Con mi opinión no te metas (El pensamiento exteriorizado)

El día de ayer fue un día muy especial; en donde se desbordaron muchas pasiones y para colmo de males también pasamos muchas molestias, pero yo no he venido hoy a estos espacios de comunicación alternativa cibernética, para CHISMOGRAFIAR, ni criticar ninguna gestión gubernamental, aunque si me obligan no aguanto dos pedidos.

Lo primero que debo expresar en este escrito; y esto lo expreso con la responsabilidad y la seriedad del caso, y es que, la gente de la oposición política venezolana, tiene mucha razón al estar culpando y acusando al Teniente Coronel (Tcnel) Hugo Chávez Frías, de varios delitos, y si el destino es sincero este ciudadano debería ser castigado, por la divina providencia.

Ahora bien

¿Cuáles son los delitos que, según la oposición, ha venido cometiendo este caballero?

1).- Devolverle el poder al pueblo, que se lo habían secuestrado los que hoy los

quieren o pretenden condenarlo.

2).- Disminuir el alto índice de pobreza extrema que existía en el país antes de su

Llegada a la presidencia de la República en Venezuela y;

3).- El más espantoso de los delitos que se haya cometido en país latinoamericano

alguno; haber creado infinidades de Misiones Educativas, para de esa manera

darle uno de los más preciados poderes que debe tener el ser humano, como

lo es “EL PODER DEL CONOCIMIENTOS”

Y precisamente por este último de sus delitos es que lo condenan.

Pero al igual que la cofradía de coprófagos escuálidos de la oposición política en Venezuela, hoy he venido a condenar a Hugo Chávez Frías, y

¿Por qué he venido a condenarlo?

He venido a condenarlo porque, no es posible que, un estudiante del 6to semestre del Programa de Formación de Grado de Estudios Jurídicos (P.F.G.E.J) de la MISIÓN SUCRE, deba tener que explicarle, a un exquisito y experto profesor en Derecho Penal de la muy prestigiosa Universidad Central de Venezuela (U.C.V), que en Venezuela no se castiga a nadie por emitir su opinión y mucho menos por pensar o por tener ideas, y, que pretender manipular al pueblo con medias verdades y manipulación estratégicas de la realidad eso si contempla un delito y está correctamente tipificado en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, en el articulo numero 57. Y ahí lo dejo para su salud.

El día de ayer, en un algo que llaman programa denominado “Alo Ciudadano” transmitido por un vertedero de basura comunicacional corporativa llamado “Globovision” y dirigido accidentalmente por una de estas figuras femeninas, representante del más rancio fascismo venezolano: Nitu Pérez Osuna; en donde estaban presentando a un señor quien se auto nombro experto en Derecho Penal y profesor de la UCV, de nombre Alberto Arteaga, quien muy acertadamente llego a decir que:

“El pensamiento no delinque; por tal motivo, en Venezuela ni en ninguna parte del mundo se puede juzgar ni condenar a nadie por pensar”

Y en eso; solo en eso; señor profesor Alberto Arteaga; usted tiene toda la razón y yo lo secundo en esa postura tan elocuente y verdadera; en donde si es verdad que creo que a usted se les “explotaron las cotufas” (saludos a la camarada Eileen Padrón) es en tratar de decir que, al señor especulador Guillermo Zuloaga, lo están arrestando por pensar o por opinar, porque eso ya lo convertiría en algo parecido a un pinocho empedernido. Le explico; profesor de Derecho Penal de la UCV Alberto Arteaga.

El pensamiento, profesor Arteaga, no delinque; y eso es muy cierto. ¡Ah! Pero siempre y cuando, mi querido profesor Arteaga; no se manifiesten en palabras que conformen o se conviertan en delito, es decir profesor, cuando se piensa, y los pensamientos no se transforman en palabras, que atenten contra la dignidad de las personas, la moral y las buenas costumbres, todo está perfecto, ósea no existe ningún delito, sea cual fuere el pensamiento que para ese momento tengamos almacenados en la memoria; pero cuando se piensa (señor profesor de Derecho Penal de la UCV Alberto Arteaga) y esos pensamientos se reproducen; esos pensamientos exteriorizados en palabras, si llegaran a conformar, una apología del delito, entonces, al institución humana, dueña de ese pensamiento hecho palabras, se convierte, irrevocablemente en el único y absoluto responsable, de las cosas que mediante la oración, que conformen esas palabras, y que sus efectos transgredan alguna norma jurídica vigente, y por consiguiente, en sujeto de las sanciones correspondiente, según lo estipulado en las leyes, códigos, reglamento y ordenanzas de la república al cual se le cause el daño y esto forma parte de los principio fundamentales de los Derechos Civiles y Penales e internacionales.

Y juro por dios que no me he fusilado ninguna opinión o teoría ajena.

Profesor Alberto Arteaga; es posible que usted haya tenido algún prestigio muy digno; pero desde que perdió el caso de Carlos Andrés Pérez, teniendo como plataforma a su propia mafia, creo que ha venido en una decadencia, que le aconsejaría muy respetuosamente, que por favor se retirara, para que le diera paso a las nuevas generaciones, claro está, las nuevas generaciones de abogados que vamos a surgir de las Misiones Educativas del gobierno revolucionario de nuestro comandante en jefe HUGO RAFAEL CHAVEZ FRIAS; en donde me estoy contando a mis 53 años próximo a los 54.

CHAVEZ, es el camino

CHAVEZ, es la razón

Sin CHAVEZ, no habrá ¡Patria! Ni Revolución

cabacote@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3464 veces.



Jesus Chua Espinoza


Visite el perfil de Jesús Chua Espinoza para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Movimiento Estudiantil, Educación


Revise artículos similares en la sección:
Medios de Comunicación


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad