Trotski: Acción y vida

La vida es un transcurrir, donde a cada mortal le corresponde vivir su momento, en circunstancias que hacen crecer a la persona para trascender y proyectarse de manera perenne en el accionar de la humanidad, en los cambios revolucionarios de la sociedad, en la construcción del nuevo Estado Socialista, y uno de esos seres fue sin duda Leiv Davidovich Brostein, quien con su legado pasó y se hizo su puesto en la historia de los tiempos adoptando como seudónimo el nombre de unos de sus carceleros “TROSKY”.

Fue Trotsky, el ideólogo de la Revolución Permanente, de la Revolución Mundial, en oposición a la realización de la revolución por etapas, siendo su labor magnánima en la primera revolución socialista del siglo XX, enfrentado inicialmente a Lenin y luego fiel a su pensamiento y acción, hombre talentoso, organizador y agitador de masas, protagonizo la toma del palacio de invierno que apuntalo el poder de los bolcheviques.

Trotsky, forjador indudable del camino revolucionario, increpó al hombre quien se consideraba el coronamiento de la creación y se preguntaba si e l hombre actual sea acaso el último representante, el más elevado de la especie, asegurando con su pensamiento claro y coherente que el hombre está todavía muy lejos de la perfección este aborto biológico, de pensamiento enfermizo y que no ha creado ningún nuevo equilibrio orgánico.

En 1905, Trotsky, fue presidente del Soviet de San Pretersburgo donde proclamo la jornada de ocho horas, la negativa a pagar los impuestos con lo cual coloco en peligro al imperio zarista; en su largo y dilatado accionar político fue un marxista independiente quien llego a enfrentarse a Lenin por proclamar la dictadura del proletariado, lo cual advertía como luego más tarde ocurrió, con la desviación de la revolución, así como también combatió la centralización autoritaria del bolchevismo.

León Trotsky, fue uno de los principales organizadores de la insurrección y de la toma del poder y creador del gran ejercito rojo que lograron destruir los ejércitos reaccionarios, erigiéndose en protagonista y triunfadores junto a Blucher, Tukhachevsky, Yanir, Smirnov, Egorov, quienes luego serian fusilados por la orden de Stalin, dando paso al craso error de la dictadura burocrática del partido, desvirtuando el proceso revolucionario; ya en las postrimerías del año 1923, Trotsky, se dio cuenta de los riesgos que implicaban las desviaciones burocráticas, el totalitarismo burocrático y resolvió enfrentarlo, pero lamentablemente la muerte prematura del gran Lenin empantanó el camino para la rectificación y transformación revolucionaria.

El accionar de Trotsky, lo convirtió en un revolucionario cabal de izquierda, intransigente e irreductible luchando a muerte por desmontar la dictadura de partido y devolver la democracia al seno del mismo y de otras instituciones “contra la dictadura de los secretarios y el pensamiento dirigido por los pedantes” que acabaron con la generación revolucionaria de los primeros tiempos de la revolución de octubre.

Hoy a 70 años del asesinato, rendimos homenaje la magnánimo León Trotsky, teniendo presente que la historia es camino de la verdad, émula del tiempo, depósito de las acciones, testigo de lo pasado, ejemplo y aviso del presente, advertencia de lo por venir.



hriverat1@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1711 veces.



Heriberto Rivera


Visite el perfil de Heriberto Rivera para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: