  que existen  “las Clases Sociales”, que diferencian profundamente a los integrantes de esta sociedad,   que razones que las hacen existir y a cuál de ellas pertenecen,  los trabajadores y los pobres.

Entonces sucede…esto que sucedió,  los trabajadores votan para representarlos,  en la Asamblea Nacional ,  a sus propios  verdugos, oligarcas y patrones explotadores. O a los testaferros que los representan.

Así vemos,  como los trabajadores eligen, desgraciadamente,  a los representantes de otra clase social diferente… la de  los ricos, clase social,  opuesta totalmente a las de los trabajadores.

O a los representantes de la Clase Media,  cuya función natural  es defender a las elites en el Poder,  en la esperanza de recibir mendrugos de la mesa de los ricos,  mientras resultan  totalmente indiferentes,  a las necesidades de las clases humildes.

Resulta así,   que ellos mismos los pobres,   traen a los recintos  de las votaciones,  la cuerda con la que los van  a  ahorcar.   Eso es concretamente  producto de la mala educación.

Sin embargo, los integrantes de las clases trabajadoras Venezolanas, no son analfabetos, todos saben leer, escribir, algo de matemáticas y aceptables conocimientos generales.

Pero  nadie se ocupó en educarlos,  explicándoles,   que  además tienen derechos…Derechos Económicos Inalienables.

Entre ellos, en primer lugar,  el Derecho que tienen  solidariamente   junto  con todos los demás compatriotas,  sobre los bienes de la Naturaleza con la que conviven, y no solo el petróleo, sino el aire, el agua, las tierras,  el subsuelo y su contenido, etc., que les pertenecen y que son  bienes públicos que nadie, persona o grupo,  tiene derecho a apoderarse individualmente en forma privada.

Tampoco se los educo,  en otro Derecho Fundamental  que tienen.

El derecho  de disponer solidariamente con todos sus compatriotas,   de los bienes y riquezas producidos,  por  el trabajo de sus manos y su cerebro.

Nadie individualmente,  tiene el derecho de apoderarse del producto, o de parte alguna de lo  producido,  por la fuerza de trabajo de otro ser humano.

Y desde luego,  nadie individual y privadamente,  tiene el derecho de apoderarse de los medios de producción, tierras, fábricas, etc.  necesarios  para el uso industrial de la fuerza de trabajo ajena.

Si alguien les hubiera explicado,  esos derechos básicos que tienen,  no hubieran votado a los patrones oligarcas ladrones del MUD y a través de ellos a los Mendoza, Caprile. etc. defensores todos,  de la oligarquía ladrona,  

Ahora bien,  si usted estimado lector, cree a esta altura de mi discurso,  que estoy como Diógenes,  buscando en la oscuridad a ese “alguien” , que eduque a los trabajadores venezolanos,  le aseguro que no necesito la linterna,  yo sé que esos “alguien” existen , y sé que no se han ocupado,  en educar” al trabajador en sus derechos,  sino por lo contrario, algunos en “maleducarlo intencionadamente”,  en confundirlo,  hasta anular su conciencia de autodefensa más  intuitiva.

Y otros desde la burocracia del Gobierno Bolivariano, en negarle la participación activa individual y comunal, que el Comandante Chávez esperaba, se desarrollen en el pueblo venezolano.

En Venezuela, si “alguien” es responsable principal, de la mala educación ideológica, la educación negativa de los trabajadores,   ese “alguien” es  el equipo de Burócratas, que Maduro entronizo en el Poder, a la muerte del Comandante.

Hoy son esos Burócratas del Gobierno Maduro,  los que llevan el estandarte Chavista, estandarte que bastardean, declarándose socialistas sin serlo ni ejercerlo.

Pero es inútil,  su pertinaz demagogia,  defendiendo al capitalismo a muerte,   en la práctica,  mientras el relato va por el lado  de la “ inclusión social ”,  basada  esta, en el  abuso de asistencialismo provisorio,  otorgado con el único  objeto,  de adormecer la conciencia  y la voluntad de resistencia de los humildes, nos descubre lo que son en realidad, representantes una clase media, que cumple con su función rastrera de enriquecerse individualmente. Y a quienes no interesa la suerte, de la inmensa mayoría de sus compatriotas, de la clase trabajadora.

Escudados el gobierno Maduro, en la fábula de “ Guerra Económica” , de la cual, la cruda verdad, es que son responsables principales, por haber mantenido en este periodo, alimentando a dólares a los fogoneros, de la malversación económica, y enemigos jurados de la Revolución Bolivariana, la oligarquía pitiyanqui de los Mendoza , Caprile y multinacionales norteamericanas.

Son responsables, de haber dejado el manejo de la economía popular, cuya suerte estaba en sus manos, a merced de codiciosos comerciantes privados, y haberlos alimentado con los dineros, propiedad del pueblo venezolano, la renta petrolera.

Fueron inútiles, los cientos de artículos y advertencias, volcados pidiendo enderezar el rumbo del barco del Estado, hacia el socialismo.

La respuesta de Maduro, fueron largas y tediosas peroratas, con promesa todas incumplidas y cada vez más vacías, de contenido ideológico.

Tampoco se enfrentó a la corrupción, es decir se dejó impunemente robar al pueblo trabajador, de los bienes provenientes de la renta petrolera nacional, y se entregó a una mafia asociada, de burócratas del estado y oligarcas privados.

Todavía se ignora la suerte, de los miles de millones de dólares robados y jamás buscados.

En varios artículos, traje a colación mi experticia, muy cercana al proceso de la involución en la URSS, de la burocracia en el Poder, hacia una oligarquía ladrona y pro capitalista.

Y deje constancia lo parecido que se marchaba en la Venezuela, en manos del Gobierno Maduro, y en las consecuencias que podía traer, para el pueblo mayoritario… hoy están a la vista.

¿Qué hacer ahora?

Ahora solo queda volver a Chávez y su sueño socialista de un pueblo venezolano, con igualdad económica, participando individual y comunalmente, en la dirección de la economía y la política del país.

Se impone, un cambio inmediato del equipo de ministros, para que además de evitar la continuación, de la incompetencia demostrada en sus actividades, impedir que se unan en planes comunes de corrupción, con los nuevos legisladores de la oligarquía, para obtener la impunidad de los robos cometidos en común.

Hasta cabe tomar el ejemplo, de una Argentina donde la “viveza criolla” de los pillos kirchneristas, perdidosos igual que los burócratas bolivarianos, con la derecha Macrista, hermana del MUD venezolano, aprovechan los últimos 10 días del dominio total del Parlamento, antes de que asuma el nuevo gobierno, para aprobar 100 leyes, que no “tuvieron tiempo” de pasar en 12 años.

No lo sé, no soy venezolano y no conozco las leyes, pero quizás la Asamblea Nacional en vigor, pueda hacer lo mismo, aprobando leyes hacia la profundización del Socialismo, antes del paso del dominio de la Asamblea, a los representantes de los oligarcas, recién elegidos.

Se impone impulsar en esas leyes, si fueran posibles, una que establezca el voto obligatorio, porque en un país que pretenda que el pueblo ejerza de verdad, su derecho al voto, este voto debe ser obligatorio y además castigado fuertemente, el no ejercicio de dicho derecho.

Solo a los países capitalistas, les interesa el voto libre y a voluntad del votante.

La razón es muy simple, solo las clases acomodadas van siempre a votar. Hacia la derecha, desde luego, porque tienen bienes materiales que defender.

La clase trabajadora, no tiene nada, solo su pobreza, entonces muchas veces cansada, amargada, no van a ejercer el voto.

Afectuosamente



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3396 veces.



Hersh Zakheim

Lic. en organización de Empresas Industriales. Politólogo graduado en la ex URSS

 HZ.virtud@gmail.com

Visite el perfil de Hersh Zakheim para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a218734.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO