La Coyuntura y el Congreso del PSUV

Para entender la importancia del partido Lenin afirmo: “En su lucha por el poder el proletariado no dispone, de más arma sino la organización”. La práctica ha demostrado la veracidad de esta afirmación de Lenin, y este principio leninista permite a las organizaciones revolucionarias convertirse en arma segura de los trabajadores que se plantean luchar por el poder político.

El sistema explotador que combatimos, está sustentado en tres pilares: El capital, el trabajo asalariado y el Estado. La caída de la URSS, nos enseñó que el capitalismo no puede ser derrotado, sino desaparecen los tres componentes, el reto que se plantea la revolución bolivariana es superar a este trio que mantiene al sistema explotador.

En la presente coyuntura la crisis del capitalismo le plantea a los explotados buscar nuevas formas para defender sus derechos y para lograr este desafío histórico, la revolución bolivariana, combina las luchas por las reindivicaciones de los trabajadores con el gran objetivo histórico de construir un nuevo sistema justo que sustituya al capitalismo depredador y explotador, el pueblo bolivariano, en su camino hacia la liberación, sustenta su revolución en la “Democracia Participativa y Protagónica”, esto es deliberar y resolver de manera colectiva asuntos de su interés, sin dejar de reconocer que el movimiento popular está contaminado por la lógica del capital.

Los bolivarianos estamos conscientes que la revolución es un proceso que la liberación no se consigue de una y que estamos protagonizando las primeras acciones de construcción de un nuevo paradigma en la lucha de clases contra el imperio; y esto implica construir un partido capaz de presentar alternativas que tiendan progresivamente a romper con las mediaciones del mercado y el Estado, que sea capaz de articular con los diferentes movimientos organizados y pueda conformar una organización que pueda controlar la función del Estado, un partido que sustentado en una gestión democrática, unifique la dispersión de la clase trabajadora, e impulse la teoría revolucionaria, diseñando líneas de acción que contrarresten la lógica del mercado en los trabajadores, permitiendo cambiar el pilar de dominación generando el cambio en la relación de fuerzas, permitiendo así que la propuesta bolivariana pueda dar el salto hacia la transición al socialismo.

Queda claro que la confrontación entre el socialismo y el capitalismo, es inevitable desde el punto de vista materialista de la historia, que esta contradicción es antagónica, que se resuelve poco a poco, primero con la toma del poder político, seguido con la construcción de la base económica del socialismo, y se corona con el triunfo con la ideología de la clase trabajadora sobre la ideología explotadora del capital.

El PSUV, le ha dado al proceso victorias en el plano electoral, pero en su atribución de direccionar otros aspectos fundamentales ha sido ineficaz. Se va a desarrollar el congreso del PSUV, y a diferencia de la experiencia rusa en la que los mencheviques pedían abrir las puertas del partido a los individuos pequeños burgueses inestables quienes rechazaban la disciplina y centralismo. En nuestro proceso bolivariano, es al contrario, si el partido quiere conducir la revolución a la victoria se deberá cambiar la composición de clases de las direcciones del PSUV en sus diferentes niveles y abrir las puertas al sector avanzado y organizado de la clase trabajadora; eliminando la práctica de colocar a gobernadores y alcaldes como presidentes del partido, y la de nombrar delegados naturales, ya que ha sido ellos quienes mediatizan la acción revolucionaria con prácticas de clientelismo, utilizando su poder para conformar sus equipos, dentro del partido, abortando la acción transformadora por ende el desarrollo de los objetivos estratégicos de esta revolución; la visión bolivariana popular, democrática y protagónica, exige la eliminación de las vocería de funcionarios públicos, acción contraria a los principios de participacipacion, y favorecedora de intereses no presisamente por la construcción del socialismo.

El proceso bolivariano en esta nueva etapa que se presenta necesita tener una línea clara y diseñar políticas correctas frente a futuras coyunturas, para esto necesita unificar la comprensión, la política, el plan, el comando y la acción, que coadyuven a desarrollar las políticas públicas que proporcionen buen vivir, desarrollar la industria y contribuir a fortalecer nuestro gobierno, así como organizar las instancias parroquiales y municipales con acciones orgánicas y constantes que respondan a un plan, decidido y aprobado por la militancia; el partido y el gobierno como dos entes diferentes que se unen en un solo fin estratégico: construir el socialismo, pero sus atribuciones son diferentes, la del gobierno administrar los bienes e ingresos de la nación, los del partido organizar al pueblo en su lucha por la construcción del socialismo, educándolo en sus principios antiimperialistas, y promoviendo el estudio coordinado y orgánico de los pensamientos que sustentan la teoría revolucionaria bolivariana, fortaleciendo así la condición histórica de poder popular, acción que hasta ahora, casi ninguna dirección del partido, por no decir todas ha asumido de manera constante, solo por raticos, como saludos a la bandera, en momentos concretos, y para justificar su inactividad, por esto para su cabal funcionamiento, el partido, debe poseer sus autoridades independientes del funcionariato gubernamental, para hacerlo productivo políticamente y exitoso en su labor organizativa del poder popular, este un clamor de la militancia revolucionaria. Sin olvidar que el proceso revolucionario bolivariano que se desarrolla en Venezuela y en América, no pretende ser calco y copia, de ningún otro, que no podemos hacerlo solos, que esta es una revolución internacionalista, es una revolución heroica inédita creativa, en esta coyuntura debemos avanzar en la independencia de nuestro partido hoy que existe el internet, que el PSUV posee su página los documentos del partido deberán ser publicados para que TODAS Y TODOS LOS MILITANTES los estudie, los conozca se empodere de sus propuestas y realice masivamente via internet sus propuestas esta es la participación transparente a fondo, la que garantiza el protagonismo de una militancia convencida de la lucha por su liberación, ¿CUAL ES EL MIEDO?.


“Es preciso soñar, pero con la condición de creer en nuestros sueños. De examinar con atención la vida real, de confrontar nuestra observación con nuestros sueños, y de realizar escrupulosamente nuestra fantasía”


martaortega4@gmail.com

Lenin


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1510 veces.



Marta Ortega

Docente jubilada, militante por la transformación social desde el voto nulo hasta hoy. Pionera en la formación de la Liga Socialista y defensora de los Derechos Humanos

 martaortega4@gmail.com

Visite el perfil de Marta Ortega para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas