Terror y persecución a los médicos

Hay una "epidemia fundamentalista" en América Latina en torno al aborto




En espera de la decisión de la Suprema Corte bonaerense sobre la autorización de un aborto a una menor de edad violada por su padrastro, grupos fundamentalistas se pronunciaron en contra y tanto la jueza que falló en primera instancia como profesionales del Hospital Materno-Infantil de Mar del Plata, recibieron mensajes intimidatorios.

Las amenazas dirigidas a directivos y profesionales del Hospital Materno-Infantil anuncian 'represalias' si allí se concreta el aborto a la menor de edad violada por su padrastro.

Mabel Bianco, defensora de los derechos de la mujer en Argentina desde hace más de cuatro décadas, fundadora y directora de la Fundación para Estudio e Investigación de la Mujer (FEIM) dijo que 'los médicos ya podrían haber realizado el aborto', pero se les ha amedrentado y están atemorizados.

Pero deben tener en cuenta que esta chica corre riesgos, advierte. En América Latina hay una especie de epidemia fundamentalista que está sembrando terror y persecución a los médicos. Esto sí que es grave'. Espero que la Justicia tome en cuenta lo dispuesto por la ley.

Por su parte la abogada Dora Coledesky, activista de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito, aseguró que 'por más que esto no aparezca en los fallos jurisprudenciales, los jueces tienen que ubicarse con la realidad y la realidad está planteada en muchas disposiciones, entre ellas, la de la Organización Mundial de la Salud'.

La diputada socialista Silvia Augsburger aseveró que 'la interpretación restrictiva del aborto no punible provoca que cuando se cumplen las circunstancias que legalmente habilitan la interrupción del embarazo, estos no operan automáticamente, sino que sufren el retraso de la solicitud de autorización judicial'.

Esto implica un 'menoscabo del goce de los derechos fundamentales en condiciones de igualdad por la condición socioeconómica y social, porque estas situaciones pasan solamente con mujeres de escasos recursos que deben acudir a la salud pública'.

Augsburger recuerda que 'el aborto inducido, en forma clandestina y en condiciones inseguras, es la causa de una de cada tres muertes maternas y de aproximadamente 80 mil hospitalizaciones por año'.

Con relación al tratamiento de este tema en la Cámara baja, la diputada socialista advirtió que 'el Congreso Nacional tiene la obligación de permitir que se abra el debate. No puede seguir en silencio frente a tanta muerte evitable, frente a la violación de derechos humanos elementales'.

A este respecto, recordó, 'hemos presentado una iniciativa para conformar una comisión tripartita entre la sociedad civil, las y los legisladoras y el gobierno nacional para que elabore un proyecto de ley que modifique positivamente el código penal vigente'.

Por otro lado, la psicoanalista Leticia Cohen explicó que 'una adolescente de 14 años está atravesando una etapa evolutiva de por sí compleja y definitoria en su estructuración psíquica. Si a esto le sumamos vivencias traumáticas del orden del abuso sexual con consecuencias como embarazo, acciones legales y posterior aborto; su proceso madurativo puede verse afectado seriamente produciendo deformaciones en la conformación de su personalidad y secuelas correspondientes a los hechos traumáticos vividos'.

Cohen especificó que 'también es significativo si las vivencias traumáticas fueron únicas o repetitivas en el tiempo. De todos modos dejan sus huellas y dependerá la gravedad de las secuelas de numerosos factores personales, del entorno y del tipo de agresión sufrida, entre otros'.

Además, 'los síntomas que se presentan, en general, abarcan lo somático, lo emocional, lo mental, lo relacional', resumió Cohen.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2520 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas

Otros artículos sobre el tema El derecho al aborto en Venezuela

Pulse aquí para leer ver todas las noticias y artículos sobre El derecho al aborto en Venezuela