Trump es solo la máscara y desde ahora el “chivo expiatorio”

El Monstruo es EEUU y el Capitalismo

Desde la asunción de Trump,  ha comenzado una fuerte campaña  en USA,  dirigida al exterior, informándonos,  que el “espíritu”, “moral” y  “tradiciones democráticas” de EEUU, están en peligro en manos del “bestia político” Trump. Veamos  ya mismo,  hacia donde va dirigida esa fabula “caza bobos”.

A muchos se les hace creer,  que USA como ciudadela del Capitalismo,  es tan poderoso que no hay oposición posible a sus tropelías.

A mí no me lo parece y no lo creo en absoluto,  pero de lo que no tengo dudas, es  que con Trump o sin él,  EEUU junto con la  mayoría de sus habitantes  blancos y su capitalismo, son un  gran  peligro para el mundo civilizado actual.

Y son  un obstáculo,  para la subsistencia de la Naturaleza, de la Paz, y  que  con sus acciones e ideología, retrasan  el crecimiento de la conciencia, del resto de los  seres humanos, para alcanzar la necesaria  justicia económica, social y el desarrollo cultural.

La marcha errática y azarosa del sistema capitalista que USA encabeza, y que es parte indisoluble de su esencia ideológica y praxis,  apoyada  sobre voluntades individuales, con acciones independientes cada una,  que denominan con cinismo  “ desarrollar y competir”,  que entrecruzadas y  multiplicadas sus consecuencias,  lleva al Caos que  ellos denominan Crisis… ha entrado en un proceso de descomposición.  

Y EEUU en su carácter de guardián del Imperio,  muestra claramente los síntomas de tal descomposición.

El apoyo interno a Trump y a su proposición de volver  al “viejo capitalismo “, indica  la incidencia negativa que para la economía interna,   tuvo la dislocación de fábricas a países,  con mayor explotación de la clase trabajadora.

Señala,  la  aceleración de la crisis que acompaña el proceso de “financiarizacion globalizada”, nombre demasiado extenso, para algo tan simple como es la Usura y  la Especulación, aplicada sobre pueblos  más débiles, que empujan  la Banca Privada y Wall Street,  con  su consiguiente reflejo, incluso sobre las clases medias y trabajadores, del propio EEUU.  

Es que ya hace tiempo que llegan  los golpes al prestigio nacional norteamericano,  la famosa “excepcionalidad”  publicitada por todos los  gobiernos de las Corporaciones Yanquis,  golpes que se reciben desde  muchos lugares del planeta, desde los fracasos entre otros en Georgia y Ucrania,   hasta el de Siria.

Sumémosle las ridículas excursiones de turismo militar,  en países que rodean la frontera Este de Rusia,   con grupos de pocos soldados,  de la empalidecida OTAN, que no traen tranquilidad alguna a los oligarcas que manejan esos paisitos.

El aviso temprano del descalabro en la Europa  Inventada,  marcado por los astutos  primos ingleses con el Brexit.  Y también el  crecimiento de la economía y  potencia militar que es  China,  y la vuelta al ruedo de una Rusia,  cuya potencia militar y nuclear,  nunca dejo   de ser una certeza para el pueblo norteamericano  

Surge entonces con claridad,  que el papel de Nave Insignia del  Capitalismo,  que ejerció USA desde finales de la Segunda Guerra,  ha caído en el descredito.

Junto con esta depreciación del rol que representa USA ante el mundo exterior,  la decisión del pueblo norteamericano  blanco  mayoritario,  de poner al mando a un hombre que representa en sí,  las características incubadas en 200 años en el Biotipo Cultural norteamericano.
Biotipo Cultural  que es  sin duda,  el rostro real de USA.

Esta exhibición directa,  de las  características reales del pueblo Norteamericano  blanco y mayoritario,   que hace Trump con su dichos y hechos,  racismo, atraso religioso y cultural,  homofobia,  prepotencia, desprecio de otros  pueblos , es lo que  ha alertado y asustado  a sectores de la clase dominante y dirigente de USA.

Es que ante la agudización de la crisis,  y el evidente fracaso de las elites que gestionan la economía yanqui,  para  aplacar su ritmo y sus consecuencias,  a Trump se le ocurrió o sintió,  la necesidad de recurrir a los  ancestros primitivos de su viejo capitalismo.

Y así  destapo la verdadera cara del pueblo norteamericano,  que en 100 años impuso el Imperio  capitalista yanqui,  sobre un mundo confuso  y políticamente en desarrollo.

Entonces, la Clase de las Corporaciones  debe  enfrentar el hecho,  de que el mundo al que se le había vendido un rostro maquillado del norteamericano medio,  en 100 años de publicidad continua,  empieza a descubrir el verdadero,  través de la franqueza brutal  de Trump.  

Y lógicamente en  la Patria de la Coca Cola,  se sabe del valor de las marcas y su prestigio, y que no importa que se engañe sobre el contenido del producto. El prestigio vende.

Para salvar la marca del “capitalismo made in usa”,  hay que convertir rápidamente a Trump en el “chivo emisario y expiatorio”,  del relato de la Tora hebrea,   el que  los  sacerdotes le  presentaba a Dios ( en este caso ante el Mundo)   cargándole todos los pecados de los hombres,  para que estos queden libres de los suyos.

Aquí conviene  advertirle  a Trump  en relación a su futuro físico ,  la diferencia entre el “chivo emisario”  que los hebreos enviaban a morir solo en el desierto,  del  “chivo expiatorio”  que en otros pueblos se sacrificaba en ceremonias,  para acelerar  el proceso de limpiar pecados.

Entonces las agencias de publicidad de las Grandes Corporaciones,  acaban de poner en  marcha a   sus muñecos.

Desde los artistas de Hollywood,  que se usaron por años para vender sus mentiras,   hasta los funcionarios del  Lobysmo oficial  y eso hace que aparezca en estos días, el Premio Nobel de la Paz Capitalista,  Tío Tom Obama,  asesino serial de pueblos inocentes,  a decir compungido,  que Trump “no respeta los valores de EEUU”.

Seguro que es así,  porque el primer bombardeo de drones de Trump,  solo mato a  traición,   mujeres y niños inocentes en Yemen,  cuando Obama solía hacerlo en tres lugares simultáneamente.

Y el Cardenal católico más importante de USA,  acaba de decir entristecido,  refiriéndose al gobierno de Trump, que “algo oscuro sucede ahora en EEUU “.

Es verdad,  USA era un país “luminoso” cuando los curas católicos violaban a los niños, con el silencio del Vaticano,  había luz y claridad en USA y  todo se resolvía con una indemnización de millones  de dólares.

Y  los intelectuales de la Universidad de Harvard, ricos profesionales  que desde sus poltronas,  nos contaban lo criminal de las  acciones de las corporaciones de negocios yanquis en sus correrías por el mundo,  pero curiosamente se olvidaban de la existencia de la  “madre del borrego “ …el Capitalismo.

Ahora descubren que la Democracia está en peligro, y no lo estaba antes  con Reagan, Bush, Clinton y Obama,  ni cuando los  Bancos Privados  echaban a millones de Deudores de sus casas y el 1%  tomaba de las riquezas el equivalente del 99 % restante.
Es que el respeto   religioso de la Propiedad privada Irrestricta, que les permite a ellos vivir tan cómodamente, les hace olvidar conceptos,  que cualquier intelectual entiende perfectamente,  como son la plusvalía y  la explotación del hombre por el hombre.

Tarde señores, no es así como van a resolver lo irresoluble de esta crisis,  disculpen que los interrumpa,   sigan con  lo que están haciendo… maquillar al muerto.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1607 veces.



Hersh Zakheim

Lic. en organización de Empresas Industriales. Politólogo graduado en la ex URSS

 HZ.virtud@gmail.com

Visite el perfil de Hersh Zakheim para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a241157.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO