Después de las parlamentarias del 6D – 2015

Estado y Poder Popular (V)

(Exhortamos a los estudiantes y estudiosos de la Ciencia Política, a recopilar estos artículos, escritos con el ánimo de contribuir a la difusión de esta importante temática en una hora tan especial en la encrucijada de la Patria).

 

Respuesta a una talentosa lectora

¡Pa´tras, ni pa´coger impulso!

Introduzco en esta entrega, una modalidad que considero pertinente, a manera de relacionarme con los lectores que siguen estos escritos. En los mismos trataré de darle continuidad a los análisis que hemos venido haciendo en torno al interesante tema de El Estado y el Poder Popular.

Como pueden observar, este artículo que reenvío es de MARÍA GABRIELA Delgado

     
 

Buenas tardes Profesor.


Excelente punto de vista, el cual comparto en su totalidad. Es claro que para ¡atrás ni para coger impulso!, especialmente, porque muchos ya tuvimos la amarga experiencia de vivir todo lo que describe en su artículo, en primera persona, o sea, nadie nos lo contó; es obvio que, una vez experimentada aquella política, aquella filosofía y estilo de vida, propuesto por los modelos neoliberales y capitalistas de la derecha, a sus anchas, durante la cuarta república, entramos en conciencia sobre lo que ¡NO queremos para nuestro país, nunca más!

Sin embargo, es bueno hacer también un ejercicio de auto reflexión, de auto crítica, dentro de los más radicales y fervientes seguidores de la ideología Chavista, Socialista, Bolivariana, Antiimperialista... Estamos muy conscientes de la fuerte guerra económica, disparada y orquestada por la Oligarquía de Derecha nacional e internacional, apoyada por los Imperios actuales, liderada por los EEUU. Es muy evidente y descarada sobre todo por parte del país vecino (Colombia y su gobierno servil), prestándose como plataforma para destruir nuestra economía, a través de la política de contrabando de extracción, de la legalización de las negociaciones con nuestra moneda nacional, y el dólar paralelo, la incursión paramilitar imprimiendo inseguridad y terror a nuestro país y nuestro pueblo; entre otras arremetidas que no mencionaré... Todo eso es válido y hemos estado dispuestos, como Pueblo, a SOPORTAR, en el nombre de la Paz de nuestra Patria. Pero, que ¡no se equivoquen nuestros líderes, en mal interpretar nuestra fidelidad y lealtad al legado del Comandante Supremo, y nuestras convicciones, con entreguismo y sumisión! 

Considero que se han escapado del control del gobierno conductas de funcionarios, representantes de la administración central, regional y local, y  hasta comunales, con altos niveles de corrupción, cosa que considero grave, puesto que abona más a exacerbar el enojo, descontento y desánimo del pueblo Chavista. Pero, voy más allá, no sólo es el descontento y decepción de muchos, es lamentable ver cómo aparte, muchos venezolanos, se suman a la podredumbre de un ejercicio económico salvaje, anti ético y bestial, contra nuestra economía y contra sus propios hermanos compatriotas venezolanos, aprovechándose de sus necesidades para su beneficio; pensando que "si impunemente muchos lo hacen... ¿por qué yo no lo puedo hacer?", hundiendo cada vez más las posibilidades de salir a flote como país. Esto deja en EVIDENCIA, 2 cosas: 1) Falta de Autoridad: Es decir, "Yo Gobierno, NO tengo la capacidad de hacer cumplir las leyes que existen para aplicar y castigar a los infractores", a eso se le llama Ilegitimidad, donde los empresarios, comerciantes y bachaqueros se declaran en DESOBEDIENCIA ABIERTAMENTE, sin ningún castigo. 2) Corrupción desde ciertas posiciones de Autoridad: Si existen las leyes y los funcionarios, ¿cómo es que continúan funcionando las estructuras bachaqueras y las colas? ¿O las 2 cosas a la vez?

Desde mi punto de vista, la crítica (AUTO CRÍTICA), no puede ser descalificada como devenida de ¡pensamiento escuálido! No es pesimismo, No es alarmismo. La Hiperinflación es una realidad, la calidad de vida mermó, es una realidad que no podemos ocultar. Creo que el Gobierno Nacional debe darse cuenta que CARACAS no es Venezuela, que la realidad que vivimos en otros estados, especialmente los fronterizos, es totalmente distinta a la de Caracas, que necesitamos un seguimiento RIGUROSO, que el Pueblo le otorgó el PODER para EJERCERLO! Que pedimos a gritos su acción contundente para de una vez por todas, tomar las medidas efectivas contra los EMPRESARIOS, COMERCIANTES Y BACHAQUEROS que lejos de estar presos o quebrados, más bien se han enriquecido, se han hecho cada vez más ricos, a través del empobrecimiento inducido por ellos, del Pueblo. Han obtenido dólares desde el gobierno, con lo cual, además de propiciar el derrocamiento del gobierno que el pueblo eligió, se hacen millonarios!!!! ¡Es el mejor negocio de sus vidas! Si no logran tumbar el gobierno, porque el Chavismo nos es tan fácil de vencer, al menos incrementan y engordan sus cuentas bancarias y se dan la gran vida en nuestras narices, burlándose de la ingenuidad e ineptitud del gobierno y de la inocencia de un Pueblo. Esta vez sí creo que "La Inocencia si mata al Pueblo", porque de llegar ellos al poder, lo más seguro es que muchos de nosotros terminemos en los cementerios...

Por esas razones, pienso que el Presidente Nicolás Maduro, debe actuar de manera contundente y severa en el castigo. Ser implacable con los que siguen apostando por el derrocamiento, y sobre todo, con aquellos que de lado nuestro, nos han perjudicado más que los mismos opositores, los funcionarios MILITARES y no militares, que se encuentran en posiciones de poder, y se han prestado por tres lochas, para darle paso a toda esta estrategia de guerra y golpe de estado. Le debo recordar al Pdte. Maduro lo que tanto nos advirtió el Comandante Eterno: La Paz, solo se logra con ¡JUSTICIA!

Este 6D, iremos nuevamente y depositaremos nuestra confianza en la Revolución, pero esa que nos dejó nuestro Comandante Invicto, esa que nos dio Calidad de Vida, esa que nos dio Oportunidades, que nos dio Seguridad Económica, Seguridad Alimenticia. Hugo Chávez nos demostró que el Modelo Socialista Bolivariano funciona y funciona de maravilla. Nos mostró que ¡Sí se puede! Y aún confiamos en que podemos RETOMAR ese sendero, hacia el país que soñamos con Chávez. Las fallas, las equivocaciones y errores son lógicas, son de humanos y los entendemos, no ha sido fácil... Pero, ¡hay que rectificar y volver al PLAN DE LA PATRIA y todas las enseñanzas de nuestro querido y amado Comandante Chávez!

Saludos.

María G. Delgado

Ingeniera/ Abogada

Respuesta a María G. Delgado

César Prieto Oberto

 

María -permíteme que te tutee-, me has asombrado, impresionado, por el contenido y alcance de tus reflexiones. En la Venezuela callada, silente, la que no hace bulla, yace otra Venezuela, la que piensa, observa, analiza, otea el horizonte y saca conclusiones. Tú eres, quizás, una de esas miles, decenas de miles, centenares de miles, millones de venezolanas y venezolanos que, en lo más apartado, recóndito de la Patria, ya tiene su decisión tomada. En la inteligencia de las venezolanas y venezolanos, algo que no se imaginan los representantes de la burguesía y de la oligarquía petrolera que siempre han ninguneado a los sectores más desposeídos de la población, los que desde hace cien años se han repartido la renta petrolera, no se imaginan, repito, que en los pequeños pueblos de Venezuela, en los barrios y caseríos de todas las ciudades, en las regiones campesinas y fronterizas, existe una Venezuela que ya los conoce, que ya sabe cómo piensan, que ya interpretan, a  la luz de los 40 años de ignominia, de persecuciones, de desaparecidos, de torturados, de asesinatos, de suspensión de las garantías constitucionales, de entrega de nuestros recursos a los organismos internacionales, de inflaciones generadas por la ambición desmedida de empresarios inescrupulosos, por la imagen imborrable del “carmonazo” con la eliminación mediante simples frases de la Asamblea Nacional, del Tribunal Suprema de Justicia, del Fiscal General de la República, del Contralor General de la República, del Defensor del Pueblo, de las Gobernadoras y Gobernadores, de Alcaldesas y Alcaldes, de Concejales, de persecución y acoso de los dirigentes políticos del chavismo, del secuestro del Presidente de la República, que la vuelta de esa gente a Miraflores sería la instalación de un gobierno fascista, porque lo que destilan sus principales dirigentes es odio, es racismo, es revanchismo y ansias de entregarse a los poderes imperiales.

Esas reacciones de la derecha venezolana e internacional tienen una intención fundamental: evitar que el Estado siga transitando hacia el Poder Comunal, hacia el Poder Popular.

El triunfo del 6D garantiza a la izquierda venezolana continuar su lucha de manera un tanto más expedita hacia más y mejores logros. Permitirá la denuncia interna, la crítica y la autocrítica justa, descubrir a los corruptos y traidores infiltrados dentro del proceso bolivariano, de avanzar en la transición hacia el Poder Comunal.

Una observación que me permito hacerte, María. Introduces en tu escrito la expresión: “la Hiperinflación es una realidad”. Pues no, María, no lo es; aún no estamos ni en el umbral de ella. Quizás, con toda la intención que persigue esa derecha rancia que ha orquestado el acaparamiento, el desabastecimiento, la especulación, el contrabando, el Dólar Today, la inflación desenfrenada, el robo descarado de los sueldos y salarios de los trabajadores, han introducido el término hiperinflación con el ánimo de causar terror, pánico, espanto, en la población. Tengo el deber, la obligación de decirte, por mi carácter de Profesor y Economista, que la hiperinflación es algo que sí, que realmente provoca y es causa de pánico. Imagínate que vayas a la panadería un día en la mañana y compres 10 panes por 200 bolívares, y regreses por la tarde y esos mismos 10 panes te cuesten 400 bolívares, y al día siguiente ya te cobren por los mismos 10 panes 500, 600 o 700 bolívares. Eso, María, se vivió en Europa después de la I Guerra Mundial, la misma que diez años después de culminada esa gran catástrofe fue una de las causales de la Gran Depresión de 1928, 29, 30, y años siguientes, estimular el armamentismo alemán, el surgimiento del nacionalsocialismo (nazismo) alemán y la II Guerra Mundial.

Expliquemos algo de ese fenómeno. El origen de la hiperinflación tradicional -en Europa- obedeció a factores externos, ésta se produjo tras la primera guerra mundial, sus economías presentaron altos déficits presupuestarios financiados mediante la creación de dinero. Para detener la hiperinflación se realizó un programa ortodoxo o plan global de estabilización, el cual generó credibilidad en el público y la certeza de que el Banco Central no financiaría el déficit presupuestario emitiendo dinero.

En los países europeos que presentaron hiperinflación, el ingreso solo cubría una pequeña fracción de los gastos totales y el colapso en los ingresos públicos coincidió con el aumento en la inflación. (caso del efecto Olivera Tanzi). En estos países, el fenómeno de la hiperinflación fue precedido por un excesivo nivel del impuesto a la inflación o señoreaje. Severas medidas de carácter económico se aplicaron. Alemania sufría el castigo de pagar volúmenes insostenibles de dinero además de otras sanciones realmente denigrantes. Ello provocó lo señalado arriba, el revanchismo germano.

También en América Latina, concretamente en Argentina (dictadura militar), Brasil (dictadura militar) y Perú (presidencias de Alan García y Fujimori) se vivieron períodos hiperinflacionarios en las décadas de 1980 y 1990, sólo que las causas fueron eminentemente estructurales, donde la “mano peluda” del neocolonialismo tuvo mucho que ver, así como el robo descarado de los dineros públicos y la conchupancia con los empresarios y oligarquías criollas. Se vivieron períodos hiperinflacionarios  de 2000, 3000 y hasta 4000% en años consecutivos.

En Venezuela, las mayores inflaciones las vivimos en 1981(81,2%), 1974 (70%), 1996 (103,3%) y 2014 (68,5%).

Este año, 2015, la inflación debe superar, posiblemente, 120%. Lo particularmente resaltante es que la inflación de estos dos últimos años ha sido el resultado de dos causales que se complementan: la despiadada guerra económica caracterizada como expresamos arriba, por 1) el acaparamiento, el desabastecimiento, la especulación, el contrabando, el Dólar Today, la inflación desenfrenada, el robo descarado de los sueldos y salarios de los trabajadores, la infernal guerra mediática nacional e internacional, y 2) por errores imperdonables de Política Económica del Gobierno Nacional, como no tomar decisiones en cuanto al precio de la gasolina y la tasa de cambio, entre otras.

Para avanzar en el proceso de transformación del Estado Burgués hacia el Estado Comunal, para transitar hacia el Poder Popular, el gobierno nacional, los partidos de la Revolución, los partidos y movimientos del Polo Patriótico, tienen que tomar la sartén por el mango. Tomar decisiones que, aunque parezcan atrevidas, extemporáneas, son las necesarias para ir consolidando paso a paso la transición  hacia el Socialismo Productivo, hacia el Socialismo del Siglo XXI.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1156 veces.



César Eulogio Prieto Oberto

Profesor. Economista. Miembro de Número de la Academia de Ciencias Económicas del Estado Zulia. Candidato a Dr. en Ciencia Política.

 cepo39@gmail.com

Visite el perfil de César Eulogio Prieto Oberto para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a216997.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO