Carta abierta a Roland Dennis y a quienes pretenden enlodar la historia del barrio, del Colectivo, de la Comuna

La concepción materialista del análisis de la historia frente a la interpretación novelada de la egocéntria: Cucharaditas de realidad, tres veces al día para evitar la megalomanía, la disociación psicótica y la ausencia de honestidad de cara a las grandes mayorías de nuestro pueblo.

El sociólogo Michel Foucault, señala desde sus obras “Las palabras y las cosas”, y sobre todo desde la “microfísica del poder”, el carácter punitivo que tiene en términos sociales la palabra locura, lo mucho de margen social que puede representar en el cuaderno de la sociedad, y como los límites consensuados son los que sitúan dicho margen en uno u otro punto, siempre a criterio del punto de vista de quien lo debe evaluar, como se profundizará en su obra “vigilar y castigar”, al servicio de un orden común como expresión de intersubjetividades, quizás no concuerden ahora mismo con nosotros, por ello, pretendemos hacer un significativo esfuerzo por explicar el porque a nuestro juicio como revolucionarios es meridianamente necesaria la psiquiatría entendida como ciencia, y sobre todo revindicar la gnoseología revolucionaria la pertinencia de su campo de estudio.


Claro está, con ánimo de ayudar a comprender en que punto del razonamiento personal se traspasa la línea entre relato histórico novelado, y la mentira o megalomanía como licencias literarias que aproximen un mismo texto al género de ciencia ficción, desposeyéndolo de cualquier valor práctico para la lucha revolucionaria, pero sobre todo desenmascarando para quien profundiza en el análisis, las verdaderas certezas que pretende pasar como reales la fértil imaginación de una mente perturbada en su afán de querer aparentar claridad y lucidez sobre la base del delirio.
No queremos ser aguafiestas, no queremos elegir hasta que altura es realista el vuelo de las cometas de los niños, ni hasta donde existe la frontera entre un sueño y su posibilidad de realización.


El general libertador de Vietnam, Vo Nguyen Giap preguntado por la prensa internacional sobre los estragos de la guerra imperialista sobre la cultura indígena en las masas, sugería como herramienta para superar el coste idiosincrásico de la misma, tomarse tan solo un instante para abstraer el pensamiento de las condiciones objetivas de su formulación, y apreciar la belleza. Solo así, el pueblo es capaz de introducir su carácter al desarrollo objetivo de la lucha. La frase propagandística con la que concretó su aporte al respecto es lapidaria, “Aunque tengamos prisa, la marcha del ejército popular de liberación debe tener mucho cuidado de no aplastar las flores, porque no tendría sentido, o seria un contra sentido, pisotear la belleza a nuestro alrededor por la prisa que tenemos en rescatar la belleza. Debemos marchar tan rápido como nos sea posible a rescatar el sueño de una patria libre y popular, a defender con la vida la belleza de ese sueño... Sin pisar las flores”.

El último texto de un catedrático especialista en pontificar sobre realidades desconocidas y exóticas para sí, lo lleva a ese punto preciso en que el texto político ya no puede ser apreciado cómo tal, puesto que cualquier parecido con la realidad histórica es meramente circunstancial, y lo convierte directamente en un relato corto, cuento con miras a ensayo... Pero desde luego no en un texto político. De la literatura se pueden extraer notables enseñanzas, y de ese género literario tan nuestro conocido como realismo mágico, horas de ese gran entretenimiento que enriquece almas, pero que obviamente carece del rigor necesario para ser considerado texto de referencia en un sentido científico de la palabra.


Así como es maravilloso contemplar la enorme gama de colores de Van Goht cuando plasmaba su mirada en la realidad y nos legaba en un lienzo su visión de lo retratado, podemos apreciar su belleza, pero obviamente esta no radica en ser hiperrealista, y obviamente tampoco es una foto, y si más bien el reflejo de la desquiciada alma del artista que observa, ese que en su pasión ofrenda una oreja por su forma de entender el amor. La racionalidad social, y la cordura individual hacen que los enamorados entreguen su pasión tan a su manera y medidas, como real y cierto es el hecho de que no vemos en cada esquina un enamorado mutilándose la oreja por amor. En esta misma categoría se encuentra el supuesto material político publicado recientemente en diversos medios por Roland Dennis Boulton y donde se pretende dar respuesta a algo que no le preguntamos, y que desde luego no tiene remotamente que ver con lo que comenta.


Es mentira flagrante que la organización haya decidido denominarse “Colectivo” por aportes de un grupo político más bien referencial de los año 80 en el que pudiese haber militado el, y algún otro amigo. Proviene del proceso de replanteamiento orgánico sucedido en el año 2002, cuando se funda el Colectivo Alexis González Vive Carajo (CAGVC), reconocemos la trayectoria de lucha de nuestros camaradas: Sergio Rodríguez, Omar Pinto, Marisol Valera, El Yuri, Nelson Molotov, Angela Martínez, Jairo Díaz, Cheo Pirela, Carlos Vielma y nuestro Alexis González y mas de cien muertos quienes están presente en nuestro altar y nunca le fallaremos.

No es casual que el comportamiento de algunos seudos-colectivos, que desde hace rato han venido creando situaciones extrañas en el oeste caraqueño hallan originado temor en las comunidades, indiscutiblemente esto obedece a un plan orquestado por la derecha y sus laboratorios para desprestigiar la verdadera praxis revolucionaria de los colectivos.

Compañero Roland
nosotros no vamos a rehuir nunca del debate político, pero nos preguntamos: ¿quienes fueron los primeros arrastrados haciendo una pantomima de desarme para satisfacer el morbo de la derecha, entregándose a la pose fotográfica?, ¿bajo que objetivo lo hicieron?, ¿a quien le ofrecieron proyecto como recompensa?, ¿quienes regalan las armas? Si no lo recuerda le refrescamos.

En cuanto a la defensa del pueblo bolivariano

El problema sobre las bandas armadas o la defensa integral de un pueblo tienen demasiados matices: Solo un mitómano consumado se atrevería a decir que sectores parapoliciales infiltrados en el movimiento popular, son revolucionarios debido a su carácter de “fuerzas vivas, chavistas y armadas”, nosotros creemos fehacientemente en la propuesta del Comandante Chávez, del General vietnamita Vo Nguyen Giap quien planteaba bajo tres faces del desarrollo de la guerra popular del pueblo, 1) Núcleo de defensa popular, que para nosotros serian los Colectivos, UBCH, mesas técnicas de agua, Consejos Comunales, etc. (pueblo organizado), 2) El Ejercito Regional, que podríamos entender debe convertirse en la Milicia Bolivariana, 3) El Ejercito de Liberación Nacional, tarea histórica de nuestras Fuerzas Armadas Bolivarianas (Ejercito Libertador) esto es disciplina político militar, así concebimos la DEFENSA INTREGRAL DE LA NACION estas son nuestras unidades de combate del pueblo real en armas, no bandas anárquicas que bien podrían hacerle un flanco favor a la derecha discúlpenos.

Pregunta de rigor para la reflexión critica consciente

¿Compañero Roland con sus desvaríos no cree que pudiera estar ejerciendo acciones contrarias al movimiento popular revolucionario?


1 ¿Porque usted intenta artificialmente llevar el debate justo al temita predilecto de la derecha: las armas, señalando de forma imprudente o servil, detalles como la proveniencia de esas armas?


2 ¿Exigiendo una especie de solidaridad mecánica con cualquiera que se pregone chavista y armado? Es necesario, invitarlo a revisar de nuevo la historia del 23 de Enero publicada por los camaradas de la CSB, y que de cuenta, de que en este barrio hay temas que se han tratado y tratarán con el hermetismo, la precisa discreción y seriedad, porque nunca han sido un tema de cafetín.


La lucha política es afuera o a dentro del quehacer político de toda nación

En cuanto a que nos reunimos con entes del Estado, es uno de los pocos hechos donde acierta, aunque una vez más de forma malintencionada, mientras gobierne la revolución bolivariana estamos dispuestos a favorecer el entendimiento con las instituciones del Estado, pues nos reconocemos sujetos políticos, no hacerlo seria desconocer al mismo Comandante Chávez, como de seguro lo habríamos hecho sin ningún problema, ni rencor con el viceministro de planificación Roland Denis, ha disculpe olvidamos su autonomía, confesamos que no somos un (focu-grup) grupos foquistas, reconocemos las tensiones, las luchas de este pueblo a lo largo de estos catorce anos de proceso revolucionario.

En otro orden de ideas, esto que Ud ha creado con su último documento, es un nuevo género literario ecléctico que también recoge de este tiempo nuestro, el gusto reggaetonero por las tiraderas. Es así como podemos bautizarlo cómo “Realismo mágico-megalomano”, podemos señalar que el estilo encaja en la corriente ciber-reggaetonera, y que sus características como representante del género son el solipsismo, la masturbación mental... Pero sobre todo la profunda soledad de quien necesita sentirse aplaudido.
Exquisito para un ciber anaquel de ciencia ficción que no estamos interesados en continuar, puesto que nos resta tiempo de hacer nuestro verdadero trabajo.
Es curioso que lleve Ud. meses criticándolo todo mientras aplaude a quienes se reúnen con el Bank of América, pontificando acerca de cualquier cosa, y poca gente le haya dicho algunas de las cosas señaladas en el presente escrito, por ello decidimos hacerlo sin que sirva como precedente recurrente.


Lejos de continuar perdiendo el tiempo lo invitamos a ver nuestra acomodada forma de vida en el seno de nuestras masas organizadas, le invitamos a participar en la vida de nuestras comunidades para que se forme un criterio respecto de nosotros lejos de tanta elucubraciones.
Entienda que de ninguna manera queremos que este intercambio discursivo sea aprovechado por agentes exógenos con intención de generar más animosidad, ni queremos que sienta que para nosotros puede ser un enemigo de clase, cosa está que queremos dejar por sentado también en la presente.


Nosotros tenemos claros que nuestra pelea no es contra individualidades ni mucho menos con filósofos criticones, para todos ellos está la Miseria de la filosofía como respuesta vigente del viejo Carlos Marx que no está para su uso como conveniencia.

Nuestra pelea se asienta en el epicentro histórico de la lucha de clases, no como aparición instantánea que se beba en un momento del camino por andar para lograr la independencia definitiva de la patria, sino como proceso arduo de intensas batallas que exige la pugna de las correlaciones de fuerzas en su interposición a través de la burguesía y sus actores plasmados en las estructuras de la sociedad capitalista que aún no termina de morir, porque el Estado de carácter burgués corporativista que negocia los intereses del pueblo es uno, porque nuestro enemigo de clase es uno solo la burguesía y el sistema capitalista que defiende el imperialismo.

Queremos asentar claramente que son válidas todas las tensiones y diferencias políticas e ideológicas que puedan existir en medio del universo revolucionario cuales son naturales ante la crítica no desde la demagogia disfrazada, fuera de ello, respetamos todas las visiones que se expresen en el campo de batalla, así como sabemos identificar muy bien a nuestro enemigo irreconciliable de la civilización del capital. Asumiendo nuestro antagonismo permanente contra la burguesía nacional y mundial.

Por último busque usted tratamiento para su egocentrismo, y procure abrazar con humildad los aportes del pueblo, en primer lugar porque sabemos que esta invitación no puede ser recíproca debido a que no existen comunas socio-productivas organizadas de forma consecuente a los modelos que propone.


Esperamos que entienda que la principal diferencia entre nosotros y gente más afín a su manera de pensar en términos pragmáticos radica en que nosotros hemos utilizado los recursos de los que nos ha provisto la institucionalidad y las masas para racionalizarlos en una mejor manera de vivir para todos quienes habitan nuestras Comunas, y lamentablemente casi nadie incluidos sus acólitos pueden asegurar esto con rotundidad.


¡Vivimos mejor porque nos organizamos y construimos cada día con ese fin!

¡Para vivir viviendo, construyendo el socialismo del siglo XXI!

¡Desde el corazón de los barrios venezolanos!


¡Con el Pueblo al poder!!!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4851 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter





US mp N Y ab = '0' /ideologia/a197617.htmlCd0NV CAC = Y co = US