Socialista, Antiimperialista, Proletaria y Anti reformista

La Concepción Revolucionaria de Jorge Rodríguez

 Es de todos conocido el destino del líder revolucionario, quien dedicó su vida a ejercer su profesión y vocación: MAESTRO, fue un docente en su quehacer político en palabra y en su práctica, cuando se expresaba ante un colectivo interno o de masas lo hacía con una fuerza anti alienante propulsora de transformación y de libertad.

El centro de sus discursos siempre los orientó a atacar con ímpetu los vicios que considero lo ocasionaban más daño al desarrollo de un proceso revolucionario: El reformismo y los vicios pequeños burgueses; nos enseñó Jorge Rodríguez, que la clase explotadora tiene a la práctica reformista, para engañar a los trabajadores, los cuales pese a algunas mejoras, seguirán siendo esclavos asalariados y con su trabajo mantienen al imperio del capital vivito. Al dirigirse a la clase trabajadora utilizaba los refranes populares, para la ilustración de los conceptos “la gusanera se revuelca cuando le echan creolina” para indicar el nivel de desagrado de los reformistas frente a las acciones revolucionarias; sus discursos concientizaban y llamaban siempre a la reflexión, convocaba a no dejarse corromper por el reformismo que nos forma como esclavos satisfechos, incapaces de destruir la esclavitud. Nos inició en la teoría marxista ilustrando con:” a cada puerco le llega su San Martin” para que entendiéramos la lucha de clases como el motor de la historia de la humanidad, y la superación del capitalismo por  el socialismo; a la vez que nos señalaba como la pequeña burguesía con posiciones dentro el sistema, que piensa y actúa como clase dominante defiende la propiedad privada sin poseer propiedad de los medios de producción como para dedicarse a la explotación de la clase obrera. Esta indeterminación coloca a la clase pequeño burguesa, solo como actor político y con carácter de opositor retrógrado, Esta enseñanza la pudimos constatar claramente por CNN, cuando reventó la crisis inmobiliaria en EEUU la pequeña burguesía de ese país empleados administrativos que ocupaban cargos inclusive de gerentes, primero fueron expulsados de sus casas, vivieron algún tiempo en sus 4x4, realizando su aseo en los baños públicos, luego los vimos en carpas y en colas por ayuda para su alimentación, ya muy maltrechos  en sus indumentarias ubicándose de hecho en el sitio que le corresponde como clase social: como trabajadores, que solo poseen su fuerza de trabajo o de conocimiento que el capital desprecia cuando no necesita su aporte.

En la luchas de los trabajadores la pequeña burguesía se coloca al lado de los intereses del capital. Esto lo podemos reconocer en la lucha por el Control Obrero en las empresas básicas de Guayana política planteada por el comandante Chávez  como medida para impulsar el desarrollo del socialismo, y nos realizamos la pregunta ¿es que estamos a favor del socialismo o solo gritamos que somos revolucionarios y luego frenamos  su  avance? A este proceso nuestros antecesores y maestros políticos le llamaron lucha de clases y la identificaron claramente: los explotadores, quienes poseen los medios de producción, los explotados quienes venden su fuerza de trabajo y la pequeña burguesía, que quiere ser y no es explotadora, la que se coloca en contra de los trabajadores en posición de lambe botas, a ser utilizados hasta que a los explotadores les convenga, ese es el triste destino de quienes niegan su condición de clase. Actualmente la pequeña burguesía infiltrada dentro de este gobierno y del PSUV la llamamos derecha endógena, la cual se encuentra utilizando el poder que posee  para distorsionar la realidad, y obligar a la clase de trabajadores, la dominada, a pensar según convenga a sus intereses, alienándolos pues, realizando desde nuestros espacios el trabajo a los opositores y al imperio. A estos pequeños burgueses en estos momentos pre electorales, se les reconoce fácilmente ya que utilizan cualquier oportunidad para demostrar su condición de rojos rojitos, recurren a la propaganda, para mantener engañados al pueblo, haciéndoles creer que son los más “revolucionarios” y los demás unos envidiosos, criticones, irresponsables, y hasta terroristas enemigos del pueblo,  la cantidad de adjetivos descalificatorios y de exclusión, siendo incapaces de sentarse a discutir civilizadamente, y acuden a los golpes  sino analicemos la situación con Elio Sayago,  Presidente de ALCASA, a quien agarraron a golpes solo por mantener una posición política, revolucionaria y clasista, que pueda ser no la compartan o piensen que él no está en lo correcto, pero quienes acudieron a esos métodos salvajes no solo actuaron delincuencialmente, sino que, mostraron su condición y ante quien se arrodillan.

Estas infames manipulaciones dentro de las cuales nacimos han creado generaciones de esclavos, pero por líderes como Jorge Rodríguez, el comandante Chávez, la verdad ha liberado a cientos a miles los cuales estamos en la disposición de continuar su labor educativa en los espacios en los cuales nos desenvolvemos 
 

¡HONOR Y GLORIA AL CAMARADA JORGE RODRIGUEZ!

.PA LANTE COMANDANTE

Continuaremos peleando pero al lado de la clase trabajadora, sujeto de la revolucion. 

martaortega4@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2012 veces.



Marta Ortega

Docente jubilada, militante por la transformación social desde el voto nulo hasta hoy. Pionera en la formación de la Liga Socialista y defensora de los Derechos Humanos

 martaortega4@gmail.com

Visite el perfil de Marta Ortega para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: