La lenta y planificada destrucción de medios alternativos

Del 2002 a esta parte han desaparecido en Venezuela alrededor de unos tres mil medios alternativos. Medios que nacieron poco después del Carmonazo. Muertos sin dolientes. ¿A quién le importa? ¿A quién le duele? Se cierran, y qué. Por lo general, en las dependencias de los gobiernos regionales (chavistas) les encanta un medio escuálido. Cómo se lo disputan, cómo disfrutan sus inventos, sus morbos, sus canalladas. Muy difícilmente se verá sobre el escritorio de un funcionario de los nuestros, un medio revolucionario. Y si se le ofrece lo compran de mala gana. Por lo general lo quedan debiendo. Y si alguna vez lo compran dicen que no se lo lleven más porque para eso no hay presupuesto. Da pena ofrecérselos. Se arrechan, y lo miran con desprecio. Un medio alternativo es “feo”, “aburrido”, “pesado como una vaca” y no tiene chismes, rumores ni carajitas desnudas ni sesos rodantes por las aceras. Un medio alternativo es un asco: nada de escándalo. Es un muermo ambulante. Es una ladilla. Nunca se le atreva, querido camarada, pedirle a un funcionario de los nuestros una pauta, una ayuda, siquiera comprar un ejemplar.

El único diario que había en Venezuela declaradamente chavista y revolucionario se llamó Despertar. Nació en Mérida. Lo pagaban los profesores de la Fuerza Universitaria Bolivariana, con una meritoria ayuda que entonces nos dio el director de Imprenta del Estado, Humberto Martínez. Teníamos unos 12 empleados a los que no se les pagaba nada. Comenzamos realmente a convertirnos en una alternativa frente a las bazofias de “Frontera”, “El Diario de Los Andes” y “Cambio de Siglo”. Entonces vino el recelo de gente funesta del MVR dependiente del gobernador Florencio Porras y comenzó en brutal saboteo. Esta gente para competir contra Despertar le propusieron al entonces diputado Luis Velásquez Alvaray que se lanzara con un diario que recogiera “el espíritu chavista” de la región y así llenarse como unos puercos capitalistas. Fue por lo que apareció “Pico Bolívar” (hoy llamado “Pico e’ Zamuro”). “Pico e’ Zamuro” se llenó entonces de propaganda del gobierno regional y nacional. Se pusieron buchones y hoy son el vomitivo amarillista más repugnante del continente.

En el número 90 de diario “Despertar”, comenzó la horrible crisis. Se nos estaba muriendo en las manos aquella hermosa proeza, y no había a dónde acudir. Finalmente expiró. Dos años después recibiría el Premio Nacional de Periodismo Alternativo. Ya estaba bien muerto. Bien enterrado y bien olvidado en la región. A nadie, digo, le importó.

Me fui de Mérida y por Barinas fundamos el semanario “Surcos”. Otra vez la misma historia redundante de primer orden. Sólo pudo sobrevivir hasta el número 23. De vuelta a Mérida los mismos mendigos de siempre, nos lanzamos con el proyecto de fundar el semanario “El Paso de Los Andes”. Había mucho ánimo porque estábamos en plena campaña para elegir al nuevo gobernador. Con las uñas, diagramado por nosotros mismos, en tipo tabloide y con 20 páginas, salimos a la luz, el domingo 1º de agosto de 2008. Nos enrolamos en esta dura lucha: Juan Carlos Villegas (ex director de Despertar), el politólogo eternamente desempleado Juan Veroes, el agente de policía Max Rondón, la luchadora Martha Zerpa, la educadora Gloria García, de vez en cuando contando con la ayuda de la periodista Nadia Lobo. Más nada. Vivíamos entre mil promesas de ayuda de aquí y de allá, de Caracas y de todos los políticos del PSUV. Nosotros mismos nos convertimos en distribuidores de los mil ejemplares que salían cada semana. Y nos plantábamos en la Plaza Bolívar a tratar de venderlo. Mucha gente lo quería gratis y se lo dábamos. Qué más. Una de las políticas que asumimos fue crear las corresponsalías comunales, y procurar sólo poner las ideas y proyectos de los luchadores sociales. Había que empujar hacia una nueva dirigencia sobre todo en el PSUV. Entonces comenzaron a figurar los rostros y las opiniones de personajes emergentes como Diógenes Andrade (Fantasma), Javier Trejo, Pedro Álvarez (actual alcalde de Ejido), Teresa Mora (entre las pujantes nuevas luchadoras), Alexis Ramírez (hoy Presidente de la Asamblea Regional), Gilberto Perdomo (jefe de la zona Educativa), etc., y nos dedicamos a hacer una encuesta (discusión) viva y directa todos los sábados en la Plaza Bolívar que pulsaba los temas palpitantes más polémicos: ¿Cómo practica usted el socialismo?, ¿Cree que ser rico es malo?, ¿está en peligro la propiedad privada?, ¿cree en los medios de comunicación?, ¿está de acuerdo con las 26 leyes de la Habilitante?, ¿qué piensa del plan magnicida contra el Presidente Chávez? ¿Beatificará el Vaticano a Nixon Moreno?, ¿quiénes conspiran contra el Presidente Chávez?, etc. Cada semana pulsando una de estas cuestiones.

Todos los temas tratado con vivacidad, con extraordinario buen olfato político. Y en “El Paso de Los Andes” al máximo a cero refrito tomado de internet. El primer número salió con una entrevista a nuestro candidato a Gobernador, Marcos Díaz Orellana. Hicimos multitud de reportajes históricos sobre el Teléferico de Mérida, sobre Bolívar, sobre el Puntofijismo, la lucha contra el mal de Chagas, sobre las traiciones de Betancourt, y lo que producen nuestras cooperativas en la región.

Recogimos otras memorables entrevistas a personajes (al estilo de Jorge Amorín) como los fascistas William Dávila Barrios y Lester Rodríguez. Conseguimos entrevistar también a la senadora colombiana Piedad Córdova, al Caminante por la Paz Jorge Moncayo, a Eva Golinger, a Barrabás (“Enemigo Público número Uno de Venezuela”), al embajador de Bolivia en Venezuela Jorge Alvarado, a la famosa escritora uruguaya Isabel Pisano, al escritor y director de cine Óscar Abudara Bini, al historiador Carlos Chalbaud, a Freddy Bernal, Douglas Bravo, al luchador boliviano-venezolano Carlos Chávez, a uno de los fundadores del Partido Comunista de Venezuela, el doctor Miguel Ángel Herrera, al ex Gobernador Florencio Porras, al Secretario General del Partido Bath Árabe Socialista de Venezuela Carlos El Aissami, al científico Guido Ochoa, a quien expulso a Vivanco de Venezuela don Pedro Maldonado;

Perdomo, Pedro Álvarez, Carlos León, un debate con el periodista Ramiro Sánchez sobre el terrorismo mediático, al director de Educación de la Gobernación, Enrique Plata, etc.,etc

Bueno, mucho se hizo, o poco quizá. Luego contaré el resto.

jsantroz@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4191 veces.



José Sant Roz

Director de Ensartaos.com.ve. Profesor de matemáticas en la Universidad de Los Andes (ULA). autor de más de veinte libros sobre política e historia.

 jsantroz@gmail.com      @jsantroz

Visite el perfil de José Sant Roz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José Sant Roz

José Sant Roz

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Por los Derechos Humanos contra la Impunidad


Revise artículos similares en la sección:
Medios de Comunicación


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad


Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social



US mp N GA Y ab = '0' /ddhh/a79296.htmlCd0NV CAC = Y co = US