Todas las abominaciones

El sistema capitalista ha agotado todas las abominaciones que la lucha de clases ha inventado para oponerse a los mismos seres humanos. Invasiones, decapitaciones, violencia sexual contra menores, desapariciones, guerras civiles e internacionales, y todo se hace con el propósito de rebajar los precios de las materias primas.

Tal como previeron Marx y Engels, el capitalismo está regido por la férrea ley de la ganancia. Por el hecho de Venezuela tener las más grandes reservas petroleras nos coloca en la mira del impero yanqui. Ya vimos cómo los Estados Unidos nos declaró una amenaza inusual y extraordinaria, lo cual, de no ser por provenir de quien proviene, se trataría de algo sencillamente risible. Afortunadamente, la solidaridad internacional detuvo el golpe que ya parecía inminente. Tambien hemos visto cómo Arabia Saudita ataca a Yemen.

En realidad estamos sujetos a ser víctimas de agresiones por tener reservas de la más codiciada materia prima para el imperialismo. Esto quiere decir que necesariamente tenemos que estar preparados para cualquier contingencia. La naturaleza nos dotó de una gran riqueza pero también de poderosos enemigos que ambicionan esa riqueza. Por lo tanto, tenemos que estar preparados para cualquier eventualidad, hasta la más grave.

robertohernandezw@gmail.com

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1957 veces.



Roberto Hernández Wohnsiedler

Abogado y Sociólogo. Fue diputado, vicepresidente de la Asamblea Nacional, Ministro del Poder Popular del Trabajo y Seguridad Social y militante del Partido Comunista de Venezuela (PCV). Es autor del libro La Clase Obrera y la Revolución Bolivariana.

 robertohernandezw@gmail.com

Visite el perfil de Roberto Hernández Wohnsiedler para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Roberto Hernández Wohnsiedler

Roberto Hernández Wohnsiedler

Más artículos de este autor