Cerrar filas

El momento lo exige, la  necesidad de continuar juntos por los senderos de la transición al socialismo lo reclama, estamos obligados por las circunstancias a mantener la Unidad del Pueblo; unido siempre en sus luchas, en la esperanza, en su infinito amor. Cerrar filas, si, al lado del Pueblo! Es la consigna.

Como siempre el Presidente Chávez cargado de inmensa humanidad y autenticidad asume ante la vida el coraje de hablarle claro al pueblo. Su discurso permea el sentido del buen humor que caracteriza a los venezolanos, por trágica que sea la situación, mantenemos el humor, bailamos fiebre del sábado o lambada por aquello que vivimos, por no quitarnos lo bailao, nos aferramos al hálito de la vida.

En medio de la vida, siempre la batalla, la lucha del pueblo, la patria, la llamarada que ilumina el horizonte de un continente que se levanta contra el imperio, contra la miseria, contra cuantas tempestades.

Como dijo el mismo Presidente Chávez en su mensaje...Un fervor participativo, organizativo, con propuestas, con ideas, con altura de debate ¿eh? Un fervor organizativo de las bases populares, de participación, eso nunca se vio aquí ¡jamás! Desde hace mucho tiempo no se había visto. Creo que jamás se vio en verdad en casi 200 años... esa es nuestra principal virtud: La capacidad de recomponernos y enfrentar la vida con alegría, desde el luto, con dignidad, con la moral en alto, siempre combativos, siempre en las calles, en los portones de las fábricas, en las tierras arrebatadas por el terrateniente, en las serranías ancestrales yukpas, guerreando. El pueblo venezolano no niega rezar pero eso no basta. Indispensable es luchar. Chávez libra una lucha en la cual no está solo. Le acompañamos millones de hombres y mujeres. Allí la fortaleza moral ante esta vicisitud. Solo la fuerza del pueblo salva al pueblo. Fervor patrió.

Hombre de las dificultades, pueblo unido que supera las dificultades. Desde 1998 cuantas calamidades, inundaciones, tragedias naturales, paros, golpes de estado; siempre el pueblo ondeando las banderas de la lucha callejera, la  esperanza, utopía que deviene en participación, democracia, solidaridad, humanismo, comuna. Superaremos esta tempestad. Ha sido como un milagro haber avanzado a 2 años de revolución en medio de tantas dificultades. Ese milagro, esa fe, no es otra que la fuerza del pueblo trabajador bolivariano, quién definió en 1989 el quiebre de la representatividad del sistema representativo del bipartidismo adeco-copeyano que no estaba muerto y hoy reaparece negociando y tramando nuevos pactos y amnistías.

Pueblo trabajador que el 13 de Abril de 2002 izó las banderas de la revolución bolivariana y a pecho erguido en la calle retomo el poder, poder constituyente. ¡Fue rescatado de la muerte Presidente!, una vez más el pueblo trabajador bolivariano está en la calle, con dolor pero con fuerza, con incertidumbre pero con esperanza, con la firme idea de que Usted es el hijo más destacado de este proceso, que su fortaleza es la nuestra y la nuestra es suya: !Cuente con el  Pueblo Trabajador!

El presidente Chávez en su alocución llamó: ...El Partido Socialista Unido de Venezuela, los partidos aliados, el Gran Polo Patriótico, las corrientes populares revolucionarias, las corrientes nacionalistas. ¡Unidad, unidad, unidad! ¡Unidad!... Unidad de todos los factores, unidad sobre todo del pueblo trabajador, unidad que no se decreta; se construye al calor de las luchas del pueblo: Unidad en la lucha contra la explotación del trabajo, unidad contra la mercantilización de la salud, unidad contra el aumento de precios de alimentos y la especulación cabalgante, unidad contra la mercantilización de la educación, unidad contra aquellos que persiguen a los trabajadores, a los campesinos, a los indígenas, unidad contra la burocracia corporativa que secuestra los mecanismos de participación protagónica, Unidad contra el terrateniente, unidad contra el Imperialismo y sus lacayos nacionales. La verdadera Unidad: Se forja en la Lucha al calor del pueblo trabajador bolivariano.

Ha orientado el Comandante: ...mi opinión firme, plena como la luna llena, irrevocable, absoluta, total, es que —en ese escenario que obligaría a convocar como manda la Constitución de nuevo a elecciones presidenciales— ustedes elijan a Nicolás Maduro como presidente de la República Bolivariana de Venezuela. 

El designio es claro: ...dirigiendo, junto al pueblo siempre y subordinado a los intereses del pueblo, los destino de esta Patria.... He allí la clave de este momento tan particular en nuestra historia. Hay que profundizar la democracia, la participación protagónica, la dirección política colectiva a todos los niveles para que haya real subordinación, sumisión del poder constituido al poder constituyente para continuar la transición al socialismo. Debemos impulsar un gran movimiento que subsuma la burocracia representativa orgánica al poder nacional que surja de las tareas postergadas: Asamblea Constituyente de los Trabajadores, Asamblea Constituyente de la Salud, Vivienda y Educación para garantizar derechos constitucionales públicos y gratuitos para todos. Una vez más el Comandante es claro: debemos garantizar la marcha de la Revolución Bolivariana, la marcha victoriosa de esta Revolución, construyendo la democracia nueva, que aquí está ordenada por el pueblo en Constituyente; construyendo la vía venezolana al socialismo, con amplia participación, en amplias libertades, que se están demostrando una vez más en esta campaña electoral para gobernadores, con candidaturas por aquí y candidaturas por allá. Libertades. En plenas libertades.

Libertades por cierto que han sido recientemente pisoteadas con la detención de dirigentes obreros en Carabobo, persecución de indígenas en la Sierra de Perijá.  Hay que estar alertas. Y dijo el Presidente Chávez...Hoy sí tenemos Patria y es la tuya Bolívar, es la que tú comenzaste a labrar, a labrar junto a millones de hombres y mujeres hace 200 años y antes habían comenzado también a labrarla, hoy es Día de Guaicaipuro, nuestros hermanos aborígenes en su lucha, en su resistencia, 500 años de lucha. ...No faltarán los que traten de aprovechar coyunturas difíciles para, bueno, mantener ese empeño de la restauración del capitalismo, del neoliberalismo, para acabar con la Patria. No, no podrán, ante esta circunstancia de nuevas dificultades -del tamaño que fueren- la respuesta de todos y de todas los patriotas, los revolucionarios, los que sentimos a la Patria hasta en las vísceras como diría Augusto Mijares, es unidad, lucha, batalla y victoria.

El momento histórico nos invoca a profundizar la vigilancia ante la manipulación del perdón y de la amnistía que proclama la derecha fascista, ante el avance de la negociación clientelar, redoblar los esfuerzos para continuar avanzando al socialismo.

Las claves: Mayor Conciencia Revolucionaria, Mas Democracia, Mayor Participación Protagónica y Constituyente Refrendaria Permanente con pueblo trabajador bolivariano.

¡Chávez no está solo! Su Dolor es Nuestro y Nuestra fuerza es suya.

¡Chávez es la expresión de un Pueblo Alzao!

¡Cerrar Filas, Unidad del Pueblo Trabajador Bolivariano en sus Luchas!

¡Ni amnistía, Ni conciliación con la Derecha!

¡Independencia y Patria Socialista para Siempre!

¡Viviremos y Venceremos!

Jher1960@hotmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3200 veces.



Jairo Hernández


Visite el perfil de Jairo Hernández para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Ideología y Socialismo del Siglo XXI


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad


Revise artículos similares en la sección:
Poder Popular