La Guarimba de FAPUV o el reducto del golpismo

Nosotros, integrantes de la Junta Directiva de APULA, Seccional Humanidades, de la ULA, deseamos manifestar nuestro total rechazo a la decisión de FAPUV (Federación de Asociaciones de Profesores Universitarios de Venezuela), en relación a una marcha a realizarse en la ciudad de Caracas, este 22 de noviembre, y que partiría de la Plaza del Rectorado de la UCV. Manifestamos nuestro rechazo por las siguientes razones:

 

1.- El carácter eminentemente político y demagógico de este llamado a una “marcha nacional”, y que aquí en Mérida lo han denominado “paro” con la finalidad de que nuestros estudiantes no asistan a clases, y con ello, además de fomentar una nueva guarimba, interrumpir las actividades normales de la ULA. Curiosamente, a escasos 13 días de las elecciones del 3 de diciembre.

 

2.- Nunca antes gobierno nacional alguno había tomado tan en cuenta al Sector Universitario en el plano de honrar sus compromisos, como éste que lidera el Comandante Hugo Chávez Frías. Al extremo, que se reconoce su elevada seriedad  y credibilidad por la responsabilidad, reconocimiento y cumplimiento de los compromisos contraídos con los distintos componentes del Sector. Son tan serias las preocupaciones del Gobierno y, en especial, del Ministerio de Educación Superior, que hubo de efectuarse el pago de las prestaciones sociales  a jubilados y pensionado con cheque directo a sus nombres, para evitar que “en nombre de la autonomía universitaria” les violentaran este sagrado derecho y esos fondos tomaran otros rumbos.

 

3.- Jamás gobierno nacional alguno había tomado tan en serio la problemática de nuestro sector universitario, que no sólo trasciende las aspiraciones del sector profesoral, sino que ahora atiende a los  componentes estudiantil, administrativo y obrero, pero en función de valores, fines y principios relacionados e integrados con la nación venezolana. Las misiones se han creado con tales metas. Los organizadores de esta “marcha nacional” (directivos de FAPUV), y que en Mérida  han denominado paro, obedece a la estrategia elaborada por un pequeño grupo de farsantes, golpistas y anti-demócratas, cuyo objetivo es el calentamiento de las calles, ocasionar actos violentos, llamando a torpedear las acciones del Gobierno Nacional, en todas las esferas de su actuación, para impedir que el pueblo se beneficie con los cambios revolucionarios, olvidando que sólo el pueblo hace su Revolución y sólo el pueblo parió un líder, un estadista de dimensión universal, como el comandante Chávez.

 

4.- Una de las tragedias que asiste al sector universitario integrante de FAPUV consiste en que los miembros de su Junta Directiva son representantes y se identifican con la corriente imperialista, que por naturaleza es antivenezolana, autoritaria y excluyente.  Jamás convocan al profesorado para consultarle sobre alguna decisión. El profesor universitario es el excluido permanente de FAPUV, de APULA, de las secciones de jubilados. Siempre son los mal llamados representantes “gremiales” quienes toman decisiones trascendentes que, en muchas ocasiones, como la actual, van hasta en contra de los principios del profesorado, de la Institución y del pueblo en general. Siempre, en esos pequeños cenáculos, se refugia lo menos idóneo de la academia, el sector más oscurantista de la sociedad venezolana (junto a la iglesia y ciertos decanos), así como los representantes o miembros del comando de campaña del golpista Manuel Rosales (AD, Copei, Primero justicia, Bandera Roja, Movimiento 13, etc.).

 

5.- Esta marcha nacional no tiene carácter universitario ni gremial. Lo desmentimos. Su carácter es eminentemente político y golpista. Forma parte del guión estratégico de la derecha venezolana, lacayos y sirvientes de quien verdaderamente planifica y dirige  esas acciones desestabilizadoras: el imperialismo norteamericano. Y ello ocurre cuando el Ministro de Educación Superior  denuncia que hay “universidades autónomas”  con miles de personas “fantasmas” en sus nóminas. Aún resuena el eco de 8 vice-rectorados en la UC y cerca de 3000 “trabajadores” nominales, los miles de becarios (fantasmas, igualmente), además de no devolver los “excedentes” o desviar los pagos correspondientes al fideicomiso.

 

6.- Por las razones anteriores, manifestamos nuestro rechazo categórico a la medida  política, antigremialista y golpista de la Junta Directiva de FAPUV,  de llamar a  marchas y paros contra la Patria y contra la Universidad. Son un mal ejemplo para la juventud aguerrida venezolana.  Nos regocijamos ante el anuncio hecho por nuestro Presidente de crear 50 nuevas instituciones de educación superior para la inclusión, para la equidad, para la superación de nuestro país y su elevación a potencia mundial en un futuro no lejano. Igualmente condenamos los hechos violentos que realizan pequeños grupos para cercenar los derechos de la verdadera mayoría universitaria, sus estudiantes y su pueblo.

 

7.- Finalmente, manifestamos nuestro interés en colaborar con la concreción y desarrollo de los cambios propuestos por el Gobierno Nacional, y ofrecemos nuestro modesto concurso para colaborar en el Sector Universitario en todo aquello que el Proceso Revolucionario nos muestre como trinchera.

 

En Mérida, a los veintidós días del mes de noviembre de 2006.

 

 

FIRMAN:

 

Por la Junta Directiva de APULA, seccional Humanidades y Educación:

 

Julio Carrillo    Melva Márquez     Miguel Plata  Gilberto Quintero    José Escalona

 

       

 

 

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3555 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Movimiento Estudiantil, Educación


Revise artículos similares en la sección:
Regionales


Revise artículos similares en la sección:
Poder Popular



US mp N GA Y ab = '0' /educacion/a27545.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO