Cuando el pueblo dijo que no

Para el 2007, con gran despliegue publicitario, el presidente Chávez convoca a un referéndum al pueblo de la Republica Bolivariana De Venezuela donde se proponía al "soberano" grandes modificaciones a los artículos de la novísima Constitución del 99, cuya principal propuesta era básicamente transformar el sistema de gobierno que existía. En uno de los panfletos de propaganda se leía textualmente: "todo el que voto por el candidato Hugo Chávez, en el 2006, voto para ir al socialismo" además de una serie de consideraciones utilizando "la ideológica bolivariana originaria", que según el, era el elemento básico del socialismo".

Pero además La Asamblea Nacional siendo mayoría y pertenecientes a la tolda del gobierno, proponían una seria reforma a la Constitución: la modificación de 33 artículos de la Constitución adoptada en 1999, los principales objetivos de la propuesta abarcaban el ámbito político, social, económico, militar, nacional, territorial. El llamado "proyecto de la reforma bolivariana" invocaba una vez más, al poder Constituyente originario en toda Venezuela para hacer un "verdadero debate", se le daba la bienvenida al pensamiento critico con el lema ¡la reforma es del pueblo no de Chávez!.

Se activo la maquinaria del partido de gobierno, por todos los medios de información, impresos y radiales. Programas de opinión, comandos con nombres de batallas etc.; solo había que votar SI o NO, y después de mucha alharaca por primera vez el pueblo de la Republica Bolivariana de Venezuela dijo NO.

Sabio es el pueblo a quien se le reconoce como SOBERANO: escucharon, analizaron, debatieron, la enorme intuición de millones no es poca cosa, ¡lastima que el Comandante Chávez desestimara la opinión del pueblo! e inmediatamente solicito a la Asamblea Nacional lo revistieran con las leyes habilitantes para aprobar lo que el pueblo no quiso, abrogándose para si el derecho del pueblo a no avalar sus ideas. ¡Inocente y manso pueblo, manipulado y utilizado hasta el día de hoy, ya que esas leyes aprobadas por encima de la opinión mayoritaria del pueblo le permitieron al presidente hacerse con los controles que impedían que el gobierno interviniera masivamente en los diferentes estamentos del estado: las leyes a la disposición de un solo hombre, de un solo grupo, cuyo resultado catastrófico sembró las bases y abrió las puertas al manejo impune sobre la gran mayoría de las leyes más importantes, la semilla del desastre financiero, la debacle económica. Política, legal, donde usurpa las atribuciones del pueblo de no aceptar mientras el presidente pasa por encima del deseo de la mayoría.

¡Valla maniobra legal del presidente y de su grupo que lo acompañaba y que llegaron al poder al día de hoy cuando cerca de su muerte insiste en confiar en sus "amigos del pasado y del presente en vez de confiar en el pueblo, al que utilizo solo para avalar las elecciones: "Tan claro como la luna llena" sentenciando así su propia obra.

El presidente junto a los que para ese entonces eran los Diputados de La Asamblea Nacional, cuyo presidente era nada manos que Doña Cilia Flores: El socialismo patraña esta que solo funciona de palabra, pues nunca se molestaron en explicar lo que esa palabra significaba y hoy en día ya no hay oportunidad para ese sistema, para después andar inventando el famoso "Golpe de timón" para enderezar los tremendo errores a que nos condujo improvisado desaguisado.

De un plumazo el presidente se convirtió en el "albacea" de los dineros de todos los Venezolanos, se le doto de poderes amplios donde no hubo nada fuera de lo que el presidente pudiese abarcar sin ningún control, intervino el Banco central y todo lo que oliese a autonomía, intervino las fuerzas armadas sujetándolas al gobierno, intervino todos los poderes del estado, no hubo nada donde el poder ejecutivo y el presidente de la Republica no pudiese intervenir.

Y todo eso lo hizo utilizando el nombre de Bolívar, cuando lo menos que quiso nuestro Libertador fuese que el poder descansara en manos de un solo hombre, el presidente chaves hizo lo que le dio la gana aprovechándose del inmenso amor que este pueblo le tenia.

Este escrito es algo muy somero ante la magnitud de todo los errores cometidos y de cómo se han aprovechado los oportunistas y aquellos que pensaron cuan fácil fue engañar a este pueblo, el escenario actual no es sino una muestra de lo que se viene arrastrando desde aquellas fatídicas leyes habilitantes pues después de años de mentiras y equivocaciones, la realidad es esta: la que vivimos, pues nunca se hicieron las correcciones adecuadas.

El único que legalmente puede cambiar esta circunstancias, este "nudo atado y bien atado" tal cual lo decía El dictador español Francisco Franco y Lucientes, es el Poder Popular, ese que Chávez manejaba a su antojo, ese que creía y avalaba todas sus ideas aunque fueran utópicas, al que mantenía entretenido en marchas y contramarchas y que ya prácticamente moribundo le pide al pueblo que siempre le creyó que votara por quienes junto a el planearon la entrega completa de toda la nación y que" heredaron" tal cual la luna llena, como si de una hacienda se tratara a todo un pueblo, todo un país, cual esclavos de un partido, buscando siempre a quien o a quienes echarle la culpa imperial, de su incapacidad, del despilfarro, de la corrupción.

¿Cuántas de estas leyes que no quiso el pueblo de la Republica Bolivariana de Venezuela aprobó Chávez y sus amigos herederos? Juzgue por la realidad del escenario actual.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 584 veces.



Ana Bordas


Visite el perfil de Ana Bordas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Ana Bordas

Ana Bordas

Más artículos de este autor