Eco-socialismo: Eleva la condición ambiental

La oposición venezolana, en otra acción más de confusión y diversionismo ideológico-político, ha venido utilizando la creación del nuevo Ministerio del Poder Popular para el Ecosocialismo, Habitat y Vivienda. Mal Insisten: en ser una decisión errónea e imperdonable; otra vuelta atrás; es un atropello; más atrasos y según ellos, representa una pérdida de mas de 40 años de trabajos y avances; ahora es un caos la gestión ambiental, una conjura y “prometen”, derogar la eliminación del ministerio de ambiente y que será restituido, una vez ganen algún día las elecciones presidenciales.

En fin, se manejan una serie de desajustadas especulaciones, las cuales en alguna medida han sido utilizadas por algunos tecnócratas revolucionarios. Dicen, que la fusión de los ministerios, elimina la función reguladora ambiental que el antiguo ministerio poseía. Afirman, el nuevo ministerio será juez y parte, en especial cuando se valora la subordinación a los desarrollos habitacionales y en la definición de las políticas ambientales y eco-socialistas que se han de confeccionar.

Las apreciaciones descritas, debemos saber aclararlas y debatirlas las veces que sea necesario: Primero, el viejo ministerio del ambiente no se ha eliminado, ni ha muerto. Ha habido una fusión con otro ministerio. Implica, una unión de intereses, ideas, propuestas, y políticas entre los ministerios. Se da una reestructuración y redimensionamiento de las competencias que a cada uno les confiere. Se aspira y espera encontrar una mejor y mayor eficiencia en el ejercicio de las funciones. En particular, si no hay institución u otro ministerio que asuma las competencias que le confieren al ambiente como tal.
Segundo, estas responsabilidades, deben y tienen que fortalecerse orgánicamente con la participación activa de las comunidades. Máxime que en la fusión hay un saldo a favor y una incalculable experticia técnica de avanzada. Por ello, debemos exigir que la fusión debe generar una estructura superior de los ministerios unidos. ENTENDAMOS, se nos da un momento estelar, para participar e incorporar, las nuevas propuestas e iniciativas revolucionarias en la ruta hacia la consolidación del eco-socialismo. Así lo ha requerido el Presidente Maduro.

Tercero, en la fusión de los ministerios; las competencias, funciones, marcos jurídicos y normativos siguen vigentes y deben ser aplicados, en todos los niveles que correspondan. Cuarto, si se incurre en un delito ambiental, los tantos organismos competentes como los funcionarios, deben actuar de inmediato y aplicar las sanciones respectivas.
Quinto, el Presidente Maduro; los Ministros y Vice-ministros, han exigido, que deben continuar todos los procesos administrativos y debemos avocarnos a cooperar en la conceptualización y dar las mejores ideas y propuestas para la nueva estructura del Ministerio fusionado.

La valiente decisión del Presidente Maduro, de haber fusionado los dos ministerios y desde sus exigencias; las altas autoridades del nuevo Ministerio tienen la ineludible responsabilidad de orientar, socializar e informar, sobre las dinámicas que vienen aconteciendo en los procesos de re-organización; re-estructuración del nuevo ministerio.

Así mismo, el proceso de la Constituyente Eco-socialista, tan rápido no puede diluirse y quedar en el olvido. En su inédito proceso, se encuentran las semillas de iniciativas, experiencias, acciones,compromisos, sabidurías y experticias técnicas, para contener y prevenir los futuros errores técnicos-políticos que la fusión ministerial pueda surcar.
Debemos evitar seguir promoviendo la mal sana y equivocada especulación de la oposición política y de los diversos sectores ambientalistas en relación al tema tratado.

Es menester recordar las acciones “eco-terroristas guarimberas” que la oposición política venezolana, en los meses pasados (febrero-mayo) nos brindo. Ocasionándonos, las precarias situaciones de desestabilización social y económica; las incalculables pérdidas materiales y vidas humanas; como también la sistemática violación a nuestra Constitución. La otra historia del “guarimbeo”, es desconocer nuestra carta magna. Implícita en ella, el carácter ambientalista de la misma. Situación que anuncian pueda repetirse. Prendiéndonos las alarmas, con el vil, cruento y abominable asesinato de nuestros valientes jóvenes Robert Serra y María Herrera.

Para la oposición política venezolana, el destruir el ambiente, es una condición propia de su devenir ideológico y político en que ella históricamente esta implícita. EL capitalismo neoliberal es y seguirá siendo insaciable en la destrucción y agotamiento de nuestros recursos naturales. Por ello, tampoco podemos permitir se siga confundiendo y especulando sobre la matriz de opinión, de que cualquier política carácter ambiental, puede o quedaría diluida con el término o propuesta ecosocialista. Nos parece bien insano y mal-intencionado distorsionar tales propósitos de construcción. Para la oposición política venezolana el término ambiente si se les diluye, por cuanto la propuesta eco-socialista, trasciende los distintos matices que el capitalismo natural, verde o el eco-capitalismo ha venido proponiendo. Ojala y de algún sector político de ellos, pudiesen elevar sus niveles de discusión y bien puedan incorporarse a los distintos y formativos debates que el eco-socialismo propone y exige.

Pudiésemos citar un buen caudal de ejemplos, donde el ecosocialismo, siempre estará elevando la condición ambiental, desde una visión, holística y multidimensional; en la complejidad especifica que le toca valorar y en la visión integral por asumir, y para afrontar la crisis sistémica que estamos viviendo. Hay un daño eco-ético social ya causado, el cual exige ser reparado, promoviendo una nueva política económica orientada hacia una re-organización social de la producción ambientalmente sustentable. Potenciando la generación de nuevos empleos diversos, lo cual, nos permitirá en la dinámica de la transición, la re-orientación de procesos productivos, científicos, tecnológicos y de transformación social requeridos. Todos ellos, deben estar atados a un alto poder motivacional, ejerciéndose en las distintas acciones colectivas y cotidianas que nos toca asumir.

Sintetizamos varias tareas que vienen en camino para el nuevo ministerio, este debe seguir ajuntando voluntades; avanzar en el estudio y profundización de las distintas formas del conocimiento que engloba el eco-socialismo; aplicar y reflexionar lo aprendido; celar y darle forma a sus contenidos; saberlos difundir y continuar con los avances de construcción que hemos andado. Todo ello con la eficiencia, eficacia y efectividad revolucionaria merecida y para estar a la altura de los tiempos y cambios civilizatorios, que el planeta tierra nos exige y nuestra revolución bolivariana nos demanda.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2900 veces.



Miguel Ángel Nuñez

Director del Instituto Universitario Latinoamericano de Agroecologia " Paulo Freire" Venezuela

 ipiat2000@yahoo.es      @17MiguelAngel

Visite el perfil de Miguel Angel Núñez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Ideología y Socialismo del Siglo XXI


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad