¡Un Ministerio para el Ecosocialismo !

Sin lugar a dudas el sacudón, de nuestro Presidente Maduro, nos sorprendió al ver la fusión-desaparición del adulto ministerio del ambiente con el de la vivienda. Se le da paso, a la creación del nuevo ministerio, titulado para “la vivienda, hábitat y ecosocialismo”. Debemos reconocer que fue una medida valiente, a pesar, que en algunos sectores y corrientes ambientalistas nacionales, la noticia dispersa y se recibe con desagrado. Debiéndose ver en otros, de manera mas propositiva y prospectiva, en especial por el requerimiento del Plan de la Patria, pues necesitamos avanzar en la confección de un modelo de escalamiento productivo de transición económico-ecosocialista. Nuestro sacudón lo sentimos, es un gran paso, pero no es suficiente. El reto es aún mayor. Expliquemos por qué.

             Sin entrar a polemizar en las tantas complejidades y contradicciones, que encierra la gestión ambiental nacional y que el desaparecido ministerio, en algunos casos no podía darles respuestas a las mismas, consideramos que el reto aún es mayor, histórico y de diversas trascendencias. Lo argumentamos, por cuanto estamos convencidos, que la desaparición o fusión de dicho Ministerio no debe, ni puede quitarles competencias y menos ser transferidas del espacio vice-ministerial ecosocialista creado.

            En esta fusión, estamos seguros se seguirán implementando los instrumentos de planificación (políticas, planes, programas, proyectos.) principalmente en lo relativo, al mejoramiento y protección de los componentes naturales. También la fusión eco-socialista mantendrá la coordinación y las actividades técnicas de regulación, que han venido desarrollando con otras instituciones del gobierno (local, municipal, regional, estadal y nacional). Les toca ahora, con más FUERZA, insistir junto a las comunidades, movimientos responsables y comunas, en darle las debidas COHERENCIAS a las políticas como un todo organizado, para avanzar en las distintas dimensiones que encierra el 5to Objetivo Histórico de la Ley Plan Patria, para la preservación de la vida del país y del planeta. Por ello, creemos esta fusión no es suficiente. Además, nos toca asumir como ningún otro pueblo, los tantos documentos y convenimientos internacionales de los que somos signatarios.

             Un Ministerio para el Ecosocialismo, además de iniciar un proceso de formación en eco-eficiencia en su nueva gestión, tiene que plantearse la gran transformación de nuestra conciencia y accionar social. Debe priorizarse y transitar las distintas visiones paradigmáticas que envuelven tal transformación. Tales argumentos, los elevamos en las cinco revoluciones en la revolución, que el Presidente Maduro le propuso al país, la noche histórica del sacudón.

Citemos algunos ejemplos:

1)  En la revolución económica productiva: el cambio de paradigma debe estar orientado no en el rentismo y menos en la competencia. Debe apuntar más a la cooperación, al ganar-ganar. No a la lógica que el gana-pierde. Debe fortalecerse la corresponsabilidad social.

2)  Acá se da un mensaje para la revolución en la profundización de las misiones socialistas: estas deben entender que los recursos naturales son limitados, se nos acaban y que nuestro voraz consumo, debe frenarse y trascender por nuestros valores espirituales, de amor, la solidaridad infinita, con todos los hermanos y compañeros de la comunidad.

3)  En la revolución de las políticas de Estado: convergen varias condiciones paradigmáticas. Definitivamente debemos pasar de la visión-condición antropocéntrica a la visión-misión cosmocéntrica (ver Núñez, 2013). El nuevo paradigma se centra en la comunidad viva de la tierra. Se caracteriza por la sinergia, por la interdependencia de todos con todos y por la cooperación.

4)  En la revolución del conocimiento y las ciencias: debemos pasar de la era tecnozoica, que ha desbastado gran parte de la biosfera, a la era ecozoica en la cual todos los saberes y conocimientos y actividades se ecologizan y juntos, cooperan para salvaguardar la vida en el planeta (Boff, 2012). Argumentaba nuestro querido Paulo Freire “no es la educación que va a cambiar el mundo. La educación va a cambiar a las personas que van a cambiar el mundo.”

5)  Revolución del socialismo territorial: debemos pasar de una sociedad desarrollista que continúa depredando nuestros bienes naturales y tensiona las relaciones sociales, a una sociedad sustentada en los principios del bioreogionalismo. Nozick(1992) “volver a ser nativo de un lugar”, de recuperar la profunda relación con el entorno natural. Propuesta, que se hace realidad y es impulsada por nuestros hermanos bolivianos y ecuatorianos, quienes nos vienen demostrando, ese nuevo “vivir bien y vivir despierto” en su visión ancestral cosmobiológica de esa nueva sociedad posible.

            Es de resaltar, que en estas visiones paradigmáticas se han visto fortalecidas y justifican su devenir, en las distintas dinámicas que concurren en el proceso constituyente ecosocialista, las cuales fueron gestadas, por las demandas de los tantos movimientos sociales y ambientalistas nacionales y bien valoradas por el mismo Presidente Maduro y el Vice Ministro Rodríguez. Allí se fortalece más, nuestra razón de un Ministerio para el Ecosocialismo, por cuanto, dichas demandas se concentran en un espiral de más de 46 necesidades estructurales de cambio (Mayo 2014, MPPA), que si no son implementadas pronto y adecuadamente, nos pueden conducir a un buen caos colectivo, pero que si son asumidas, en los merecidos rangos, estoy seguro, nos pueden elevar, a un estadio más alto de civilización, en ser precursores de una gestión gubernamental ecosocialista y los tantos impactos, que se transiten, en el cambio de nuevo modelo de civilización que se requiere construir, el cual será referentes para el mundo. Valga la reiteración: todo esto está contemplado interrelacionadamente en la Ley del Plan de la Patria que, es Ley de la República y, define la transición de la sociedad venezolana hacia el Ecosocialismo.

            Ante algunos de los retos que hemos esbozados y la visión prospectiva de nuestro accionar, como las oportunidades que nos brinda nuestro sacudón, deben ser para los movimientos sociales, ecosocialistas y ambientalistas, una fuente de inspiración, el tener por qué y para que luchar, demostrando así, que con el clamor social que se nos avecina, debe dársele paso a la creación de un Ministerio para el Ecosocialismo.

___________________________

Referencias Bibliográficas

Boff ,L (2012) : Una Esperanza: La Era Ecozoica. En línea: http://servicioskoinonia.org/boff/articulo.php?num=422

MPPA Ministerio del Poder Popular del Ambiente (2014): Declaración de Caracas del Congreso Nacional Constituyente de los Movimientos Sociales,Ambientalistas y Ecologistas de Venezuela: Hacia la conformación del Gran Movimiento Unitario Ecosocialista. En línea:

http://www.minamb.gob.ve/files/DECLARACION%20CONEAVE.pdf

Nozik, M., (1992): No Place like Home: Building Sustainable Communities, Canadian, Council on Social Develpoment, Otawa.

Nuñez, M.A. (2013): Venezuela 2013. Hacia una Política Cosmocentrica para la Construcción del Ecosocialismo. En linea: http://www.aporrea.org/actualidad/a156750.html



Esta nota ha sido leída aproximadamente 5867 veces.



Miguel Angel Núñez

Director del Instituto Universitario Latinoamericano de Agroecologia " Paulo Freire" Venezuela

 ipiat2000@yahoo.es      @17MiguelAngel

Visite el perfil de Miguel Angel Núñez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Miguel Angel Núñez

Miguel Angel Núñez

Más artículos de este autor