Hace siete meses volaste a la eternidad Hugo Chavez

Cuanta tristeza, cuanto silencio. Tu sabia y firme guìa. Tu mirada severamente amorosa. Tu andragogìa y pedagogìa para explicar las cosas tan complejas en palabras tan sencillas. Tu humildad, tu dignidad, tu coraje, Oh, Comandante Eterno, Presidente siempre invicto, cuanta falta nos hace en este momento.

Ayer, como recordàbamos el 4 de octubre de 2012, parece mentira, de hace un año. En esa fecha que ayer recordàbamos, donde cantaste, bailaste, reìste junto a nosotros. Primero, en la mañana con un sol inclemente y esplendoroso, y despuès del mediodìa, cuando el cielo encapotado de Caracas se comenzò a nublar y pronosticaba un gran aguacero que estallarìa minutos despuès. Los revolucionarios y las revolucionarias que te amamos no te abandonamos, seguimos desplegados en las calles, al pie del cañòn.

Y a las 2:30 de la tarde, un poco màs tarde, apareciste tù, como siempre, gigante, victorioso, triunfante, saludàndonos, estrechando la mano de los jòvenes, Josè Vicente Rangel hablaba, destacando tus virtudes y tus propuestas. Como olvidar cuando el entonces Coordinador Nacional de Movilizaciòn del Comando de Campaña Carabobo, el diputado Darìo Vivas, te anunciaba: "¡Y ahora y para siempre el candidato de la Patria Hugooooo Chàveeeeeez!", exclamò con un ensordecedor grito, mientras nosotros no parabamos de expresarte vivas, porque fuiste, eres y por mucho tiempo seguirà siendo nuestro gladiador.

Como olvidar cuando cerrabas aquella campaña cuasi èpica, exclamando que "con esta lluvia de San Francisco nos consideramos bendecidos por la mano de Dios, y de Cristo redentor. Nos ha caìdo agua bendita de San Francisco, esto es un preludio de lo que va a ocurrir el domingo 7 de octubre", y la torrencial lluvia cubrìa tu cuerpo. Luego te desplazaste en una caravana a recorrer siete avenidas donde estabamos nosotros acompañandote.

Pero casi, algunos alcanzamos a escucharte, yo ya hice mi tarea, ahora les toca a ustedes asumir. En ese momento no entendìamos. De hecho, te portaste siempre como un varòn, porque en algunos momentos observamos tu rostro ligeramente apretado y arrugado producto de algunas molestias que sentiste, sin embargo nunca te rendiste, a pesar de que no terminaste el recorrido en la caravana, guapeaste y batallaste hasta el final, y eso nadie te lo quitarà nunca.

Sin duda Comandante Supremo, ese dìa nos empapaste de amor y grandeza, y con una lluvia de Patria que no escamparà jamàs. Y asì serà por siempre y para siempre.

Pese a recordar, como muchos, y con làgrimas en los ojos, ese memorable momento, ayer, mientras caminaba las calles de esta Caracas Bolivariana y Chavista, una tenue y pertinaz llovizna caìa. Y ahì me recordè de ti. Pese a que fìsicamente no nos acompañas, y que tu voz y tus discursos hacen mucha falta, pero tu no te fuiste. Tu sigues aquì, junto a nosotros, desde otro plano, pero viviendo con nosotros, luchando con nosotros, y venciendo con nosotros, para hacer realidad el sueño del Socialismo y de la Revoluciòn Bolivariana, hoy hecho Gobierno.

Siempre viviràs con nosotros, y como la canciòn de Lucìa Valentina y el Potrillo, tu legado es inmortal.

Y esa tristeza, debemos convertirla en energìa para seguir adelante. Hoy, releyendo el "Manual del Guerrero de la Luz" de Paulo Coelho, me encontrè con un pasaje, con el que quiero cerrar mi artìculo en homenaje a ti, y que tù igual lo hubieses compartido con nosotros:

"Un guerrero de la luz nunca olvida las 5 reglas del combate de Chuan Tzu:

La fe: Porque antes de entrar en combate hay que creer en el motivo de la lucha.
El compañero: Porque hay que buscar aliados y luchar junto a ellos, porque nadie vence en la vida solo.
Tiempo: Porque no es lo mismo una lucha en invierno que una lucha en el verano.Hay que adaptarse a las condiciones del mismo.

Espacio: Porque no es lo mismo una batalla en una sabana abierta que en una selva intrincada. Hay que aprovechar las ventajas que nos da el terreno y buscar el mejor momento para movernos.

Estrategia: El mejor guerrero de la luz es aquel que planifica su combate."

Gracias Chàvez por dejarnos patria y rescatar nuestra fe.

¡¡Bolìvar y Chàvez viven, y la Patria que nos legaron sigue!!
¡¡Hasta la Victoria Siempre!!
¡¡Independencia y Patria Socialista!!
¡¡Viviremos y Venceremos!!


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1511 veces.



Juan Martorano

Abogado, Activista por los Derechos Humanos, Militante Revolucionario y de la Red Nacional de Tuiter@s Socialistas (RENTSOC).

 jmartoranoster@gmail.com      @juanmartorano

Visite el perfil de Juan Martorano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a174668.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO