¿Quién le teme a Donald Trump?

Nos quieren asustar. Desde esa cloaca maestra de la desinformación, que se llama CNN, hasta multitud de medios de todo pelaje, que manejan las agencias, especializadas en direccionar la opinión pública. Todas ellas propiedad del Gran Capital. Y el peligro latente se llama…Donald Trump.

Es la primera vez que yo recuerde, que desde sectores representativos del Poder en USA, se pretenda tan abiertamente, instalar temor frente a la asunción de un nuevo Presidente.

Hasta ahora, descartando la natural incertidumbre, que acompaña el inicio de la actividad, de todo nuevo burócrata, los futuros Presidentes de USA eran presentados por la Prensa, la Televisión y los demás medios, de ambos signos, Demócratas o Republicanos, con una mezcla de admiración por el triunfo electoral, expectativas de cambios positivos por parte del sector triunfante y una cauta reflexión, sobre las probables dificultades que se le opondrían, de parte de la oposición.

Pero nunca fue presentado como un Cuco, como es el caso de Trump.

¿Dónde reside el motivo de esta actitud?

Los intelectuales y artistas norteamericanos, que se han manifestado con tanto furor contra Trump, tienen sus razones para protestar.

La franqueza de Trump les es insoportable. El discurso de Trump, refleja la característica real del pueblo mayoritario norteamericano, homofobia, atraso intelectual, fanatismo religioso, racismo, egoísmo individualista, consumismo enfermizo, no solidario.

Ese discurso se da de patadas, con el relato que desde hace un siglo, esos intelectuales y artistas viene realizando a sueldo de los capitales que manejan USA.

Relato mentiroso y edulcorado, que pretende ocultar, la cara real del Imperio Capitalista ante el mundo.

Desde ese sector, se rasgan ahora las vestiduras, horrorizados por las declaraciones homofóbicas y racistas de Donald, pretendiendo olvidarse que ellos mismos colaboran activamente, para esconder esas características y presentar ante el mundo, una falsa imagen del pueblo norteamericano.

Cada uno de ellos ocupando su lugar, los intelectuales escribiendo artículos, desarrollando tesis académicas, donde buscan toda clase de subterfugios, para defender las felonías de sus patrones. Los artistas actuando en las obras que estos intelectuales pergeñan.

Y ahora resulta que son adalides de la Democracia y de los Derechos Humanos, Derechos que irónicamente, aún no han sido violados por Trump, pues ni siquiera asumió.

En cambio, sí fueron violados permanentemente, por el Tío Tom Obama y la "simpática para ellos", Hilary Clinton, durante los largos años que estuvieron al mando, mientras estos nuevos defensores de los derechos humanos… miraban para otro lado.

Concurrentemente otro sector, ataca las vaporosas declaraciones de Donald, sobre las futuras relaciones con Rusia, alertando sobre la probable caída del Imperio Yanqui en desgracia, si se anudan relaciones más íntimas con los sátrapas como Putin.

Estos oráculos de la catástrofe, parecen decirnos…

"si tenemos en uso desde hace 100 años, desde 1917, un enemigo ideal en los Rusos, que nos es útil para justificar, toda clase de tropelías y negocios que hacemos por el Mundo.

Que les permitió ganar mucho dinero a nuestros capitalistas, durante la Segunda Guerra y la Guerra Fría. Que nos sirve para justificar, los miles de millones de dólares, que les hacemos ganar a nuestra Corporaciones de la guerra.

Si tenemos entretenidos, a nuestros habitantes norteamericanos y a muchos otros estúpidos en el mundo, asustándolos diariamente con el Oso Ruso… para que necesitamos este cambio, que amenaza introducir Trump"?

Bueno, esto es en esencia lo que vemos aparecer en los medios de comunicación… pero que hay de cierto en la "amenaza Trump"?

Su aparición en la lucha electoral, no es casualidad. Es el resultado, de la situación en que se encuentra actualmente EEUU y el capitalismo mundial, globalismo y financiarizacion incluidos, en crisis permanente.

Y representa al mismo tiempo, el fracaso de la política y de los políticos del lobysmo yanqui, en enfrentar la visible decadencia de USA y el amenazante panorama en detrimento del Imperio, que exhibe la política exterior

Y es por eso que se lo ha elegido a Donald, en su carácter de "emprendedor" capitalista nato, fogueado en situaciones críticas de sus negocios.

Lo cual no deja de ser ilusorio y un signo de la desesperación del Sistema, por resolver los problemas "irresolubles" de la economía interna y la política exterior del Imperio. Así de sencillo repito… "irresolubles"

Porque ese es el Muro que va a enfrentar Trump, no el de México.

Y porque ese Muro, el de la crisis capitalista… dentro del sistema capitalista, ya se yergue ante cualquier burócrata del Sistema.

La idea de reconstruir la gloria del EEUU, que fue ejemplo de desarrollo capitalista en su territorio y en sus años dorados. Idea que se motoriza en la frase de propaganda central de Trump, " Make America Great Again" ("Hagamos de Estados Unidos un gran país de nuevo"), no deja de ser también una ilusión condenada al fracaso.

Aquel fuerte desarrollo, que dio por resultado en 200 años, la creación del Imperio Capitalista, hoy es un cáncer para el mundo civilizado, que desarrolla su metástasis en Europa, en el Oriente y donde puedan alcanzar sus nefastas agresiones.

Y la idea de volver al "útero materno "de USA, como lo propone Trump, se enfrenta precisamente con ese mundo exterior, que no es el mismo de los recuerdos infantiles de Trump y los que lo votaron.

El aislamiento en que se desarrolló EEUU, que lo protegió de una Europa conflictiva y un Oriente misterioso, durante más de 100 años, entre dos océanos inmensos, como en una incubadora gigante,… hoy no existe más.

El desarrollo tecnológico en transporte y la comunicación, achico las distancias, hasta transformar el mundo desde un planeta inmenso y misterioso, en el pequeño patio de un inquilinato.

Donde la globalización, tiene a su favor la lógica del pequeño espacio en común, y si el hombre viviera en el socialismo, ya sería una realidad indiscutible.

En estos últimos años los Protagonistas cambiaron, el Mercado cambió.

Los enemigos crecieron, hasta el punto de acabar concretamente, con la "excepcionalidad y la potencia militar" del imperio Yanqui.

Hoy dudosamente USA, sería capaz de enfrentar una guerra verdadera, pese a la tremenda propaganda para ingenuos, que realiza diariamente y pese al despliegue impresionante de 1000 bases por el mundo… o precisamente debido a ello.

Bases que necesitan del apoyo de los extranjeros, donde están ubicadas y cuya fidelidad hoy está en duda, minada por los mismos problemas que acosan a USA, y cuyas poblaciones, dudosamente estén dispuestas a sacrificar sus vidas, por la gloria del Capitalismo.

Lo que sumado al gasto enloquecido en armas, que tales bases representan, junto al del Ejército regular yanqui, y el necesario apoyo al de la OTAN, hacen que el déficit de USA, haya crecido exponencialmente, reduciendo al Dólar a un papel sin respaldo y sin valor, que se sostiene solo en la amenaza de esas armas.

Así los tiempos del Dólar, como divisa internacional están acotados.

Por eso Trump, no casualmente, propone apaciguar los ataques a Rusia y achicar el apoyo a la OTAN.

Claro, que el pragmatismo expuesto por Trump, eso que yo denomino la vuelta al "sentido común", va a tropezar necesariamente, incluso con los lobbies de su propio partido. Quienes no se resignaran a perder los negocios brillantes que llevaban hasta ahora.

No se resignaran, a que la comprobación del verdadero valor del dólar, acabe con sus negocios cuasi virtuales de la financiarizacion, del juego de las Bolsas y las acciones, de explotación de la Banca Usuraria privada, que es la dueña de la deuda que ahoga a las naciones y pueblos ajenos.

No se resignaran pues, a colocar al dólar en su valor real y quitarle el reinado, sobre las demás divisas en el mundo, porque eso acabaría con sus negocios de un tajo.

Por eso no es absurdo que Trump, se rodee como vemos que comienza hacerlo, con millonarios y halcones.

El Imperio tiene muchos frentes abiertos y conflictivos sin solucionar, a ellos se van a agregar a partir de ahora, los de la política interna de Trump, que intenta restituir la industria al interior de USA.

Y es así que necesita el apoyo, de gente de su mundo, el del capitalismo a ultranza, para analizar con ellos esta dura realidad que encaran y saber hasta dónde pueden llegar, más allá del triunfante discurso electoral.

He leído por allí, que el pensamiento de muchos dirigentes industriales Estadounidenses define, que la robotización podría desarrollar ventajas competitivas para USA, y volver así a disponer en su territorio, de la formidable industria que poseía.

Lamento desilusionarlos, porque la robotización y su desarrollo, están hoy al alcance, de prácticamente todos sus rivales más importantes, sin contar que la robotización dentro del sistema capitalista, crearía de inmediato una agudización del desempleo.

Y el mercado internacional, que los norteamericanos tenían a sus pies, ahora escucha ofertas de China, que no hay duda fábrica de todo y más barato y que apoyada en la capacidad energética y de industria pesada de Rusia, constituye un rival, demasiado poderoso para la USA actual.

Tanto China, como Rusia, Europa y los países desarrollados de Asia, tienen las mismas posibilidades de USA para el desarrollo futuro tecnológico.

Se terminó la exclusividad yanqui, en el desarrollo a base de cerebros importados, hasta de países subdesarrollados, que como nuevos ricos adquirían, en su periodo dorado de los últimos 100 años.

En un mundo así, EEUU no puede presionar a los mercados, con sus tratados de "libre comercio" que son verdaderos cepos, en el cuello de Países más débiles. Y también es por eso que Trump los desecho, no porque no los quisiera, sino porque sabe que no los puede imponer.

Conclusion

Todas las conclusiones de este análisis, se van a enfrentar como el mismo Trump, con la realidad, .en un tiempo complejo para el Imperio. El tiempo de la decadencia inevitable.

Por lo que todo lo que el Sr Trump haga, para sostener los dominios del Imperio sobre los Pueblos ajenos, está condenado al fracaso. Nada hace presumir otra posibilidad.

Nos aterran algunos, diciéndonos que el moribundo, puede recurrir al Apocalipsis nuclear. Esperemos que la inteligencia de otros seres humanos…lo impida.

Sin embargo, nada nos va a librar, de la furibunda campaña publicitaria, de desinformación y tergiversaciones de toda índole, a través de los miles de medios que dispone el capitalismo, que se volcara de inmediato, acompañando el proceso político y las medidas de Trump y su gobierno.

Tendremos que hacerle frente, como siempre… infatigablemente.

A pesar me animo a decir, del pesimismo permanente, de los conciliadores con el sistema capitalista, los socialdemócratas confesos de las clases medias, acostumbrados por su acendrada codicia a la permanente sumisión.

Esperemos que el resto del mundo, la Europa colonizada por los yanquis, la Latinoamérica que lucha por liberarse, los pueblos que sufren y luchan en el Oriente, sojuzgado por la codicia del Imperio y los sátrapas que lo acompañan, no colaboren con las necesidades de sobrevivencia del Imperio.

Mientras, nos quedaremos a la espera del natural y lógico crecimiento, en el tiempo de los humanos, de la conciencia de los trabajadores, necesaria para acabar para siempre, con este estúpido, injusto y criminal, sistema capitalista.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1461 veces.



Hersh Zakheim

Lic. en organización de Empresas Industriales. Politólogo graduado en la ex URSS

 HZ.virtud@gmail.com

Visite el perfil de Hersh Zakheim para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad



US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a240041.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO