Estrategia revolucionaria

En el Decreto de Guerra a Muerte Bolívar lanza una clara estrategia revolucionaria de liberación nacional. La I República se había perdido a manos de Monteverde al frente de negros esclavos, indígenas y pardos. La guerra se llevaba a cabo entre los mismos integrantes de la población americana. Con dicho Decreto se deslindan los campos y deja de ser una guerra civil para adquirir carácter internacional, de liberación nacional.
Como toda estrategia acertada, se corona con el éxito y la independencia consagra la lucha de los americanos. Bolívar dice expresamente: “Americanos: contad con la vida aun cuando seáis culpables”. Una estrategia revolucionaria de principios que define el carácter de la contienda.

La lucha de clases establece el objetivo de manera absolutamente clara. La liberación de los esclavos, el reparto de las tierras de los realistas entre los oficiales y soldados patriotas y la eliminación del impuesto indígena complementan el carácter popular de la guerra y se concibe ésta como una insurrección de las masas populares de todo el continente.
La traición a las clases que habían conferido la victoria condujo a la disolución de la Gran Colombia y a 200 años de dominación por otras potencias europeas primero y el imperialismo yanky después. La liberación nacional es imposible sin el manejo adecuado de la lucha de clases al interior. La clase social que ha sido cómplice de la potencia extranjera no puede conducir el proceso de liberación. Por esa razón la revolución es de liberación nacional y social.

El análisis de nuestra historia demuestra que el manejo acertado de la lucha de clases en favor de los oprimidos, la inmensa mayoría de la población, conduce a la victoria y la traición a esa mayoría jamás puede superar la opresión del país.

En nuestros días, con las inevitables diferencias de tiempo, nos enfrentamos a una similar composición clasista. La contradicción principal está constituida por el imperialismo yanky frente a la nación venezolana, representada ésta por la clase obrera, el campesinado, las capas medias y sectores de la burguesía. No olvidemos que en 200 años, la alta burguesía, una ínfima minoría, ha sido cómplice de la dominación imperialista.

Al igual que las clases oprimidas bajo la colonia española y sectores de la nobleza criolla con Bolívar al frente, hoy el bloque histórico excluye a la burguesía asociada y confiere a la clase obrera la dirección del proceso liberador. La experiencia y el papel decisivo de la clase obrera bajo el capitalismo señalan la tarea histórica que está llamada a desempeñar la clase obrera.

Los revolucionarios incurrirían en un grave disparate, prácticamente en una traición, si no son capaces de entender y actuar de acuerdo con el cuadro de clases que actualmente se nos presenta. La madurez del revolucionario después de todos los acontecimientos que históricamente hemos vivido no justifica de ninguna manera que a estas alturas no sepamos conducir la liberación nacional y social.

La unidad de la clase obrera es condición del éxito.
Enfrentamos un enemigo extraordinariamente poderoso y el desarrollo independiente solo podemos lograrlo tras una lucha larga y sostenida por la inmensa mayoría y la utilización de la ciencia en todas sus disciplinas. En primer lugar la ciencia social que nos enseña que la lucha de clases es el motor de la historia y que a escala internacional el capitalismo conduce a la destrucción de la humanidad, que la clase obrera, por ser la adversaria estructural del capital, está llamada a encabezar a toda la humanidad en la implantación del socialismo, modo de producción que sustituye a la sociedad de clases que origina todas las irracionalidades que se padecen desde hace miles de años.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1333 veces.



Roberto Hernández Wohnsiedler

Abogado y Sociólogo. Fue diputado, vicepresidente de la Asamblea Nacional, Ministro del Poder Popular del Trabajo y Seguridad Social y militante del Partido Comunista de Venezuela (PCV). Es autor del libro La Clase Obrera y la Revolución Bolivariana.

 robertohernandezw@gmail.com

Visite el perfil de Roberto Hernández Wohnsiedler para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Roberto Hernández Wohnsiedler

Roberto Hernández Wohnsiedler

Más artículos de este autor