Cambios cualitativos significativos en Venezuela bolivariana

Hoy cuando transitaba una de las calles del Silencio en nuestra ciudad capital, me tope con un camión de esos que no tienen barandas con la parte trasera cargada de colchones nuevos, unos sobre otros, para ser destinados a los que perdieron sus viviendas producto de las torrenciales lluvias. No se si influenciada por la emoción que me ha embargado ver la respuesta contundente de nuestro gobierno bolivariano y la solidaridad entre el mismo pueblo que ha salvado miles de vidas, tuve un “flashback” donde en un instante me vinieron aquellas fotos emblemáticas tomadas por Frasso donde camiones similares cargaban el 27 de febrero urnas sobre urnas. Me dije, observando esa imagen que se repite por cienes como gestos de solidaridad en todo el país, aquí se puede ver cuánto ha cambiado el país. Su cambio es fundamentalmente cualitativo. Es una imagen que nos recuerda que Venezuela eligió la vida frente a la muerte. Esa ha sido la consigna de nuestro Presidente ante esta contingencia de agua más agua. 

Diez años de Convenio Cuba-Venezuela. Se dice fácil pero no hay antecedente en el mundo. 45.280 pacientes entre los cuales quien firma fue una de sus beneficiarias y ante lo cual uno se queda mudo, porque las palabras faltan ante tanta generosidad, porque el tipo de atención que se recibe en la isla en la cantidad de Hoteles-Hospitales y Centros de Atención Médica, no se puede pagar en metálico. Estuve tres meses recibiendo las tres comidas gratuitas, con una enfermera en el piso donde me albergaba disponible las 24 horas del día, con una piscina allí para todos, cambio de sábanas diarias, agua caliente, televisión a color y con cable, recreación cultural todas las semanas, etc. etc. Además, quienes llegan a Cuba no sólo se le atiende la dolencia por la cual fue recibida su solicitud, sino que se hacen exámenes de todo tipo para descartar otras enfermedades, no sólo al paciente en cuestión, sino a su acompañante. Era increíble ver a gente a quienes estaban salvando sus vidas, sacar cuentas y de manera prepotente, reclamar ante cualquier contingencia porque “el gobierno de Venezuela estaba pagando con su petróleo”. Cosas veredes Sancho. Felizmente sólo eran casos aislados. La mayoría no salíamos de nuestro asombro, crecidos de amor, admiración y agradecimiento.  

sathya954@yahoo.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 10051 veces.



Carmen Cecilia Lara

Profesora de comunicación social de la UBV

 sathya954@yahoo.com

Visite el perfil de Carmen Cecilia Lara para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: