"El arado y el mar"

Diálogo paralizado: Aún hay reservas morales en el gobierno

El estancamiento del diálogo es señal clara de la confrontación ideológica entre el gobierno y la oposición, entre las oligarquías y la Revolución. Las opciones capitalistas, de lado y lado, topan con la herencia socialista que nos legó Chávez, y esta pugna paraliza al diálogo... nos llena de esperanzas. Veamos.

Los capitalistas consiguieron llevar al gobierno a su campo, la excusa fue elevar las fuerzas productivas. De esa manera, se lanzaron a la ofensiva económica, a activar a las empresas capitalistas, a estimularlas, volvieron a darles dólares, facilidades. Pero como lo económico, más allá de la voluntad de los gobernantes y de los empresarios, va entrelazado con lo espiritual, con lo político, aquella apertura capitalista exige apertura política, aplastamiento del espíritu socialista.

Es en el campo político donde se expresan con fuerza las contradicciones sociales. El Estado es escenario, reflejo, de las tensiones sociales, debe imponer unas corrientes sobre otras, debe favorecer a las clases hegemónicas. Siendo así, la batalla de los capitalistas recientemente remozados con los socialistas recientemente arrinconados ocurre en el campo político, cuya expresión definitiva no es la Asamblea, es la mesa de diálogo, de la que se esperan cambios que borren definitivamente el aroma socialista y adecuen a la sociedad al nuevo rumbo capitalista.

En la mesa de diálogo, sin ser invitado, entró el espíritu del Chavismo, no es fácil para los reformistas en el gobierno desprenderse de esa herencia, hacer borrón y cuenta nueva, tomar las medidas que desnudarían definitivamente el nuevo carácter de la Revolución. Ese viraje tiene oposición en la masa y en la dirigencia, las declaraciones de altos voceros así lo indican.

No es azar que los capitalistas internacionales vengan a lubricar la transición al capitalismo, mercosur se apura para que Venezuela deje de ser nota discordante en el continente. Les preocupa que el chavismo regrese a la idea original, al Socialismo, eso sería mal ejemplo para todos, vienen a yugular la esperanza.

La situación del gobierno es difícil, el camino exige definiciones, concreciones, en otras palabras, llegamos a la hora de la verdad.

La primera exigencia de la oposición, simonovis, es más publicitaria que otra cosa, va dirigida a la opinión internacional y al corazón de los venezolanos. ¿Quién puede negarse a una medida humanitaria? De esa manera, quieren torcer el brazo al gobierno. Si lo suelta tiene su costo, significa que está caminando raudo hacia el capitalismo y vendrán otras exigencias, que en esencia son: libertad para los capitalistas, para explotar y apropiarse de la renta, esto es levantar definitivamente el control de cambio, eliminar la ley del trabajo, la ley de precios, todo lo que sea control. Si  no lo suelta, sigue la incoherencia con el plan económico, el gobierno se debilita en su ambigüedad, ni es capitalista, ni es socialista, queda en una especie de limbo… es el destino de los reformistas.

 

www.elaradoyelmar.blogspot.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3151 veces.



Toby Valderrama y Antonio Aponte

elaradoyelmar.blogspot.com

 elaradoyelmar@gmail.com      @elaradoyelmar

Visite el perfil de Toby Valderrama Antonio Aponte para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Toby Valderrama Antonio Aponte

Toby Valderrama Antonio Aponte

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a188165.htmlCd0NV CAC = Y co = US