Camaradas, hay que perseverar

“Era corto de estatura, piel tostada, su cabeza inclinada en un gesto siempre a la derecha, la barbilla redondeada, los ojos límpidos, francos y brillantes, heterocromos: el izquierdo marrón y el derecho gris; frente prominente, y para aquella época, cabellos castaños abundantes y rizados al estilo anastolé que caían desordenadamente sobre la frente, en una manera singular y muy propia, su cuerpo despedía un agradable y limpio aroma, voz fuerte y clara, de actitud temible, valiente, tenaz, frugal, generoso, de carácter colérico y violento, activo enérgico, sensible y ambicioso. Dotado de la habilidad de golpe de vista: capacidad de un general para observar un campo de batalla y tomar las medidas y maniobras oportunas, pero además grandes conocimientos filosóficos, le gustaba leer y tenia conocimientos de medicina”

La descripción anterior corresponde a quien fuera uno de los más insignes generales de la historia de la humanidad: Alejandro Magno y cuya perseverancia y capacidad de ver más allá de lo obvio lo llevo a construir el Imperio mas grande y a fundar y civilizar tierras y pueblos, construyendo ciudades con grandes escuelas, Universidades y bibliotecas; que fueron centros de civilización y aprendizaje para la humanidad que lo precedió, personaje carismático que forma parte de la iconografía religiosa de la India, Egipto, Grecia, Turquía, Siria, Persia y muchas otras civilizaciones, en su andar incansable.

Y ustedes camaradas pensaran: ¿A que viene toda esta perorata?, muy simple, la Perseverancia de Alejandro lo llevó a los confines del Imperio heredado por su padre y a ir más allá, contra viento y marea, eran tiempos brutales y difíciles, pero también el Libertador Simón Bolívar persevero y fue más allá del deber de Libertar a Venezuela, en un tiempo difícil y duro, fue a por 4 naciones más y si lo hubiesen apoyado su pie y su abrazo con San Martín se hubiese convertido en realidad. ¿A dónde hubiese llegado el Libertador si el pueblo lo hubiese apoyado más e impedido que sus enemigos se cebaran en el?

¿Y no es la perseverancia lo que le falta a algunos camaradas y compatriotas, desencantados, desanimados e incrédulos de que solo perseverando en La Revolución lograremos lo que es esta nueva oportunidad que se nos brinda para llegar al fin, que es la creación de la comuna? El revolucionario tiene el deber de ver siempre más allá, de apreciar y valorar las luchas de nuestros ancestros y perseverar para lograr el fin al que ellos no pudieron llegar.

La realidad nos muestra que continuamos anclados en el deseo de construir el socialismo desde el capitalismo que prioriza el consumismo, se nos ha ido el tiempo empeñados en construir la casa empezando por el techo en vez de por las bases, tercamente se piensa que repartir las riquezas es socialismo, cuando todos sabemos que no lo es, el Comandante presidente Chávez enseño que si se puede y la manera de hacerlo, pero el resto y la parte más dura y difícil nos corresponde a nosotros.

Despertar la conciencia en la masa es difícil si antes no se inicia un proceso de pedagogía política y social, de valores ciudadanos, el saber las razones reales, los graves e inmensos peligros, las consecuencias de banalizar el proceso revolucionario, y hasta los graves desvíos en que se incurren cuando los que tienen el deber moral de enseñar, concienciar y explicar caen en desvaríos, melancolías, utopías, discusiones estériles, explicaciones rebuscadas que lo único que hacen es confundir más, pero además y lo más grave, cuando se insiste en un empeño estéril en querer obligar a entender el socialismo desde la base del capitalismo.

La pregunta de las quinientas mil lochas es ¿Y que es socialismo?, ¿Con lo que tenemos se puede construir socialismo?, salgan lideres, partidos políticos, periodistas, analistas políticos, asambleístas, camaradas y compatriotas, salgan a preguntarle al pueblo elector si sabe lo que es socialismo, pero mejor aun, pregunten si conocen lo que es el Comunismo, para que se caigan de culo por la sorpresa de las respuestas que este pueblo tiene, ¡muchos años de revolución y cero concienciación a las masas! ¡Alo SIBCI! ¿Eres o no eres? Atrévanse, sálganse de su mundito cómodo de pensamiento y utopía, aterricen en la realidad que el tiempo compatriotas, pasa.

El pueblo es el pueblo, único, uno con sus diferentes tendencias políticas, credos y razas, no podemos seguir perdiendo el tiempo en explicaciones melancólicas y ataduras con el pasado, esta es la única oportunidad que tenemos para que la revolución continué hacia adelante, y aunque no nos guste que nos impongan a dedo candidatos que en su casa los conocerán si acaso, permitirle un mínimo triunfo a la oposición es clavarle un clavo más al ataúd de la revolución, y eso camaradas, no se puede permitir ni hoy, ni mañana ni nunca.

El compañero Maduro hace lo que entiende y puede en su compromiso con el pueblo que somos los que votamos por el, ya que aun no son capaces de entender el destino preclaro y la inmensa y terrible responsabilidad que tienen con el destino de este pueblo, seremos nosotros, los revolucionarios que si sabemos lo que es perseverancia, lo que es conciencia, acompañados de muchos compatriotas y camaradas cuya enseñanza pedagógica nos ha iluminado a través de la oscuridad de la larga noche neoliberal, quienes les demos clases de pedagogía y conciencia política en la perseverancia del padre de La Patria el Libertador Simón Bolívar y el Gran Alejandro Magno.

Dedicado a los camaradas de Aporrea y de Ensartaos y a la Asamblea popular que conforman todos los compatriotas y camaradas que se expresan a través de estos medios.

Confiamos en el Líder.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1434 veces.



Ana Bordas


Visite el perfil de Ana Bordas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Ana Bordas

Ana Bordas

Más artículos de este autor


Notas relacionadas